Publicidad

Estas empanadas de carne apuntan a convertirse en tu nueva receta favorita

Estas empanadas de carne apuntan a convertirse en tu nueva receta favorita
Sin comentarios

A todos nos gusta probar platos nuevos para innovar en la cocina, pero en el día a día necesitamos recetas infalibles en las que poder confiar. Estas empanadas de carne están destinadas a quedarse para siempre en tu recetario particular, ya que lo tienen todo para triunfar siempre: son rápidas, sencillas, versátiles y sabrosísimas.

Merece la pena disponer siempre de un paquete de obleas Buitoni en la nevera para solucionar una comida o cena rápida, o para montar en un momento un aperitivo improvisado. No se rompen ni se pegan, y son muy fáciles de doblar y cerrar. Además, puedes rellenarlas de mil formas diferentes, pero hoy te proponemos un clásico que nunca falla, las siempre apetecibles empanadas de carne. Cocinadas al horno te ahorras el engorro de freír, son mucho más ligeras y saludables, y siempre quedan crujientes.

Receta infalible de empanadas de carne

Seguro que tienes recuerdos familiares de las ricas empanadas que preparaba tu madre o tu abuela, pues son un plato de lo más hogareño que gusta a grandes y pequeños. Pero también en otras culturas gastronómicas encontramos muchas versiones, siendo las de carne las más populares y extendidas.

En Argentina, donde se rinde auténtico culto a la buena carne de ternera, también reinan las empanadas y empanadillas. Te proponemos enriquecer tu recetario con nuestra sencilla versión para que puedas disfrutarlas fácilmente en casa siempre que te apetezca. Prueba a darles tu toque personal y serán tu as en la manga favorito para solucionarte comidas y cenas todo el año.

Receta infalible de empanadas de carne

Tiempo de preparación

30 minutos

Tiempo de horneado

12-15 minutos

Dificultad

Fácil

Ingredientes para 16 unidades

  • 1 paquete de obleas grandes Buitoni
  • 300 g de carne picada de ternera (preferiblemente de lomo)
  • 200 g de cebolla blanca o roja
  • 120 g de pimiento rojo o verde (o mezcla de ambos)
  • 2 huevos duros
  • 50 g de aceitunas verdes sin hueso tipo manzanilla
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharaditas de pimentón dulce
  • 1/2 cucharadita de ají molido o pimentón picante
  • 1/2 cucharadita de orégano seco o unas hojitas de orégano fresco
  • Pimienta negra molida al gusto
  • Sal al gusto
  • 1 huevo batido

Cómo hacer las empanadas de carne

Preparamos los ingredientes

Lo primero es preparar todos los ingredientes. Podemos hacer el relleno por la mañana o la noche antes, así se impregnará aún más de sabor.

Dejamos que la carne se atempere un poco fuera de la nevera. Podemos pedirla ya picada en la carnicería, o picarla en casa a cuchillo o con un robot de cocina.

Picamos la cebolla pelada muy fina. Lavamos el pimiento, que podemos usar rojo, verde o una combinación de ambos, y retiramos el extremo superior. Picamos en piezas pequeñas desechando las semillas y los filamentos.

Escurrimos las aceitunas y pelamos los huevos cocidos. Picamos ambos ingredientes y los reservamos juntos.

Elaboramos el relleno

Calentamos un par de cucharadas de aceite en una sartén amplia y pochamos la cebolla a fuego medio. Cuando se transparente un poco, añadimos el pimiento y sofreímos unos minutos.

Incorporamos la carne, salpimentamos y rehogamos sin dejar de remover hasta que coja buen color. Echamos entonces la mezcla de huevo y aceituna, removiendo el conjunto unos instantes para incorporar. Retiramos a un recipiente limpio, tapamos con un trapo limpio o film de plástico y dejamos reposar, como mínimo, media hora.

