Compartir
Publicidad

Torrijas de croissant caramelizadas con fruta: receta para un capricho de desayuno o merienda

Torrijas de croissant caramelizadas con fruta: receta para un capricho de desayuno o merienda
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El debate sobre qué pan es mejor para preparar torrijas suele volver cada año por Semana Santa, pero es una pena limitarlas solo a esa época del año. Fuera de "temporada" podemos inspirarnos en las tostadas francesas, pues las masas de bollería estilo brioche absorben mejor los líquidos y son más tiernas. Pero en realidad podemos usar casi lo que se nos ocurra, como en estas torrijas de croissant caramelizadas con fruta.

La idea no es muy rompedora porque es habitual ver cómo en otros países usan croissants que se han quedado secos para hacer lo que llaman french toast, primas de las torrijas. He mezclado un poco ambas técnicas ya que creo que el croissant aguanta mejor si se baña en una combinación de huevo y lácteos juntos, pero las frío en aceite de oliva. El croissant ya es bastante goloso, así que no hace falta demasiado azúcar, pero un toque caramelizado es el complemento perfecto, y la fruta refresca el conjunto.

Ingredientes

Para 1 personas
  • Croissant del día anterior 1
  • Huevo 1
  • Nata líquida para cocinar o leche, en su defecto 60 ml
  • Leche 200 ml
  • Azúcar vainillado 8 g
  • Sal una pizca
  • Canela molida una pizca
  • Aceite de oliva
  • Mantequilla sin sal (una cucharadita) 5 ml
  • Azúcar para caramelizar
  • Fresa
  • Plátano
  • Miel (opcional)

Cómo hacer torrijas de croissant caramelizadas con fruta

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 20 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 10 m

Cortar por la mitad el croissant con mucho cuidado, usando un buen cuchillo de sierra de panadería. Sacudir el exceso de migas que pueda soltar. En un plato hondo o en una fuente, batir el huevo con la nata, la leche, el azúcar vainillado, la sal y la canela. Calentar un poco en el microondas si estuviera muy fría la mezcla. Sumergir el croissant y dejar que se empape bien por ambos lados unos minutos.

Calentar un fondo de aceite en una sartén mediana. Escurrir con suavidad las dos mitades de croissant y freír por ambos lados hasta que estén doradas al gusto. Dejar sobre papel de cocina para que absorba el exceso de aceite y pintar con la mantequilla por fuera, dejando que se derrita con su próprio calor.

Añadir azúcar en las mitades internas y caramelizar con un soplete, con el gratinador del horno o a la plancha. Servir con las fresas y el plátano cortados en rodajas finas y añadir miel al gusto antes de servir.

Torrija de Croissant. Pasos

Con qué acompañar las torrijas de croissant

Estas torrijas de croissant caramelizadas con fruta son perfectas para un desayuno tranquilo de fin de semana, acompañando el café, una taza de chocolate o un vaso de zumo. Podemos también convertirlo en un postre muy goloso añadiendo una bola de helado o nata montada casera.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio