Compartir
Publicidad

13 salsas para pollo relleno

13 salsas para pollo relleno
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La carne de pollo es tan cotidiana que solemos infravalorarla un poco y sin embargo estará presente en muchos de nuestros menús navideños. Con ejemplares de buena calidad y una receta algo especial se convierte en un platazo que no falla, por ejemplo con pollo asado y relleno. Para triunfar de verdad no podemos olvidarnos del acompañamiento, y las salsas juegan un papel crucial.

Una salsera elegante en la mesa es el mejor complemento para un buen pollo relleno. La salsa pone el broche de oro, evita que la carne resulte seca, la complementa y equilibra. Podemos sorprender con propuestas originales o ir a lo seguro con las más tradicionales, y como sobre gustos no hay nada escrito, aquí tenemos 13 ideas diferentes de salsas para acompañar el pollo relleno.

1. Puré de manzana

Salsa de Manzana

Es mi complemento favorito para el pollo al horno. En Suiza es muy habitual acompañar diferentes platos con puré de manzana y con las carnes combina especialmente bien. Una opción es asar varias manzanas junto con el pollo y después triturarlas sin piel con los jugos del asado, pero si la preferís más suave y ligera, esta receta de puré de manzana con romero es ideal.

Solo hay que cocer un kilo de manzanas pelas y descorazonadas con 140 g de azúcar moreno, media cucharadita de romero seco, el zumo de un limón, 25 ml de brandy y tres ramas de romero fresco. Pasada una media hora ya estará hecha compota, y podemos triturarla retirando las ramitas para dejar la textura a nuestro gusto.

2. Salsa multiusos

Salsa Multiusos

Esta magnífica receta de salsa multiusos de mi compañero Pakus es de lo más versátil y merece la pena preparar una buena cantidad para tener sobras en la nevera. Muy buena con carnes y también con verduras y ensaladas.

Se prepara reduciendo primero 100 ml de tomate triturado con tres cucharadas de azúcar moreno y cociendo aparte 100 ml de zumo de naranja con 60 g de salsa de soja y dos cucharadas de miel. Después incorporamos la especie de mermelada rápida de tomate a esta segunda mezcla y cocemos a fuego lento hasta que reduzca.

3. Salsa chimichurri

Salsa Chimichurri

El chimichurri es una salsa típica argentina -también en otros países latinoamericanos- imprescindible para acompañar parrilladas y barbacoas. Hay diferentes versiones y quizá es más conocida cuando predomina el color verde del perejil, pero esta receta de salsa chimichurri os hará la boca agua y queda de miedo con el pollo relleno.

Para prepararla necesitamos triturar o picar muy bien 30 ml de vinagre, 40 ml de zumo de limón, 60 g de cebolla morada, 6 g de pimentón picante, 1 diente de ajo, 3 g de pimienta negra, un poco de laurel molido y sal al gusto. Después añadimos 90 ml de aceite de oliva, 20 g de perejil fresco y unos 5 g de orégano seco, picamos de nuevo y ajustamos el punto de sal.

4. Salsa de boletus a la crema

Salsa Boletus

La combinación de setas con una base láctea siempre funciona bien para acompañar carnes, mucho mejor si podemos usar hongos de buena calidad. En esta ocasión combinaremos boletus de temporada con algunos champiñones, pero podéis animaros a añadir las setas silvestres que encontréis disponibles.

Si queremos emplear la receta de la salsa con la que Pakus acompañó una presa ibérica, solo necesitamos saltear un par de boletus con cuatro champiñones cuarteados, añadir los jugos del pollo cocinado y ligar el conjunto con una o dos cucharadas de nata líquida.

5. Salsa barbacoa con miel

Salsa Barbacoa con Miel

Una buena salsa barbacoa es el comodín perfecto para todo tipo de carnes, no solo las típicas costillas. Para esta versión casera empezaremos triturando cuatro dientes de ajo con dos cucharadas de miel, dos cucharadas de salsa de tomate, 50 ml de zumo de naranja, 50 ml de vinagre, una cucharadita de sal y una cucharadita de pimentón. Después hay que cocerla diez minutos sin dejar de remover hasta que espese.

6. Salsa de ajo y miel

Salsa de Ajo y Miel

Dos ingredientes imprescindibles en cualquier despensa que combinan de maravilla cuando se juntan para ensalzar carnes y verduras. Esta salsa es muy sencilla; empezamos cocinando 125 ml de miel con 30 ml de salsa de soja y cuatro dientes de ajo picados. Aparte ligamos una cucharada de maizena con 75 ml de agua fría, lo incorporamos y cocemos hasta que espese, removiendo sin cesar.

7. Salsa romesco

Salsa Romesco

Es, en mi opinión, una de las joyas de nuestra gastronomía, una absoluta perdición para mojar pan sin cesar cuando se prepara bien. Y conseguir una buena salsa romesco es muy sencillo, aunque es una elaboración que requiere algo más de tiempo porque hay que acordarse de rehidratar las ñoras y los tomates se deben asar, como su propio nombre indica.

La noche antes hidratamos en agua dos ñoras, las escurrimos y las picaos sin las pepitas. Asamos dos o tres tomates y 1 una cabeza de ajos por separado a 200ºC durante unos 15 minutos y los pelamos. Ya solo queda batirlos con las ñoras, 15 g de avellanas y 15 g de almendras tostadas, 1 rebanada de pan tostado, 250 g de aceite de oliva, 100 g de vinagre, una guindilla, pimentón dulce y sal al gusto. Aquí tenéis la versión para Thermomix.

8. Salsa sriracha

Salsa Sriracha

Para servir el pollo relleno con esta salsa sriracha picante podemos hacer como en la receta original, añadiéndola a la cocción de la carne, o reducirla aparte. En cualquier caso necesitaremos 80 g de kétchup, 80 g de miel, 30 g de salsa sriracha, 30 g de mostaza de Dijon, 2 cucharadas de whisky, un poco de sal y pimienta negra molida. También quedará estupenda si la cocemos un poco con los jugos del pollo hasta que espese.

9. Salsa a la pimienta sencilla

Salsa de Pimienta Fácil

La salsa a la pimienta es una de las clásicas de la cocina, normalmente usada para acompañar carnes rojas nobles pero también deliciosa para el pollo. Adaptando esta versión de Pakus la tendremos lista en poco tiempo, y para ello necesitamos reducir 200 ml de nata líquida con jugos del pollo. A continuación añaimos 50 granos de pimienta machacados y una cucharadita de Bovril, mezclando bien.

10. Salsa a la pimienta con coñac y oporto

Pimienta

Como alternativa algo más completa y elaborada tenemos esta versión con coñac y oporto, muy aromática. Desglasamos los jugos del pollo en una sartén con 100 ml de brandy y 100 ml de oporto, y flambeamos. Cuando haya reducido a la mitad añadimos 400 ml de nata y 40 g de Bovril. Finalmente incorporamos granos de pimienta negra y verde y cocemos unos minutos más.

11. Salsa de cerveza y miel con castañas

Salsa de Cerveza

Las castañas con la miel siempre hacen buena pareja y además pueden combinarse con todo tipo de carnes. Para acompañar esta salsa con el pollo asado cocinaremos primero unas seis cebollitas pequeñas hasta dorarlas, y a continuación añadimos 12 castañas peladas, 330 ml de cerveza, una cucharada de miel, una cucharadita de azúcar moreno, media cucharadita de salsa Worcestershire y una pizca de nuez moscada. Cuando reduzca podemos incorporar jugos del pollo y servir con tomillo fresco.

12. Kétchup casero

Ketchup

Me suele horrorizar ver en la películas y series americanas cómo echan kétchup a casi todo, aunque también en nuestro país hay mucha gente casi adicta a esta salsa tan famosa. Sin embargo, preparando nuestra versión casera más saludable tendremos una alternativa muy original que encantará a los más pequeños en casa.

Tenéis la versión para Thermomix pero se puede hacer también en modo tradicional. Necesitamos cocer primero 750 g de tomates pera pelados, 50 g de pimiento rojo, 35 g de cebolla y un diente de ajo picados con un poco de sal, duante unos 20 minutos. Después trituramos y añadimos una rama de canela, un clavo, 20 g de azúcar moreno, 20 g de miel y 40 g de vino blanco. Cocemos 40 minutos, retiramos las especias y dejamos reposar de un día para otro.

13. Salsa teriyaki

Salsa Teriyaki

Finalmente os proponemos darle un toque oriental a la mesa con la salsa teriyaki casera. Lo único que hay que hacer es triturar 75 ml de salsa de soja, 30 ml de vinagre de arroz, dos cucharadas de azúcar moreno, dos dientes de ajo, dos cucharaditas de jengibre molido, una cucharada de maizena, 30 ml de agua y 5 ml de aceite de sésamo. Si nos gusta más espesa la podemos cocer hasta reducir.

En el caso de que no tengáis ninguna salsa preparada ni ganas de complicaros demasiado, añadid unas verduras de raíz al pollo mientras se cocina y triturarlas con los jugos y un poco de zumo de naranja o nata para aligerarla. En cualquier caso, espero que estas recetas de salsas os hayan inspirado si pensáis preparar pollo relleno.

En Directo al Paladar | Cómo hacer un pollo al horno de película
En Directo al Paladar | 11 salsas (de toma pan y moja) para acompañar nuestros platos esta Navidad
En Directo al Paladar | 47 recetas ligeras de Navidad

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos