Compartir
Publicidad

Las mejores recetas de tartas de queso

Las mejores recetas de tartas de queso
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Cómo debe ser la base de la tarta de queso? ¿Qué tipo de queso utilizar? ¿Qué tipo de tops se le suele poner? ¿Llevan relleno las tartas de queso? Bueno, a este tipo de preguntas queremos responder precisamente a través de un viaje por las mejores tartas de queso de Directo al Paladar.

Las tartas de queso probablemente sean uno de los postres que tiene más éxito en la mesa. Pero también es una de las recetas más versionadas de la historia, hay cientos de tartas de queso, todas ellas diferentes aunque podríamos dividirlas en dos tipos esenciales, las que se elaboran en frio y las que se elaboran en caliente. Y dentro de cada grupo las hay con los ingredientes más variopintos.

Ingredientes básicos de una tarta de queso

Es evidente que el ingrediente principal de este tipo de tartas es el queso. Es el ingrediente que le dará personalidad a la tarta aunque no es el único. E incluso en algunas recetas veremos que puede pasar a segundo plano. De todas formas, ¿qué tipo de queso debemos utilizar en nuestra tarta de queso?

Queso crema

  • Por normal general vamos a utilizar un queso tipo crema. De esos que vienen para untar en rebanadas de pan. Los hay de muchos tipos, más o menos ácidos, más o menos secos al tacto de nuestro paladar. Lo importante es usar uno y familiarizarse con él, de hecho se ha convertido en uno de los ingredientes de las tartas de queso clásicas.
  • Otros quesos que podemos utilizar para elaborar las tartas son; el requesón, protagonista de las mejores recetas de tarta por su cremosidad y sabor especial; cremas de queso especiales, como por ejemplo las derivadas de leche de oveja o cabra. Darán tartas de queso de fuerte sabor por lo que a veces es mejor mezclar con cremas de queso más neutras.
  • Además vamos a utilizar por lo general, huevos, azúcar, gelatina (en el caso de las tartas frías), nata o leche y otros ingredientes que darán por lo general el nombre de la tarta y que suelen ir mezclados o en el topping de la tarta o en los dos sitios, como pueden ser: Galletas, frambuesas, arándanos, uvas, frutos secos, etc.

Cómo hacer una tarta de queso. Los pasos básicos

Aunque la base de una tarta no es determinante, de hecho hay tartas de queso que no necesitan tener base, si qué puede ser algo importante. Bien, en las tartas que lleven base por lo general será nuestro primer cometido. Aquí podemos hacer varios tipos de bases. La clásica de galletas desmigadas mezcladas con mantequilla derretida (galletas María o cookies de chocolate por lo general). Una base parecida a la anterior pero mezclando harina, azúcar y mantequilla en pomada. Y por último, una especie de masa brisa más elaborada que lleva harina, huevos, mantequilla, líquido (leche o agua) y aromatizantes.

Base de tarta de queso

Una vez que ya tenemos nuestra base preparada, bien enfriada en la nevera en el caso de galletas desmigadas o precocida en el horno en el caso de los otros tipos de masa pasaremos a la elaboración del relleno de queso. Y tenemos dos formas, las tartas de queso frías o las tartas de queso al horno.

  • Las tartas de queso frías las haremos mezclando los ingredientes en frio. Por lo general llevan gelatina (en hoja o en polvo) que se diluyen en algún líquido, por lo general nata o leche. Además casi siempre llevan nata montada o semimontada donde se mezcla el queso crema. Y por supuesto los ingredientes adicionales que queramos poner.
  • Las tartas de queso al horno son más delicadas de hacer. Necesitaremos batir sus ingredientes despacio sin incorporar mucho aire en su interior y las hornearemos a fuego bajo (150 ºC normalmente) durante mucho tiempo (1 hora, 1 hora 30 minutos) dejándolas enfriar por completo dentro del horno. De esta forma conseguiremos que no suban dentro del horno y a la vez que no se agrieten. Cosa que suele ocurrir con bastante facilidad.

Las mejores recetas de tartas de queso

  • Tal vez la tarta de queso más emblemática sea la New York Cheese Cake. Es una tarta especial simplemente por el tipo de base que lleva, el tipo brisa comentado anteriormente pero que además se le añade un poco de levadura en polvo que le hace ser un poco esponjosa. Además el relleno lleva ingredientes tan aromáticos como el limón o la naranja.
  • En su elaboración, al horno, influye mucho lo que hemos comentado anteriormente, hay que mezclarla muy despacio para que no coja aire y la cocción debe ser a fuego muy suave y sobre todo dejarla enfriar dentro del horno con la puerta entreabierta. Esta tarta se suele acompañar de nata montada o de mermeladas.
  • La receta de tarta de queso fría tiene su aplicación en esta tarta de queso y cookies. Un ejemplo de la elaboración, tal vez un poco más sencilla que la anterior y sobre todo un ejemplo de qué tipo de ingredientes podemos añadir tanto al relleno como al top. Y la base es de galletas desmigadas con mantequilla.

Tarta queso y frambuesa

  • Otra receta que lleva la misma elaboración del relleno de la tarta de queso fría es esta tarta de requesón y frambuesa. Cambiamos la base por una de harina, azúcar y mantequilla y el tipo de queso para utilizar el famoso requesón. Además el top que utilizamos es una mermelada de frambuesarequesón al que se le añade un poco de gelatina para que quede más dura y brillante.

Otras de las mejores recetas de tartas de queso que no debéis perderos son esta mini tarta de queso mascarpone y chocolate u la receta de tarta de queso y chocolate.

Esperamos que estos trucos y consejos para hacer tarta de queso que os hemos dado no tengáis ninguna duda. Pero sobre todo lo mejor será practicar con los ejemplos que os hemos puesto.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos