Compartir
Publicidad

Para ti, ¡una leche frita!

Para ti, ¡una leche frita!
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

El sabor de la leche frita es único. Para los amantes de los dulces degustar este manjar es reencontrarse con el pasado.

Los ingredientes 3 huevos, 100 gramos de harina, 100 gramos de mantequilla, 85 gramos de azúcar, 1 vaso y medio de leche, 3 cucharadas de azúcar glas, una pizca de sal, 1 taza de aceite de oliva, 1 taza de pan rallado y 1 cucharada de piel de limón rallada.

La preparación Separa claras y yemas de los huevos. Derrite la mantequilla en una cazo y agrega la harina, mézclalo bien. Añade el azúcar, la piel rallada del limón y la leche. Ya puedes cocerlo, pero a fuego lento y remuévelo constantemente hasta que obtengas una crema fina. Retírala del fuego y déjala enfriar.

Añádele las yemas de los huevos y mézclalo bien. Vierte la mezcla en una fuente que previamente has untado con una cucharada de aceite. Nivelas la superficie y tapas la fuente con film transparente, deja enfriar el preparado durante unas 2 horas.

Bate las claras con una pizca de sal hasta que estén espumosas, pero no las montes. Corta la crema en rombos y rebózalos con la mitad del pan rallado. Pásalos otra vez por las claras y también por el pan rallado restante.

Ya puedes freír estos rombos en la sartén con el aceite bien caliente. Los escurres en papel absorbente y espolvoréalos con el azúcar glass.

La degustación Cuando presentemos este postre en la mesa no habrá nadie que se resista a tan rica leche frita, y seguramente una vez acabados nos preguntarán "¿hay más?".

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos