Compartir
Publicidad

Tarta de queso sin horno. Receta

Tarta de queso sin horno. Receta
Guardar
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De entre todas las tartas de queso que hemos compartido con vosotros en Directo al Paladar, quizás esta sea la más rápida y fácil de preparar. La receta de tarta de queso sin horno es una de esas maravillas que hay que guardar como oro en paño, no solo por lo que acabamos de mencionar, sino también porque le encanta a los niños ya que es dulce y fresquita.

No es mi caso, pero sirva de referencia a los que tengan niños pequeños en casa, es una receta estupenda para que preparen ellos con una pequeña ayuda por nuestra parte. Se entretendrán, se divertirán y se sentirán como grandes chefs. ¿Por qué no animarse a preparar esta tarta de queso sin horno en uno de nuestros momentos libres?

Ingredientes para un molde de 12 cm de diámetro

  • 50 g de galletas (básicas), 20 g de mantequilla, 135 g de queso crema, 100 g de leche, 12 g de cuajada en polvo (1 sobre) y 40 g de azúcar glas.

Cómo hacer tarta de queso sin horno

Comenzamos por la base de galleta y, para ello, machacamos las galletas y las mezclamos bien con la mantequilla, que habremos fundido previamente, hasta obtener una masa homogénea. Las galletas las podemos machacar manualmente en un mortero, en un molinillo eléctrico o dentro de una bolsa y aplastándola con un rodillo.

Cubrimos la base de nuestro molde con la mezcla de la galleta y la mantequilla, asegurándonos de apretar bien para que quede condensada bien distribuida por la base. Dejamos enfriar mientras preparamos el relleno. Podemos introducirla en la nevera o en el congelador para que tome cuerpo y endurezca un poco.

Mezclamos la cuajada en polvo con el azúcar glas y le añadimos 80 g de leche. Removemos hasta disolver. Calentamos los 20 g de leche restantes junto con el queso crema y cuando comience a hervir, incorporamos la mezcla anterior. Removemos al tiempo que toma temperatura y retiramos del fuego cuando alcance de nuevo el hervor.

Rellenamos el molde con la mezcla y dejamos atemperar antes de introducir en la nevera donde esperaremos a que solidifique durante, al menos, un par de horas antes de desmoldar y decorar con fruta, mermelada o lo que más nos guste o tengamos a mano. Servimos fría de la nevera.

Paso A Paso Tarta De Queso Sin Horno

Tiempo de elaboración | 15 minutos + 2 horas de cuajado
Dificultad | Fácil

Degustación

Los amantes de las cheesecake opinarán que no hay "mejor momento" para degustar esta tarta de queso sin horno pues todo el día vale. Sin embargo, si tenemos que elegir uno, nos quedamos con el momento postre. Rematar una comida con este dulce tan suave y aterciopelado es una buena decisión, sobre todo si lo acompañamos de frutos rojos. ¡Qué bien se complementan!

En Directo al Paladar | Crema de cheesecake de yogur y moras. Receta de postre fácil y rápida
En Directo al Paladar | Cheesecake de Nutella sin horno. La increíble receta de Nigella Lawson

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio