Tomillo, rey de las hierbas aromáticas en la cocina: qué es, cómo usarlo y 16 recetas dulces y saladas para disfrutarlo

Tomillo, rey de las hierbas aromáticas en la cocina: qué es, cómo usarlo y 16 recetas dulces y saladas para disfrutarlo
Sin comentarios
8 votos

El tomillo es, junto al romero, el rey de las hierbas aromáticas en la cocina española. Se les acerca el orégano como tercero en discordia, pero la realidad es que el binomio es una pareja bien asentada.

Podríamos decir que son Ginger Rogers y Fred Astaire; Tip y Coll; Simon & Garfunkel; Sonny y Cher... Y así con todos los dúos donde el 'tanto monta, tanto monta' estén muy presentes. Asados, guisos, fritos, estofados, marinadas, caldos... Las opciones son casi infinitas.

Un 'sabor a campo' que sienta de maravilla a las carnes (blancas, rojas y de caza), pero también a los pescados y, cómo no, a las verduras y hortalizas. Podemos recurrir a él tanto en fresco como en seco, pero en ambos casos debemos controlar su potencia.

Es muy agradable e intenso, por lo que pasarnos de frenada con el uso de ciertas aromáticas puede convertir nuestro plato en un amable sabor a campo o, si nos excedemos, que directamente estemos comiéndonos el campo.

¿Qué es el tomillo?

tomillo que es hierba aromatica cocina recetas usarlo

Aunque hay distintos cultivares y variedades, cuando hablamos de tomillo lo hacemos del Thymus Vulgaris, un arbusto perenne, leñoso y muy aromático que suele rondar en su forma 'salvaje' los 40 centímetros de altura.

Hablamos de un género amplio (los Thymus), perteneciente a la familia de las lamiáceas que podemos encontrar de manera natural en nuestros campos. Huelga decir que también lo podemos plantar en casa que, como luego veréis, no es complejo.

Lógicamente, el uso del tomillo en la actualidad se concentra en su aprovechamiento culinario, aunque ha sido importante como planta medicinal desde hace siglos. Debido a la forma de sus hojas, lanceoladas y pequeñas, es más complicado de distinguir que el romero en la naturaleza, pero la primavera le delata.

Es en ese momento cuando se cubren de pequeñas flores violetas o púrpuras, aunque según la variedad pudieran ser blancas, que también podemos secar porque tienen un gran poder aromático. En cualquier caso, del tomillo nos interesan principalmente sus hojas —aunque también, si es fresco, su tallo resultará útil—.

Orígenes y cultivo del tomillo

tomillo que es hierba aromatica cocina recetas usarlo

Nuestro querido amigo es originario de la cuenca mediterránea, razón por la que está fuertemente extendido en nuestras cocinas y en nuestra medicina tradicional. No en vano, ya los egipcios recurrían a él durante los embalsamamientos.

Esto ha propiciado una rápida expansión y continuo uso, principalmente por sus virtudes aromáticas, las cuales han servido como 'ambientador' en todo Occidente desde los tiempos helénicos. En las termas, baños y templos se quemaba tomillo, del mismo modo que ya en la Edad Media se recurría a él como incienso.

Debido a su abuntandísima presencia, no ha sido necesario recurrir de forma intensiva al cultivo de tomillo. Si bien es cierto que con el despoblamiento rural y la necesidad de aumentar la producción, sí vemos tomillo de vivero, generalmente en pequeñas plantas, que se encuentran con facilidad en tiendas de decoración y grandes superficies.

En casa podríamos cultivar tomillo con bastante facilidad porque necesita sol, suelos no demasiado ricos y aguanta bien la sequía —no olvidemos que estamos ante un arbusto mediterráneo—. Aprovecharíamos así sus hojas en cualquier época del año y, si queremos secar tomillo, recoger los extremos floridos y separar hojas y flores de los tallos, ya que el tallo se lignifica en exceso y no es agradable al paladar.

Propiedades y beneficios nutricionales

tomillo que es hierba aromatica cocina recetas usarlo

El aprovechamiento gastronómico del tomillo hace que apenas podamos hablar de sus bendiciones nutricionales. Al usar tan poca cantidad de producto, es poco relevante a nivel nutricional o fisiológico, aunque no debemos olvidar que siempre tuvo esa vertiente medicinal.

Está cargado de ciertos aceites esenciales como el timol, el anetol y el borneol, muy presentes en sus hojas, que son también los responsables aromáticos. En el caso del timol, encontramos un aliado de la función intestinal, ya que facilita la digestión. Del mismo modo, se le atribuyen propiedades en el alivio de sintomatologías en las vías respiratorias como gripe, bronquitis o faringitis.

El tomillo es así también un poderoso diurético y antirreumático, y en su consumo en fresco, encontramos ciertos ácidos grasos esenciales como el como el oleico, palmítico, nicotínico y linoleico. Lógicamente, al ingerir tan poco tomillo, su relevancia es baja —pero haberlos, haylos—.

También es destacable su contenido en hierro, ya que 1g de tomillo fresco aportaría el 12% de la cantidad diaria recomendada de este mineral.

Cómo elegirlo, conservarlo y utilizarlo en la cocina

tomillo que es hierba aromatica cocina recetas usarlo

Las dos opciones de consumo del tomillo son en fresco y en seco. Va en función de gustos y disponibilidades, pero en fresco es más sutil, elegante y mucho más herbáceo. En seco, sea comprado o sea secado por nosotros mismos, los aromas se concentran y se vuelve más potente y más rústico.

En seco, como decíamos, conviene evitar el tallo porque se vuelve leñoso y no es agradable de encontrar en la boca, algo que no pasa con el tallo cuando está fresco, que no resulta invasivo. Al tratarse de una aromática bastante resistente, gracias a su propia fisonomía y a su adaptabilidad, no es tan delicada como otras de hoja grande como la albahaca, la menta o la hierbabuena.

tomillo que es hierba aromatica cocina recetas usarlo

Ese bajo contenido en agua de las hojas del tomillo también permiten que seque con facilidad y que, al contrario que otras lamiáceas, no se malogren o pudran las hojas a la misma velocidad. Esto es aplicable tanto para el tomillo salvaje como para el doméstico o para el que compremos en planta.

No significa que no sufra, evidentemente. Si vamos a utilizarlo en fresco, desechemos hojas mustias o ennegrecidas, señal de castigo. También es frecuente que veamos blísters de tomillo y otras aromáticas en las secciones de refrigerados de los supermercados.

Nos pueden venir bien, pero me parecen muy caras para un producto que, con un poquito de luz, podríamos tener en casa con facilidad. Además, tengamos en cuenta que una vez cortadas, las hojas comenzarán a perder frescura rápidamente. Por eso, si nuestra intención es utilizarlas así, mejor cuanto antes.

En cuanto a la forma de conservar tomillo fresco en casa, una vez cortado, lo mismo que haríamos con otras aromáticas. Como te explicamos aquí, la clave es envolver hojas y tallos en hojas de papel húmedas y meterlas en una bolsa con cierre hermético dentro de la nevera. Esto es apto para todo tipo de hierbas, incluido perejil, albahaca, cilantro, cebollino, romero, orégano, menta... Así que no dudéis.

Depende de cómo queramos disfrutar del tomillo tendremos que recurrir a la versión en seco o en fresco. Además, el tiempo importa. No es el mismo resultado cuando se añade al principio de la preparación, a mitad o al final.

tomillo que es hierba aromatica cocina recetas usarlo

Insisto en ser partidario de utilizar aromáticas frescas porque me parecen más elegantes y sutiles, bastante menos invasivas, independientemente de la preparación. Va en gustos y disponibilidad, claro, pero creo en las aromáticas como invitadas y no como okupas de los platos.

En cualquier caso, hay matices. Las aromáticas secas son interesantes para utilizar menos cantidad y para recurrir a ellas desde el inicio de la preparación porque aguantan las altas temperaturas, mientras que las hojas frescas es conveniente añadirlas a media cocción o final, para potenciar su perfume.

Respecto a los usos, el tomillo le va a ir bien a todo tipo de carnes en cualquier formato. Puede ir bien para hacer una marinada previa con aceite, limón y una pizca de pimienta en una carne blanca como los muslos o las pechugas de pollo. También para utilizarla directamente en la preparación, como en un asado o en un soasado, liberando poco a poco sus aromas —en ese caso, mejor en fresco también—.

Del mismo modo, en seco y en fresco, se puede utilizar con verduras y hortalizas, en especial la patata, la cebolla, el calabacín y el tomate, con los que funciona bien y les da ese toque provenzal. Un toque de horno con un tomate asadito o una patata dorada, cama de una paletilla de cordero o de un redondo de ternera, serán perfectos para nuestro tomillo seco.

Fuera de fuego, como decimos, irá bien para perfumar un arroz de campo —pensemos en conejo y setas, por ejemplo—, donde deje el aroma sin ser un intruso. Lo mismo para pastas, otros arroces melosos, sopas y cremas, donde añadir las hojas en fresco al final, ligeramente rotas o picadas, para que los aceites esenciales se esparzan.

Gracias a esas virtudes, también podemos infusionar aceites con sus hojas después de lavarlas y secarlas con papel de cocina. Amén de ello, si tenemos tomillo fresco y lo queremos secar, las opciones son varias.

La más frecuente es colgar los tallos boca abajo, atados en un manojito, pero este método es 'lento' y se pierde bastante aroma por el camino. Otra opción es meter media hora las hojas limpias en el horno una media hora a muy baja temperatura y sobre un papel sulfurizado, para acelerar el proceso. También vale el microondas, como te contamos aquí.

Respecto a la conservación del tomillo seco, pocas pistas; lugar fresco, seco y alejado de la luz solar y de otros aromas invasivos. Además de fuera de focos de calor o de creciente humedad —generalmente nuestras cocinas—, donde dejamos las aromáticas a merced de cambios de temperatura o de nubes de vapor.

PD: el tomillo seco no caduca, pero sí vemos que ha perdido su aroma o que su textura se vuelve demasiado quebradiza, será el momento de que pase a mejor vida si nos interesa culinariamente.

Las mejores recetas para sacarle partido

tomillo que es hierba aromatica cocina recetas usarlo

Como a todo elemento mediterráneo, casi cualquier cosa que se nos venga a la mente de cocina tradicional va a ser susceptible de ser potenciado a base de tomillo. Además, la ventaja que supone es que nos permite limitar el consumo de sal porque es un sazonador bastante potente.

Es buen amigo de las recetas que impliquen queso, pero también para aquellas que tengan que ver con distintas masas —tanto dulces como saladas—. Lógicamente, es un perfecto aliado de cualquier preparación vegetal, ya sea desde el sofrito hasta la sazón final.

Piensa así en pistos y todo tipo de recetas de verduras, además de las virtudes de disimular unas hojas de tomillo fresco en caldos de cualquier índole —incluso en el sencillo agua de cocer un arroz o una pasta—, o de aprovecharlo en tus platos de carne favoritos.

Cordero asado al tomillo

Ingredientes

Para 2 personas
  • Pierna de cordero lechal 1
  • Manteca de cerdo 10 g
  • Vinagre de vino blanco 20 ml
  • Agua 200 ml
  • Tomillo seco
  • Diente de ajo opcional 1

Cómo hacer cordero asado al tomillo

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 2 h 15 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 2 h
  • Reposo 15 m

Para preparar esta receta, necesitarás al menos dos horas, porque es fundamental cocinar el cordero a fuego lento, para que no se reseque y quede sabroso y jugoso. Lo primero que hacemos es dejarlo a temperatura ambiente al menos durante 30 minutos, mientras preparamos lo necesario para la receta y vamos precalentando el horno a 170º con función vapor o con una bandeja llena de agua en la parte de abajo para conseguir ese efecto.

Si queréis el toque de ajo, partir el diente por la mitad y frotad con él la pierna. En caso contrario, o tras frotar el ajo si lo queréis con ese sabor, untad la manteca de cerdo distribuyéndola por toda la superficie, sin escatimar. Espolvorear con unas hojitas de tomillo.

Poned el cordero en una fuente de horno y añadid el agua y el chorreón de vinagre y asad el cordero durante dos horas, cambiando de posición la pierna cada 30 minutos. Cuando lleve en el horno 1 hora y media, meted unas ramas de tomillo fresco en la salsa y poned otras sobre la pierna para que tome más aroma.

Al terminar de asar el cordero al tomillo, retiramos las ramas y las sustituimos por otras. Para la salsa, desglasamos la fuente con los jugos de la cocción, añadiendo un poco de agua y unas gotas de vinagre si fuera necesario y frotamos con una cuchara de palo hasta conseguir una salsa como la de la imagen.

8 votos
cordero al tomillo

Receta completa | Cordero asado al tomillo

Nueces y almendras con romero, tomillo, mandarina y limón

Nueces Y Almendras Con Romero Tomillo Mandarina Y Limon
  • Ingredientes para 6 personas. 200g de nueces crudas, 200g de almendras crudas, 40g de mantequilla, 10g de miel, 2 gramos de tomillo fresco, 2 gramos de romero fresco, 1g de pimentón dulce o picante, 0,5 cucharadita de ajo granulado, 1 limón, 1 mandarina y sal gruesa.
  • Elaboración. Lavar el romero, el tomillo (si son frescos), el limón y la mandarina. Secar bien las hierbas con papel de cocinar, extraer las hojas y picarlas groseramente a cuchillo, especialmente el romero. Derretir la mantequilla en una sartén amplia a fuego suave, añadir la miel y mezclar. Incorporar las hierbas, una pizca de pimentón, el ajo granulado, la ralladura de media mandarina y medio limón. Agregar también 15 ml de zumo de limón y un poco más de zumo de mandarina. Remover y dejar que se caliente todo durante 1 minuto, con cuidado de que nada se queme. Incorporar los frutos secos, partiendo algunas nueces para que no sean todo mitades enteras, y remover con suavidad para que se impregnen bien de la mezcla, echando una pizca de sal. Cocinar, removiendo, durante unos 5-6 minutos, o hasta que estén tostadas al gusto. Retirar a un recipiente sin cerrar hasta que se enfríen, o directamente a cuencos o fuente donde se vayan a servir. Aderezar con sal gruesa

Receta completa | Nueces y almendras con romero, tomillo, mandarina y limón

Chips de berenjena con miel y tomillo

Chips de berenjena con miel y tomillo
  • Ingredientes para 4 personas. 25g de trigo, 25g de polenta, 2 berenjenas, 3 cucharadas de miel, 15g de tomillo fresco, 100g de yogur griego 0%MG, 0´5 dientes de ajo, cayena molida al gusto, 30ml de aceite de oliva virgen extra, hojas de menta al gusto y sal.
  • Elaboración. Comenzaremos precalentando el horno a 200 grados con calor arriba y abajo. En un bol mezclamos la harina, la polenta. Cortamos las berenjenas en rodajas y después cada una de ellas en tres trozos, las salamos ligeramente y las rebozamos en la mezcla anterior. Preparamos una bandeja de horno engrasada con una pequeña parte del aceite, reservamos el resto. Colocamos los trozos de berenjena en la bandeja, los regamos con el aceite sobrante, añadimos por encima la miel y el tomillo picado. Horneamos durante 20 minutos, dando la vuelta a las berenjenas a la mitad de tiempo. Mientras mezclamos el yogur griego con el medio diente de ajo picadito, le añadimos un poco de hojas de menta picada, espolvoreándole un poco de cayena molida. Retiramos las berenjenas del horno, le salpicamos un poco de miel de nuevo y las servimos con el dip de yogur.

Receta completa | Chips de berenjena con miel y tomillo

Paté de champiñones con tomillo y vino marsala

Paté de champiñones con tomillo y Marsala
  • Ingredientes para 4 personas. 1 cucharada de mantequilla, media cebolla, 150g de champiñones, 1 diente de ajo, media cucharada de tomillo seco, una pizca de nuez moscada molida, 1 cucharada rasa de zumo de limón, 60ml de vino marsala, 50g de queso crema, sal y pimienta.
  • Elaboración. Comenzaremos limpiando y cortando en láminas los champiñones y la cebolla en trozos muy menudos. Reservamos. Ponemos una sartén al fuego y derretimos la mantequilla, agregamos la cebolla, cubrimos con una tapa y la cocinamos hasta que haya ablandado y esté transparente, removiendo de vez en cuando. Cuando esté blanda subimos el fuego y echamos los champiñones, los cocinamos durante ocho minutos hasta que estén blandos y el líquido se haya evaporado. Añadimos el ajo picado, el tomillo, la nuez moscada y salteamos treinta segundos, vertiendo entonces el vino Marsala y el zumo de limón. Cocinar todo junto durante cinco minutos más. Reservar una o dos láminas de champiñones para la decoración final. Pasar la preparación al vaso de una batidora y añadir el queso crema, batir hasta formar una pasta lisa y cremosa. Echar en un tarro hermético y alisar. Derretir la mantequilla y agregar por encima del paté, dejando una lámina de champiñón y unas ramitas de tomillo en forma de decoración. Cerrar herméticamente el tarro y enfriar en la nevera.

Receta completa | Paté de champiñones con tomillo y vino Marsala

Champiñones gratinados con un toque de tomillo y limón

Champinones Gratinados Con Un Toque De Tomillo Y Limon
  • Ingredientes para 2 personas. 300g de champiñones, medio limón, 1 diente de ajo, 4g de tomillo seco, 25g de queso parmesano, aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta negra molida.
  • Elaboración. Empezamos limpiando los champiñones y cortándolos en láminas finas. Untamos una fuente de barro grande con un poco de aceite y colocamos los champiñones, distribuyéndolos de forma más o menos homogénea. Añadimos ahora la ralladura de medio limón, y también su zumo. Picamos el ajo y lo añadimos también, junto a la cucharadita de tomillo, una pizca de sal y pimienta y, finalmente, el queso parmesano rallado. Por último, gratinamos durante 15 minutos con el horno a 200ºC, pasamos a una fuente más pequeña (los champiñones habrán encogido) y servimos caliente con un poco de perejil picado por encima, aunque esto es opcional.

Receta completa | Champiñones gratinados con un toque de tomillo y limón

Queso feta empanado con miel de pimienta rosa y tomillo

queso feta empanado con miel de pimienta rosa y tomillo
  • Ingredientes para 4 personas. Miel, pimienta rosa, tomillo fresco, 200g de queso feta en bloque, 1 huevo, 30g de pan rallado, aceite de oliva para freír, tomate cherry variado, la ralladura de 1 limón y albahaca fresca.
  • Elaboración. Aromatizamos la miel añadiendo un poco de pimienta rosa, al gusto, o del tipo que más nos guste junto con unas hojas de tomillo fresco. Removemos bien y reservamos. Escurrimos el queso feta y lo secamos con papel absorbente. Tiene que quedar bien seco. A continuación lo empanamos pasando por huevo y después por pan rallado. Hay que asegurarse de cubrirlo bien para que no salpique durante la fritura. Calentamos un poco de aceite en una sartén y freímos el queso feta empanado a fuego medio hasta dorar, volteando para que se haga bien por todos sus lados. Servimos rociando el queso feta empanado con un chorrito de miel y con unos tomates cherry aliñados con ralladura de limón, albahaca fresca picada y aceite de oliva virgen extra.

