Semillas de amapola: propiedades y beneficios del ingrediente (y cómo incorporarlas en la cocina)

Semillas de amapola: propiedades y beneficios del ingrediente (y cómo incorporarlas en la cocina)
Sin comentarios
4 votos

Si te preguntas qué son las semillas de amapola, puede que las conozcas mejor como aquello espolvoreado sobre un bagel, pero estás semillas son más que un crocante en el panecillo.

Las pequeñas están llenas de nutrientes y se utilizan a nivel mundial, en todo tipo de productos horneados y platos.

¿Qué son?

Las semillas de amapola son oleaginosas que provienen de la flor del mismo nombre (Papaver somniferum L), a la que antiguamente, las personas han recurrido durante siglos como fuente de opio para aliviar el dolor y las dolencias, como la tos o la diarrea.

Poppy Capsules 832776 480

Aptas para el consumo humano, las semillas de amapola no tienen las mismas propiedades de opiáceos como la planta de la que provienen. Siendo una excelente fuente de mucho de los nutrientes que el cuerpo necesita para mantenerse fuerte como proteínas, fibra, calcio, magnesio y zinc.

A pesar de que no son tan populares como otras variedades de semillas como la chía, el lino, el sésamo o el girasol, las de amapola ganan protagonismo, como aliadas en una dieta sana y equilibrada. Por esta razón, se recomiendan para los deportistas y en el caso de los vegetarianos y veganos, por su aporte de antioxidantes, aminoácidos y ácidos grasos esenciales.

Origen y cultivo

La planta de amapola es originaria al Mediterráneo, pero con las conquistas y navegaciones, finalmente se extendió al resto del mundo. Han ganado notoriedad en los Estados Unidos en recetas como bagels, bizcochos de limón o magdalenas, a pesar de formar parte de las dietas tradicionales de Medio Oriente durante años.

Existen diferentes tipos de semillas, incluidas las semillas de amapola azules y blancas; ya que dependiendo de dónde se cultiven, pueden variar de color, aunque suelen ser negras. La semilla azul, que casi parece negra, es la más conocida en América, mientras que la cocina de Medio Oriente está más familiarizada con la semilla blanca.

Poppies 5369740 480

A pesar de que se originan en una planta de la cual se derivan medicamentos para el opio, la semilla seca utilizada con fines culinarios se procesa para tener un contenido muy bajo de alcaloides de opio, por lo que son legales para consumir. De acuerdo a lo establecido por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), las semillas no contienen alcaloides de opio pero que si, pueden contaminarse como consecuencia del daño de plagas y/o durante la cosecha. No obstante, no representan un riesgo para la salud de la población en general, cada caso será un estudio particular.

Las semillas se utilizan como alimento y se emplean en una gran cantidad de recetas, principalmente las dulces, pero también en la elaboración de panes especiales y otros alimentos como sopas o pasta. ¿Qué aportan? Un ligero sabor a nuez, una textura crujiente y una decoración única.

En tanto su cultivo, son de climas cálidos y templados, aunque pueden plantarse en la gran mayoría de climas. Actualmente se encuentran en la mayoría de los supermercados, herbolarios o tiendas especializadas en productos de nutrición y alimentación.

BIOPANADERIA Semillas de Amapola Natural Ecológica 500g

Propiedades y beneficios

Las semillas de amapola son una fuente de fibra y ayudan a mantener el estómago saciado (o lleno) durante un periodo de tiempo más largo. También contienen magnesio, para la salud ósea y la coagulación de la sangre, y calcio, que también juega un papel en la salud ósea, superando los 1400 mg del mineral por cada 100 gramos.

Por su contenido en ácidos grasos saludables como omega 3 y omega 6, son importantes para aquellas personas con problemas cardiovasculares, ya que reduce los niveles de colesterol. Asimismo, por su riqueza en fibra dietética, controla los niveles de glucosa y/o azúcar en la sangre, siendo esto, particularmente importante para las personas con diabetes. Mismo para el estreñimiento, contribuye a que los alimentos y los residuos se muevan a través del sistema digestivo de manera sigilosa.

Pexels Photo 3682189

La investigación publicada en Bioresources Technology, afirma la presencia de antioxidantes en la semilla y como esto, contribuye a retrasar el envejecimiento celular. Por lo que es interesante para las personas que presentan afecciones en la piel.

Conocidas al mismo tiempo, como un calmante natural, dado su contenido en alcaloides opiáceos, ayudan a la relajación del sistema nervioso en casos de estrés y ansiedad, por lo que las infusiones de amapola son recomendadas para para conciliar el sueño y combatir el insomnio.

De acuerdo al estudio del Journal of the Science of Food and Agriculture, el potasio y el calcio son los elementos predominantes en las semillas de amapola. Ambos esenciales para el cuerpo, contribuyen a mantener los huesos y los dientes fuertes, y garantizan la buena circulación de la sangre a través de los vasos sanguinos. Por todo esto, no se dejan engañar, serán pequeñas pero con grandes propiedades. Y explotan de nutrientes para el organismo.

En la cocina

Además de usar semillas de amapola para decorar bagels, bollos u otros panes, o como ingrediente secundario en magdalenas, bizcochos o pasteles. Se puede utilizar como condimento para ensaladas o encima de la fruta, como también espolvoreada sobre la pasta o el arroz, junto al rawmesan para un acabado diferente.

Istock 1351166967

Como es el caso del Everything Bagel Seasoning, una mezcla de semillas que funciona para cubrir los bagels, pero que realmente complementa todo. Sobre una tostada con aguacate, en una tortilla francesa, con vegetales al horno y hasta en el borde de una pizza, tiene una mezcla de sésamo, amapola, ajo y cebolla en polvo, sal en escamas, entre otros ingredientes. Tiene el beneficio de ser rico y sumamente aromático, aportando un diferencial hasta a las comidas más simples.

De consumir crudas, se recomienda tostar las semillas antes de consumir para liberar los aceites y resaltar el sabor. Para ello, colocar en una sartén a fuego medio durante 2 a 3 minutos, hasta que estén fragantes. Luego guardar en un recipiente con una tapa hermética y guardar en la despensa, procurando que sea un ambiente fresco y oscuro (lejos del calor directo o la luz solar). Almacenadas correctamente, las semillas de amapola de venta comercial, mantendrán su calidad durante meses.

Recetas para inspirarse y utilizar la semilla de amapola

1. Biscotti de limón con almendras, pasas y semillas

biscotti

Ingredientes

Para 30 personas
  • Azúcar 170 g
  • Ralladura de limón 1
  • Huevo L 2
  • Mantequilla sin sal atemperada 25 g
  • Harina de repostería 250 g
  • Sal 2 g
  • Levadura química (dos cucharaditas) 8 g
  • Uvas pasas de corinto jugosas 80 g
  • Almendras crudas, con o sin piel 150 g
  • Semillas de amapola al gusto, o de otro tipo

Cómo hacer biscotti de limón con almendras, pasas y semillas

Dificultad: Media
  • Tiempo total 1 h
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 40 m
  • Reposo 20 m

Precalentar el horno a 175º C y preparar una bandeja con papel sulfurizado o una lámina de silicona. Disponer el azúcar en un recipiente mediano y añadir el azúcar con la ralladura de limón. Frotar con los dedos para liberar el aroma, añadir los huevos y la mantequilla picada. Batir con batidora de varillas hasta tener una mezcla esponjosa.

Añadir la harina, la sal y la levadura, y mezclar con un cucharón o una espátula. Incorporar las pasas de corinto, las almendras y las semillas de amapola, y mezclar todo bien hasta tener una masa homogénea. Formar dos rectángulos paralelos en la bandeja, de unos 25-30 cm de largo. Hornear durante unos 15 minutos, hasta que estén firmes y ligeramente dorados.

Dejar enfriar fuera del horno hasta que podamos manipularlos sin quemarnos. Cortar los biscotti con un buen cuchillo de sierra, de un dedo de grosor, y colocar en la bandeja con el corte hacia arriba. No hace falta separarlos. Volver a hornear 10 minutos a 170ºC, sacar, dar la vuelta a cada unidad y devolver al horno unos pocos minutos más, hasta que se doren al gusto. Dejar enfriar sobre una rejilla.

4 votos

Receta completa | Biscotti de limón con almendras, pasas y semillas: crujientísimas galletas para zambullir en el café

 2. Ensalada de brotes de espinaca, fresas y aliño de amapola con mozzarella

ensalada
  • Ingredientes para 4 personas. 130 ml de vinagre de manzana, arroz o Jerez, 60 g de azúcar, 0.5 de cebolla morada cortada en juliana o plumas finas 0.5, 450 g de fresa lavada y cortada en cuartos o rodajas, 150 g de brotes de espinacas, 100 g de mezclum (mezcla de lechugas) al gusto, 10 g de semillas de amapola (1 cucharada), 60 g de almendra laminada cruda, 5 ml de Mostaza de Dijon, 30 ml de aceite de oliva virgen extra, 12 mini mozzarella fresca, sal y pimienta negra recién molida.
  • Elaboración. Mezclar el vinagre con el azúcar y un poco de sal batiendo bien con unas varillas pequeñas. Retirar unos 60 ml de la mezcla, calentar un minuto en el microondas y echar sobre la cebolla cortada. Dejar reposar al menos 30 minutos. Tostar las semillas de amapola en una sartén sin aceite a fuego medio, hasta que emitan un aroma intenso pero sin quemarse. Retirar y tostar en la misma sartén la almendra, removiendo hasta que coja buen color y procurando que no se queme. Retirar. Batir con las varillas el aceite con la mostaza, la amapola y un poco de sal y pimienta con el resto del vinagre reservado. Disponer en una ensaladera las espinacas con la lechuga, repartir por encima las fresas preparadas, la cebolla escurrida del vinagre y el queso. Finalizar repartiendo las almendras tostadas y aderezar con una cantidad generosa del aliño, llevando el sobrante a una jarrita o recipiente para que los comensales se sirvan más al gusto.

Receta completa | Ensalada de brotes de espinaca, fresas y aliño de amapola con mozzarella: receta saludable de primavera

3. Pan challah o jalá

pan
  • Ingredientes para 1 personas. 500 g de harina de fuerza, 30 ml de aceite de oliva virgen extra o girasol y más para engrasar, 30 g de azúcar, 7 g de sal, 7 g de levadura seca de panadería, 250 ml de agua (aproximadamente), 95 g de huevo (peso sin cáscara, unos 2 L), 35 g de yema de huevo (unas 2 unidades), 1 huevo batido para pincelar, semillas de sésamo y de amapola.
  • Elaboración. Combinar en el recipiente de una amasadora o un bol grande la harina con la levadura, la sal y el azúcar. Aparte batir ligeramente los huevos con las yemas, el aceite y 200 ml de agua. Incorporar estos ingredientes a la mezcla principal y combinar hasta incorporar todo. Agregar más agua si estuviera la masa seca, debe quedar bastante húmeda y blanda. Amasar sobre la mesa ligeramente enharinada o con el robot a velocidad lenta unos 10-15 minutos. Si estuviera muy inmanejable, dejar reposar 20-30 minutos tapado y continuar con el amasado, hasta que se despegue de las paredes del bol o de la pesa y esté muy elástica. Hay que evitar echar mucha más harina si queremos un pan tierno que dure más. Formar una bola, engrasar con aceite un recipiente limpio grande, introducir la masa, bolear para engrasarla bien, tapar con plástico film o un gorro de ducha y dejar levar una hora. Después desgasificar sobre la mesa engrasada con aceite, amasar para quitar el aire, formar una bola de nuevo y devolver al bol, dejando que crezca hasta que supere el doble de su tamaño original. Se puede hacer una trenza grande o dos pequeñas, y la primera puede ser simple de tres cabos, de cuatro o cinco (si se tiene más experiencia) o, como en nuestro caso, de dos pisos. Para las trenzas simples solo hay que pesar la masa y dividir en porciones del mismo peso. Para la trenza especial de fiesta, dividir primero en tres trozos iguales y volver a juntar dos de ellos. Dividir entonces en tres piezas iguales cada porción, de tal modo que se obtienen tres piezas grandes idénticas y tres piezas más pequeñas idénticas. Preparar una bandeja de horno grande con papel sulfurizado. Bolear cada porción, con la mesa y las manos engrasadas si hace falta. Estirar las porciones grandes formando tiras iguales y trenzar entre sí, juntando bien los extremos; colocar sobre la bandeja, en diagonal si hiciera falta (tiene que crecer). Hacer lo mismo con las otras porciones pequeñas, formando una trenza menor, y colocar justo encima de la otra. Pintar con el otro huevo batido, engrasar una hoja grande de plástico film, tapar sin hacer presión y dejar levar hasta que haya crecido más del doble. Precalentar el horno a 160ºC, retirar el film con cuidado, volver a pintar con huevo y cubrir con semillas al gusto. Hornear durante 20 minutos, girar la bandeja 180º y continuar el horneado unos 20-25 minutos más. Si se tostara mucho al final, cubrir con papel de aluminio. Enfriar por completo sobre una rejilla.

Receta completa | Receta de pan challah o jalá, la trenza tradicional de la cocina judía imprescindible en fiestas y mesas familiares

4. Bizcocho jugoso de queso crema, limón, amapola y almendras

budin
  • Ingredientes para 10 personas. 3 huevos L, 150 g de azúcar, 200 g de queso crema, 1 ralladura de limón, 220 g de harina de repostería, 15 g de levadura química, 2 g de sal, semillas de amapola dos o tres cucharaditas, almendra laminada o en bastones, azúcar extra para la cobertura (opcional)
  • Elaboración. Precalentar el horno a 180ºC y preparar un molde rectangular de tipo plum cake. Disponer los huevos en un recipiente mediano, añadir el azúcar y batir con batidora de varillas durante unos 3 minutos, hasta que tenga un color pálido y tengamos una textura esponjosa. Añadir el queso crema escurrido de su líquido y la ralladura de limón, batiendo un poco más. Aparte tamizar o mezclar con unas varillas la harina con la levadura, la sal y las semillas de amapola. Incorporar los ingredientes secos a la mezcla de huevos y trabajar todo de forma suave hasta tener una masa homogénea sin grumos. Verter en el molde, igualando la parte superior, y cubrir con almendras peladas crudas, picadas, laminadas o en bastones, y un poco de azúcar. Hornear durante unos 50-55 minutos, vigilando que no se quemen las almendras. Si se dorasen demasiado, tapar con papel de aluminio. Esperar un poco fuera del horno antes de desmoldar y dejar enfriar completamente sobre una rejilla.

Receta completa | [Bizcocho jugoso de queso crema, limón, amapola y almendras: receta para un dulce fresco](Bizcocho jugoso de queso crema, limón, amapola y almendras: receta para un dulce fresco)

5. Receta de bizcocho de limón y queso ricotta con semillas de amapola

limon
  • Ingredientes para 12 personas. 250 g de queso ricotta, 75 g de aceite de oliva virgen extra, 120 g de azúcar, 2 huevo L, 1 ralladura de limón, 200 g de harina de repostería, 10 g de levadura química, 2 g de bicarbonato sódico, 2 g de sal, semillas de amapola cucharadas, azúcar glasé para decorar
  • Elaboración. Precalentar el horno a 175º C y engrasar un molde redondo de unos 20 cm de diámetro. Disponer en un recipiente amplio el queso ricotta, desechando el líquido. Añadir el aceite de oliva, el azúcar y la ralladura de limón sin la parte blanca. Mezclar hasta conseguir una crema y agregar los huevos. Batir ligeramente con unas varillas. En otro recipiente mezclar la harina con la levadura química, el bicarbonato, la sal y las semillas de amapola. Incorporar los secos a los primeros ingredientes, en dos o tres tandas, mezclando con suavidad usando una espátula o lengüeta. Procurar no agitar demasiado. Verter en el molde, igualando bien la parte superior, y hornear sobre una rejilla en el centro del horno durante unos 45-55 minutos. Tiene que estar bien dorado por fuera y al pinchar con un palillo debe salir limpio. Esperar un par de minutos fuera del horno, desmoldar y dejar enfriar completamente sobre una rejilla. Decorar con azúcar glasé al gusto.

Receta completa | Receta de bizcocho de limón y queso ricotta con semillas de amapola

6. Berenjenas rellenas al curry con semillas de amapola

berenjena
  • Ingredientes para 3 personas. 3 unidades de berenjena, 1 unidad de cebolla, 1 trocito de jengibre al gusto, 1 unidad de pimiento verde, 300 g de tomate troceado natural, 60 ml de vino blanco, curry molido 1 y 1/2 cucharaditas, cúrcuma molida 1 cucharadita, comino molido 1/2 cucharadita, canela molida 1 pizca, semillas de amapola 2 cucharadas, sal y pimienta a gusto, aceite de oliva virgen extra, queso emmental o similar para gratinar.
  • Elaboración. Precalentar el horno a 200º C, preparar una bandeja o fuente adecuada y lavar bien las verduras. Retirar el extremo de las berenjenas y cortar en dos mitades longitudinales. Realizar unos cortes no muy profundos, pintar con aceite y colocar boca abajo en la bandeja. Hornear unos 20-30 minutos, hasta que la carne esté tierna. Cuando se enfríe, sacar parte de la carne y reservar. Mientras tanto, picar fina la cebolla y el jengibre pelado y ponerlos a pochar a fuego suave en una cazuela con aceite de oliva. Cuando esté tierna, añadir el pimiento verde picado y cocinar unos 5 minutos. Salpimentar ligeramente y añadir 1 cucharadita de especias para curry. Agregar el tomate troceado, regar con el vino y subir el fuego para que evapore el alcohol. Cuando el tomate se empiece a deshacer, añadir la berenjena reservada, remover bien y añadir el resto de especias y el azúcar. Cocinar hasta que las verduras estén muy tiernas formando una mezcla no muy húmeda. Añadir las semillas de amapola y mezclar. Rellenar las berenjenas, cubrir con queso si se desea. Hornear unos 15 minutos.

Receta completa | Berenjenas rellenas al curry con semillas de amapola: receta ligera vegetariana

Temas
Inicio
Inicio