Publicidad

Cómo cocinar la pechuga de pollo para que quede sabrosa y jugosa (y 11 recetas para disfrutarla al máximo)

Cómo cocinar la pechuga de pollo para que quede sabrosa y jugosa (y 11 recetas para disfrutarla al máximo)
Sin comentarios

Las pechugas de pollo son cómodas de preparar, económicas, versátiles y bajas en contenido graso. Son muy populares entre quienes buscan comer ligero o están a dieta, pero la (casi) ausencia de grasa las hace sosas y secas. Afortunadamente esto último se puede arreglar, pues hay maneras de cocinar la pechuga de pollo para que quede sabrosa y jugosa.

Lo primero a tener en cuenta es la elección y preparación de la pieza. Como siempre recomendamos, lo ideal es decantarse por pechugas frescas, de buena calidad y, a ser posible, de pollo de corral. Lo podemos hacer nosotros o pedir al pollero que las deshuese, retire la piel y corte por la mitad. Antes de cocinar, dejamos atemperar 40-45 minutos fuera de la nevera.

Una de nuestras técnicas preferidas a la hora de lograr que las pechugas de pollo queden jugosas es preparar una salmuera rápida con un litro de agua y 75 gramos de sal. Las pechugas se sumergen en la salmuera durante 30 minutos, tiempo suficiente para que se hidraten y condimenten al mismo tiempo. Después aportamos todo el sabor que queramos usando las hierbas y especias que más nos gusten: pimentón, ajo en polvo, orégano, mostaza, etc. Terminamos las pechugas en el horno.

Otra opción es confitar la pechuga de pollo a 65 ºC durante 40 minutos. Lo recomendable es utilizar aceite de oliva virgen extra, que le aportará mucho sabor, y añadir unos granos de pimienta negra, una hoja de laurel, una rama de romero u otras hierbas. El aceite se puede reutilizar para confitar de nuevo. Aunque es opcional, para aportar un toque extra de sabor, la pechuga se puede marcar en una plancha caliente antes de laminar y servir.

Pechuga de pollo al horno súper jugosa Pechuga de pollo al horno súper jugosa, remojada previamente en salmuera

Este toque de plancha que tan bien sienta a las pechugas de pollo aporta un extra de grasa, textura y un punto de caramelización delicioso. Es clave tomarlo con calma para conseguir que queden sabrosas, así que adiós a las prisas. Un truco para potenciar todo lo anterior es rebozar ligeramente la pechuga de pollo en parmesano rallado. En contacto con la plancha, el queso se funde y queda crujiente, formando una capa sabrosa que mantiene la jugosidad del pollo en su interior.

También se pueden cocer en agua con sal y glasear con una mezcla de salsa de soja, miel y limón. Las pechugas de pollo quedan jugosas y absorben el sabor estos ingredientes, sin necesidad de añadir una sola gota de aceite. Acompañada de arroz blanco se consigue un plato único muy completo y fácil de preparar. Otras opciones son verduras a la plancha, ensalada o, incluso, un puré de patatas cremoso.

pechugas-pollo-picantes-al-limon Pechugas de pollo picantes al limón

Marinar es una de las técnicas de cocina más útiles para realzar el sabor de los alimentos y cambiar su textura. Una marinada básica se prepara mezclando sal, aceite, un líquido ácido, hierbas y especias. Con ella se embadurna el pollo y solo queda esperar a que se produzca la magia. La marinada ablanda la textura de las pechugas y mejorar su sabor. No hace falta liarse con una compleja mezcla de hierbas y especias: ajo, limón, sal, aceite y perejil son suficientes para multiplicar por 10 el sabor y la jugosidad de una pechuga de pollo.

Por último, cuando no hay tiempo para marinar o no se quiere esperar por cualquier otra razón, la pechuga de pollo se puede cocinar primero a fuego alegre en una sartén. Basta con marcar por ambos lados y añadir después agua, tapar la sartén y terminar la cocción creando humedad en el interior. El aporte de sabor llega al final, cuando la carne es marina con una salsa, como la que hemos usado en esta nuestra receta de pechugas de pollo picantes al limón, al retirar del fuego.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Once recetas con pechuga de pollo que quedan jugosas y sabrosas

Pechugas de pollo glaseadas con salsa teriyaki y piña Pechugas de pollo glaseadas con salsa teriyaki y piña

En Directo al paladar | Jamoncitos de pollo: tres ideas rápidas y fáciles para solucionar la comida en un santiamén (con vídeo incluido)
En Directo al paladar | 23 guisos de pollo reconfortantes que te vendrán bien para combatir el frío

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios