Dieta japonesa: estos son los alimentos que la protagonizan y así puedes imitarla para estar más sano y delgado

Dieta japonesa: estos son los alimentos que la protagonizan y así puedes imitarla para estar más sano y delgado
Sin comentarios

Los japoneses son una de las poblaciones más longevas y delgadas a nivel mundial mientras que en el resto de los países del mundo predomina el exceso de peso, la obesidad y enfermedades metabólicas que afectan considerablemente la calidad de vida. Por eso, te mostramos cuáles son los alimentos que protagonizan la dieta japonesa y cómo puedes imitarla para estar más sano y delgado.

La dieta de los más longevos y delgados

Si bien en muchas partes de Japón la dieta se ha occidentalizado, si nos  remitimos a su alimentación tradicional y original, es importante saber que se caracteriza por ser reducida en calorías y en grasas.

Al mismo tiempo, en su forma más tradicional constituye una alimentación basada en alimentos de origen vegetal, fuente de un mínimo de grasas y proteínas de calidad que derivan principalmente de los pescados.

La alimentación resulta saciante con una densidad calórica baja y ofrece al mismo tiempo, una amplia proporción de antioxidantes para el organismo que pueden reducir el daño que el estrés oxidativo produce en cada célula del cuerpo, disminuyendo de esta forma el riesgo de sufrir enfermedades y permitiendo extender la esperanza de vida.

Se trata además, de una alimentación a base de alimentos frescos y  naturales, alejada de procesados y ultraprocesados que la industria origina.

Jumpstory Download20230112 110638

Los alimentos propios de la dieta japonesa

Para conocer sobre la alimentación tradicional japonesa que puede  permitirnos cuidar la salud y extender la esperanza de vida, te mostramos  cuáles son los alimentos que la caracterizan:

  • Frutas y verduras diversas que forman parte de diferentes platos que se consumen a diario, ya sea frescas o cocidas al vapor, salteadas, o como parte de caldos y sopas.
  • Pescados y mariscos que permitan obtener proteínas de calidad y al mismo tiempo grasas insaturadas beneficiosas como el omega 3.
  • Algas que brindan proteínas vegetales así como minerales diversos y antioxidantes.
  • Soja y derivados como el tofu, el edamame, el tamari u otros.
  • Arroz y derivados como los fideos de arroz que constituyen una de las  principales fuentes de hidratos de carbono complejos junto a las frutas y  verduras.
  • Té matcha que constituye un tipo de té verde que puede ofrecer compuestos fenólicos en altas proporciones y por ello, tener un efecto antioxidante y antiinflamatorio en nuestro organismo, ayudando entre otras cosas a elevar la actividad metabólica.

Cómo podemos ver, en la dieta japonesa abundan los alimentos de origen  vegetal y derivados de estos, siendo prácticamente pescados y mariscos la  única fuente proteica; pues si bien se consumen huevos y carnes estos están  presentes en muy escasas proporciones y de manera eventual en la mesa  diaria así como también, casi no se ingieren lácteos y derivados, aceites vegetales, bollos, galletas y otros ultraprocesados.

Cómo acercarte a la alimentación japonesa para vivir más y mejor

Imitar la dieta japonesa puede no resultar sencillo, sin embargo podemos acercarnos a esta alimentación poniendo en práctica los siguientes consejos que nos ayudarán a mejorar la calidad de lo que comemos y de forma similar a los japoneses, obtener compuestos antioxidantes y nutrientes beneficiosos para vivir más y mejor:

  • Consumir frutas y verduras cada día, haciéndolas presentes en cada uno de los platos, evitando las frituras e intentando incorporarlos no sólo frescas sino también al vapor, salteadas y con otros métodos de cocción que incentiven su consumo.
  • Cambiar carnes por pescados o mariscos para obtener proteínas de calidad y sumar grasas beneficiosas mientras restamos grasas saturadas y colesterol.
  • Ingerir té verde con regularidad a modo de infusión pudiendo ser el reemplazo perfecto del café para obtener polifenoles en altas  proporciones y darle un empujón a nuestro metabolismo.
  • Escoger alimentos frescos, naturales o mínimamente procesados para nuestros platos, intentando evitar procesados o ultraprocesados.
  • Incluir legumbres y derivados en la mesa habitual para obtener más fibra y proteínas vegetales que saciarán con nutrientes de calidad.
  • Sumar platos con alto contenido acuoso a nuestro menú habitual como sopas u otras recetas caldosas que nos saciarán sin muchas calorías pero con valiosos nutrientes como vitaminas y minerales diversos para el organismo.
  • Incorporar algas si lo deseamos que pueden ser secas o deshidratadas o bien frescas, a modo de vegetales para incorporar proteínas, mucha  fibra y nutrientes como el calcio, el hierro, el potasio y otros.

Con los consejos antes dados podemos acercarnos a la dieta japonesa para estar más sanos y delgados, intentando incorporar nutrientes que caracterizan a la misma y alimentos que los japoneses consumen cada día.

En DAP | Receta de salsa ponzu casera, un clásico con soja de la cocina japonesa

Imagen | Foto de portada: Jumpstory y foto 1: Jumpstory

Temas
Inicio