Compartir
Publicidad

48 horas para Navidad: preparativos de última hora para que todo quede perfecto

48 horas para Navidad: preparativos de última hora para que todo quede perfecto
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como todo chef sabe, la planificación es decisiva en cocina. Por mucha mano que tengas, si no tienes todo listo para meterte en harina es muy difícil presentar una comida exitosa. Y en Navidad, cuando hay que cocinar para muchas personas, adelantar el máximo posible de tareas es imprescindible.

A principios de mes os explicábamos qué tareas se podían realizar con 20 días de antelación para tener todo listo para las cenas y comidas de Navidad, y ahora es el turno de repasar qué podemos hacer entre hoy y mañana para que en Nochebuena todo este listo y no tengas que ir corriendo.

1. Repasa el menú

Lo primero que debes hacer ahora que se acerca peligrosamente la Navidad es asegurarte de que tienes todo planificado. Repasa el menú, comprueba qué quieres ofrecer, incluidas las bebidas, y que no te falta ningún elemento accesorio –como servilletas o cubiertos–. Haz una lista de todo lo que necesites. Y, ahora, a la calle.

2. Haz las últimas compras

Ten en cuenta que la mayoría de los comercios abren todo el fin de semana, por lo que puedes adquirir todo lo que necesitas con antelación y librarte de hacer compras la mañana de Nochebuena, cuando los mercados están a rebosar.

No hay ningún producto fresco que no aguante en perfectas condiciones 48 horas en la nevera. Solo hay una excepción: el pan, que si es mejor comprar en el día. Este puedes ya encargarlo, para no llevarte sorpresas de última hora y acabar comprando pan congelado de gasolinera.

Vajilla

3. Pasa revista a la vajilla

En Navidad solemos sacar a relucir la vajilla, la cristalería, la cubertería y la mantelería que guardamos para ocasiones especiales. Lo más probable es que no la hayas tocado desde el año pasado, por lo que es mejor que pases revista con antelación, comprobando que hay piezas para todos los comensales y repasando bien para comprobar que está todo limpio.

4. Descongela la comida que necesites

En artículos anteriores os animábamos a comprar comida con antelación y congelarla, para ahorrar en productos cuyo precio se eleva ante la cercanía de Navidad. Ahora ha llegado el momento de descongelarla como es debido, y para ello debes meter ya todo lo que necesites en la nevera, para que se atempere de manera gradual.

Como tarde debes sacar la comida del congelador un día antes, pero todo aguantará bien en la nevera dos o tres días, por lo que puedes acometer ya mismo la tarea.

Codina Navidad

5. Realiza los marinados y rellenos

Algunos platos necesitan marinados que se deben realizar con antelación para disfrutarlos como es debido: hablamos, claro, de escabeches de todo tipo, el salmón marinado, que necesita como mínimo 24 horas; o los rellenos de la pularda o el pollo, que deben realizarse también como mínimo con un día de antelación (pero quedan perfectos con dos).

6. Cocina platos que mejoren con el reposo

Al margen de marinados, adobos o escabeches, muchos platos pueden prepararse con uno o dos días de antelación sin perder ninguna de sus cualidades o, incluso, ganando en sabor. Ya puedes asar pimientos, pelarlos, y guardarlos en la nevera; puedes también preparar la ensaladilla rusa, el relleno de las empanadas o dejar unas croquetas listas para freír.

Mención aparte merecen los platos de cuchara, que en su mayor parte se pueden recalentar a la perfección y realizarse con uno o dos días de antelación. También se pueden cocinar ya tarrinas, pates o pasteles salados.

Caldos

7. Prepara los postres que necesitan frío

Hay platos para los que podemos adelantar trabajo y otros que son imprescindibles preparar con al menos un día de antelación. Es el caso de los postres que requieran frío para cuajar: panna cottas, tartas frías, mousses, etc. Todo esto se debe hacer ya.

8. Enfría o atemperar las bebidas

Típico error común de Nochebuena: llegan los invitados y la cerveza no está lo suficientemente fría. Probablemente la nevera estará a rebosar, pero trata de enfriar con antelación las bebidas que no se pueden servir con hielo, como la cerveza o el vino blanco. Con este frío puedes incluso enfriar algunas bebidas en el balcón, pero tienes que acordarte de prepararlo todo.

En el caso del vino tinto lo mejor es servirlo a temperatura ambiente, pero mejor si lo dejas en alguna parte de la casa en la que no haga mucho calor: el mismo comedor suele ser un buen sitio, y así tendrás ya todo listo.

Turrones

9. Prepara las bandejas de dulces

Las bandejas repletas de dulces navideños son habituales en todas las casas españolas, y su preparación también se puede hacer con mucha antelación. El turrón se puede cortar y emplatar perfectamente y basta cubrir las bandejas con papel film para que no se estropeen.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio