Avellana: propiedades, usos en cocina y 15 recetas para sacarle todo el partido

Avellana: propiedades, usos en cocina y 15 recetas para sacarle todo el partido
Sin comentarios
1 votos

A pesar de ser uno de los frutos secos más antiguos, es probable que lo único que te viene a la cabeza cuando piensas en la avellana sea esa crema en la que nuestra protagonista se acompaña de leche, cacao y azúcar. O, tal vez, ese bombón de chocolate que nunca falta en Navidad y que en su interior contiene este alimento tan apreciado en la repostería. Aunque, si eres italiano, seguramente estés salivando al recordar lo rica que está la gianduja. Pero no nos desviemos, que antes de meternos con las recetas, vamos a descubrir otras muchas cosas acerca de la avellana.

Por ejemplo, de dónde es originario el avellano, que es el árbol que nos obsequia con este fruto. O cuáles son los beneficios para nuestra salud si al consumir avellanas. O cómo podemos sacarle el máximo provecho en la cocina. Sobre todo esto, y mucho más, vas a poder leer largo y tendido a continuación.

El tesoro con casco de Avella

Como comentábamos hace nada, la avellana es el fruto del avellano, que es un árbol no demasiado alto que, a pesar de ello, proyecta buena sombra gracias a su densa copa. Es originario de Asia y Europa, su nombre científico es Corylus avellana, lo que adquiere todo el sentido cuando uno sabe que la palabra griega “corylus” significa “casco”, ya que nos indica que el fruto está protegido por una cáscara redonda.

La palabra avellana, por su parte, proviene de la ciudad italiana de Avella, donde esta especie es muy frecuente. Hoy en día se cultiva en países como China, Italia, España, Argentina, Austria o Chile. Y aunque generalmente se diga que es un fruto seco, técnicamente es una semilla. Concretamente una de las más nutritivas que existen en la naturaleza.

Detalle Avellana

Cabe señalar que del avellano se aprovecha prácticamente todo. Con sus cáscaras se hace desde combustible hasta material de artesanía, mientras que las hojas son usadas habitualmente como alimento para ganado. Y el resto, ya lo sabes, son esas ricas semillas, que tan buenas migas hacen con el chocolate, de las que te hemos venido a hablar hoy.

Un seguro para el sistema cardiovascular

La avellana es muy interesante a nivel nutricional porque contiene grasas no saturadas, carbohidratos, calcio, fósforo y magnesio. Esto la convierte en un alimento muy recomendable para deportistas (dan energía al cuerpo) y personas con colesterol.

Que Es La Avellana

Además, cuentan con grandes cantidades de vitamina E, C y K, compuestos que se preocupan por mantener a raya el sistema cardiovascular e inmunológico y por prevenir el envejecimiento. También son ricas en nutrientes del complejo B, que preservan las funciones visuales y de agudeza mental.

Destacar también que las avellanas tienen abundante ácido oleico y linoleico, grasas saludables que –en su justa medida- pueden ayudar a reducir los niveles de colesterol LDL, es decir el malo. En resumen, las avellanas son muy buenas aliadas frente a la diabetes y las enfermedades coronarias.

Aprende a usarla con estas 15 recetas

Básicamente, hay tres formas de trabajar con la avellana en la cocina: en crudo, tostada o cocinada. Y este es uno de los motivos principales por el que es tan apreciada en el mundo de la repostería. Muy pronto vas a saber por qué.

Es la reina de los postres, por eso es fácil encontrarla entre las primeras posiciones de la lista de ingredientes en recetas de turrones, helados, pasteles, bizcochos o mazapanes. No obstante, gracias a su delicado sabor y crujiente textura, también es un complemento perfecto para ensaladas con un toque amargo, que es lo que suelen aportar los berros, las endibias o la rúcula, además de los quesos intensos. En estos casos se recomienda incorporarla ligeramente tostada, para así potenciar su sabor aún más.

¿Te has quedado con ganas de más? Pues ahí va una receta de praliné que va a conseguir que ya no eches de menos esos bombones rellenos de praliné que son los primeros que se acaban de la caja que nunca falta en casa en Navidades.

Praliné de avellanas casero

Praline Avellanas

Ingredientes

Para 6 personas
  • Avellanas 120 g
  • Azúcar 90 g
  • Agua 30 g

Cómo hacer Praliné de avellanas casero

Dificultad: Media
  • Tiempo total 40 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 30 m

Asar las avellanas a 160 ° C durante aproximadamente 12-15 minutos y las pieles se despeguen. Frotamos las avellanas en un paño para quitarle las pieles y mantenerlas calientes. Colocamos el agua en una olla de fondo grueso y luego añadimos el azúcar. Cocemos el agua y el azúcar juntos a 118°. Podemos remover la mezcla hasta que empiece a hervir. Apagamos el fuego tan pronto como el jarabe alcance 118°.

Agregamos las avellanas al jarabe de azúcar. Apagamos el fuego y las revolvemos despacio con el azúcar, girando la olla al mismo tiempo. Intentaremos que no se haga un bloque, sino que cada avellana se recubra de azúcar. Una vez que todas las avellanas estén cubiertas con una capa de azúcar, volveremos a encender el fuego.

Seguimos revolviendo las avellanas a fuego lento muy suavemente, girando la olla para que todos los ingredientes se muevan. A medida que el azúcar comienza a derretirse, las avellanas comenzarán a colorearse. El azúcar se volverá a fundir y luego se caramelizará, cubriendo las avellanas.

Vertemos la mezcla en una bandeja forrada con una lámina de silicona o papel de hornear. Dejamos enfriar a temperatura ambiente. Una vez frío, rompemos el bloque de avellanas y caramelo y lo trituramos en un robot o un molinillo. Continuamos moliendo la mezcla hasta que logre una pasta. Si vemos que queda muy seca, podemos ayudarnos añadiendo una o dos cucharaditas de un aceite neutro, tipo girasol, sésamo o nuez. Una vez que la pasta esté finamente molida, colocamos la pasta de praliné en un recipiente hermético. Si se almacena durante un período prolongado, el aceite puede separarse de los sólidos, así que removeremos bien antes de usarlo.

Receta completa | Praliné de avellanas casero

1 votos

Más recetas con avellana que no te puedes perder

Como no solo de pralinés vive el hombre, aunque a más de uno ya le gustaría, hemos seleccionado para ti otras recetas con la avellana como protagonista. ¡Las hay para todos los gustos y para cualquier momento del día!

Pastel Choco Avellana

En DAP | Cómo tostar y pelar avellanas fácilmente y de forma rápida en casa

En DAP | 49 recetas de postres, galletas, tartas y bizcochos con frutos secos

Temas
Inicio