Rellenamos las empanadas y horneamos

Rellenamos las empanadas y horneamos

Si vamos a hornear ya las empanadas, vamos precalentando el horno a 200º C. En caso de dejar reposar el relleno más tiempo, lo llevamos a la nevera cuando se haya enfriado. Dejaremos que se atempere a temperatura ambiente mientras se precalienta el horno cuando queramos prepararlas.

Repartimos el relleno ya listo en las obleas Buitoni, depositando una cucharada generosa en el centro de cada unidad. Pintamos el borde con huevo batido o agua y las cerramos doblándolas sobre sí mismas.

Apretamos bien los bordes, trenzándolos o presionando con un tenedor, y las colocamos en una bandeja de hornear con papel antiadherente. Las pintamos con huevo batido y horneamos durante unos 12-15 minutos, o hasta que estén doradas.

Trucos y consejos para conseguir las empanadas perfectas

Las obleas Buitoni nos garantizan siempre un acabado perfecto, con el exterior crujiente y conservando el relleno muy jugoso. Por eso, podemos cocinarlas al horno con la confianza de que quedarán tan sabrosas como fritas, pero mucho más ligeras. Solo hay que acordarse de precalentar el horno correctamente, para que el horneado sea uniforme y queden perfectamente doradas.

Trucos y consejos para conseguir las empanadas perfectas

Podemos ser generosos en la cantidad de relleno a repartir en cada oblea, pues la masa es muy resistente y fácil de manipular, no se rompe ni se pega. Lo único que hay que tener en cuenta es que se tiene que poder doblar para encajar perfectamente cada extremo. Si humedeces todo el borde con huevo batido será mucho más fácil, y conseguirás sellar las juntas mejor al apretar con un tenedor, o puedes hacer repulgues doblándolas con las manos. ¡Saca al artista que llevas dentro!

Queremos un relleno jugoso pero que no sea muy líquido, por eso puedes añadir unas cucharadas de tomate frito a la mezcla de carne y verduras. Esta salsa no resulta tan acuosa como el tomate natural, y añade muchísimo sabor, ayudando a ligar los ingredientes. Además, a los niños les encanta.

Otras ideas para rellenar tus empanadas

Una de las ventajas de esta receta de empanadas de carne es que puedes personalizarla a tu gusto y hacer variaciones sobre la marcha siempre que te apetezca. Prueba a utilizar otra carne picada, por ejemplo de ave, o combinando la ternera con parte de cerdo, incluso puedes hacer una versión vegetariana con soja texturizada fina o usando lentejas cocidas.

Si mezclas el relleno con algunos frutos secos conseguirás un toque delicioso de sabor y textura, por ejemplo con almendras y uvas pasas, o piñones y dátiles picados sin hueso. Prueba también a darle mucho más sabor añadiendo un poco de jamón serrano, chorizo o panceta ahumada en taquitos.

Con qué acompañar las empanadas de carne caseras

Muy nutritivas y completas, las empanadas de carne pueden formar parte de cualquier menú que te propongas. Acompañadas de una buena ensalada verde, de pasta o de patata, son perfectas para la cena, o con un gazpacho fresquito en noches más calurosas. Puedes también servirlas como primer plato o aperitivo en la comida del medio día, por ejemplo antes de un pescado al horno (y así aprovechas que tienes el electrodoméstico encendido).

Las empanadas de carne están ricas tanto calientes, recién hechas, como servidas a temperatura ambiente, por lo que puedes prepararlas para un pícnic o comida en la terraza. Son perfectas para un brunch de domingo o una merienda-cena, por ejemplo acompañadas de guacamole y nachos, una selección de hummus y crudités de verduras, y una buena macedonia de frutas con helado de postre.

Si quieres descubrir más recetas y trucos para cocinar con masa de hojaldre, empanada, brisa u obleas, te lo contamos todo en el Espacio Triunfa con Buitoni.

Consejo ofrecido por la marca

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios