Compartir
Publicidad

Patatas Hasselback gratinadas. Receta

Patatas Hasselback gratinadas. Receta
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En cuestión de recetas soy de capricho rápido, cuando veo algo que me llena los ojos, no espero mucho tiempo para cocinarlo, si tengo los ingredientes a mano no merece la pena esperar, total tengo que cocinar todos los días para dar de comer a mi familia. Así que cuando esta misma mañana he visto la receta de estas patatas Hasselback gratinadas, en el blog Tasty Kitchen, no me lo he pensado dos veces, he puesto a precalentar el horno rápidamente.

Aunque debo confesar que he sustituido la mantequilla por aceite de oliva y el motivo ha sido solo y exclusivamente por purita pereza, no me apetecía nada salir a comprar una barra de mantequilla. Y aunque el sabor cambia de utilizar mantequilla a utilizar aceite, no es mejor ni peor, simplemente distinto.

Ingredientes

4 patatas medianas, 1 cuña de queso Parmigiano-Reggiano, aceite de oliva, 150 gramos de queso rallado para gratinar, 150 ml de nata, sal y pimienta.

Cómo preparar patatas Hasselback gratinadas

Primero limpiamos y cepillamos muy bien la piel de las patatas. Luego con un cuchillo hacemos cortes, nos aseguraremos de que cortar hasta el fondo, las patatas nos debe quedar entera pero abierta por la parte de arriba.

Luego cortamos en rodajas finitas el bloque de queso Parmigiano-Reggiano.

Vamos abriendo cada una de las grietas de las patatas para ir metiendo las laminitas de queso parmesano. Salpimentamos y regamos con aceite de oliva, esto último lo haremos despacito y con especial cuidado para que el aceite entre las grietas abiertas.

Patatas Hasselback gratinadas. Receta

Introducimos en el horno precalentado a 200º C y dejamos que se cuezan, dependiendo del tamaño de la patata, durante 45 o 60 minutos.

Pasado este tiempo lo retiramos un momento del horno para regalarlas con un poco de nata y espolvorearlas con el queso rallado para gratinar. Volvemos a introducir en el horno durante unos 10 o 15 minutos aproximadamente, pero esta vez con el gratinador de nuestro horno encendido.

Tiempo de elaboración | 90 minutos
Dificultad | Baja

Degustación

Serviremos las patatas Hasselback gratinas recién sacadas del horno.

Podemos darle un toque más de sabor y de color, si sobre cada una de las patatas ponemos una cucharada de queso crema mezclado con unas gotas de zumo de limón, una pizca de ajo molido y unos trocitos pequeños de cebollino.

En Directo al Paladar | Patatas Hasselback. Receta
En Directo al Paladar | Sopa de patatas al horno. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos