Esta es la mejor forma de cocinar el beicon para que quede súper crujiente

Esta es la mejor forma de cocinar el beicon para que quede súper crujiente
1 comentario
25 votos

El bacon es un producto habitual de desayunos anglosajones, especialmente estadounidenses, acompañando huevos, tortitas, gofres o un simple café. A menudo hemos visto a los personajes de cine y series salir con prisas llevándoselo para tomarlo sobre la marcha como el que se come unas galletas, y es que allí triunfa en su forma más crujiente y versátil.

Aunque no sea uno de nuestros desayunos predilectos, la técnica para cocinar beicon muy crujiente es muy práctica para preparar grandes cantidades de una sentada con el mínimo esfuerzo, disponienso así de reservas que podemos aprovechar en multitud de platos. Si bien está mucho más rico recién hecho, una vez cocinado se puede conservar varios días en la nevera, siendo un aderezo muy sabroso para alegrar desde cremas y sopas hasta ensaladas o guisos.

Cómo cocinar beicon: el método tradicional

El beicon crudo, o panceta ahumada, hay que cocinarlo antes de consumirlo, y su forma tradicional y más obvia es simplemente usando la sartén o plancha, antiadherente o de hierro de fundido. Puesto que es ya un producto muy graso no hace falta agregar aceite ni mantequilla a la misma, ya que el calor libera sus propias grasas a medida que se cocina.

Bacon2

No hace falta ni precalentar la sartén, y de hecho es mejor disponer las lonchas directamente en su superficie fría, dejando que el progresivo aumento de temperatura comience a liberar la grasa. Se recomienda usar un fuego a potencia media, volteando las piezas hasta que estén con el punto deseado.

Pero los amantes del beicon muy crujiente disfrutarán más con los resultados que se obtienen al horno, permitiéndonos preparar varios paquetes al mismo tiempo. Una sartén, por muy grande que sea, no nos ofrece demasiada superficie de cocinado.

La mejor manera de cocinar beicon crujiente

Nuestro venerado gurú culinario J. Kenji López puso en práctica un pormenorizado análisis de métodos para cocinar el beicon "para una multitud", y concluyó que la solución más fácil es la mejor. Estamos de enhorabuena, no hay que complicarse esta vez para lograr los resultados soñados.

Recomendamos aprovechar que encendemos el horno para cocinar otros platos, como unas verduras asadas, frutos secos tostados, o si tenemos pensado hornear algún dulce o pan, encadenar preparaciones.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Bacon (la cantidad que sea) 200 g

Cómo hacer beicon crujiente al horno

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 25 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 20 m

No hace falta ni esperar a precalentar el horno, pero podemos ir encendiéndolo ya, a 200ºC con o sin aire. Si ponemos el ventilador, tardarán menos pero hay que vigilarlos más. En el caso de que nuestro horno sea muy potente, puede ser recomendable bajar la temperatura a 180ºC, y si le falta algo de fuerza, subirla a 220ºC.

Beicon Pasos

Cubrir con papel antiadherente de hornear o de aluminio una o dos bandejas o fuentes refractarias, mejor si no son profundas y tienen bordes resaltados. Disponer las lonchas de bacon, tantas como quedan sin solaparse unas encima de otras.

Hornear hasta que el beicon esté al punto deseado de tostado, vigilándolo a partir de los 15 minutos. Dejar escurrir sobre papel de cocina salvar la grasa de la bandeja para guardarla en un tarro hermético; añadirá mucho sabor a guisos, potajes, aliños y salsas.

25 votos

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Con qué acompañar el beicon crujiente

Una vez escurrido de la grasa, el beicon crujiente se puede tomar como un snack proteico -y muy graso- directamente con las manos, al estilo estadounidense, aunque en nuestro caso preferimos usarlo para enriquecer otros platos. Es perfecto para complementar ensaladas como la Cobb de pollo, y también cualquier variante de la César o una ensalada Louisiana. Cuando se enfría, y si no lo hemos tostado en exceso, queda ligeramente flexible y dará mucha potencia al relleno de hamburguesas, sándwiches y bocadillos, y picado o troceado es perfecto para coronar cualquier crema de verduras, pasta o un plato cremoso de legumbres.

Bacon1

Si lo molemos o machacamos con el mortero, ajustando la textura, tendremos un aderezo de sabor intenso ideal para enriquecer caldos, sopas, aliños, marinadas de carne, una mayonesa o cualquier salsa. También podemos atrevernos con el mundo dulce, algo muy común en Estados Unidos. El beicon crea maridajes sorprendentes con postres de chocolate, tartas de queso o coberturas de crema de mantequilla.

En Directo al Paladar | Probamos el nuevo beicon vegano que presume de ser el más crujiente del mercado (y chisporrotea al cocinarlo)
En Directo al Paladar | Nuestras mejores 21 recetas con bacon (para disfrutar utilizando este ingrediente)

Temas
Inicio