Receta completa | Queso feta empanado con miel de pimienta rosa y tomillo

Tacos de atún marinado al tomillo y limón

Tacos De Atun Marinado Al Tomillo Y Limon
  • Ingredientes para 6 personas. 300g de sal gruesa, 100g de azúcar, 2 ramas de tomillo fresco, la ralladura de dos limones, 200g de atún fresco, aceite de oliva virgen extra y 6 tomates cherry para decorar.
  • Elaboración. Comenzamos cortando el atún en 16 tacos, retirando los laterales y reservándolos para elaborar, por ejemplo, un tartar de atún. Hay que procurar que tengan todos el mismo tamaño y forma, así como que sean "de bocado", puesto que los vamos a servir como aperitivo. Lo adecuado es cortar cubos de 2 x 2 cm como máximo, aunque yo los he cortado en forma de prisma rectangular. Colocamos la sal, el azúcar, el tomillo y la ralladura de limón en un cuenco y los mezclamos bien. Con 1/3 de la mezcla, cubrimos la base de un recipiente de tamaño acorde a la cantidad de tacos que hemos cortado. Colocamos los tacos encima, dejando espacio entre unos y otros, y cubrimos con el resto de la mezcla asegurándonos de rellenar los huecos. Introducimos el recipiente en la nevera y lo dejamos reposar durante un máximo de 2 horas. Transcurrido este tiempo, retiramos la sal y limpiamos cada taco con una brocha. Los lavamos bajo un chorro fino de agua, sin pasarnos para que no queden acuosos, y los secamos con papel absorbente. A la hora de servir los tacos, los engrasamos ligeramente con aceite de oliva virgen extra. Cortamos los tomates cherry en cuatro rodajas cada uno, procurando que sean gorditas, y las ensartamos en palillos junto con el atún marinado.

Receta completa | Tacos de atún marinado al tomillo y limón

Brochetas de pollo al tomillo

Brochetas de pollo al tomillo. Receta
  • Ingredientes para 4 personas. 500 g de pollo deshuesado, 1 cebolla, 1 cucharadita de tomillo molido, 1 cucharadita de pimentón dulce, 1 cucharadita de sal y 1 cucharada de aceite de oliva.
  • Elaboración. Cortamos el pollo en trozos, la cebolla la picamos bien pequeña y lo mezclamos todo (junto con las especias, la sal y el aceite) en un bol. Dejamos macerar durante una hora mínimo o 24 horas en frio. Ponemos las brochetas a remojo para evitar que se quemen en el horno y pinchamos la carne. Horneamos a 180 ºC durante 20 minutos.

Receta completa | Brochetas de pollo al tomillo

Chuleta de ternera con crema de roquefort y tomillo

Chuleta De Ternera Con Crema De Roquefort Y Tomillo
  • Ingredientes para 4 personas. 4 chuletas de ternera pequeñas (150g por unidad), 4 cucharadas de crème fraîche, 200g de queso roquefort, 4 patatas, 4 pimientos del piquillo, tomillo fresco al gusto, aceite de oliva virgen extra y sal.
  • Elaboración. Comenzamos poniendo el queso roquefort y la crème frâiche espesa en un cazo que calentamos al mínimo removiendo con unas varillas hasta que se haga una crema fluida. Si es necesario, añadimos un chorrito de nata o de leche para que sea más manejable al principio. Cuando tenga la textura adecuada, añadimos unas hojitas de tomillo fresco que aportarán un aroma interesante a la salsa. Para hacer las patatas, torneamos unas patatas pequeñas con un cuchillo afilado y las freímos en aceite abundante y con el fuego al mínimo, para que las patatas se hagan lentamente por dentro. Cuando estén en su punto, tras unos diez minutos, las pasamos a otro cazo con aceite muy caliente y las freímos hasta que queden doradas y crujientes por fuera. Para la chuleta, que habremos dejado a temperatura ambiente mientras cocinamos la salsa y las patatas, calentamos una sartén acanalada o parrilla y cuando está bien caliente, hacemos durante 2 minutos por cada cara, -o más según el gusto de cada uno- procediendo a emplatar. Al dar la vuelta a las chuletas, colocamos una ramita de tomillo sobre cada una para que las vaya perfumando. Con la parrilla aún caliente, damos unas vueltas a los pimientos de piquillo para que estén a buena temperatura cuando los vayamos a servir.

Receta completa | Chuleta de ternera con crema de roquefort y tomillo

Pollo asado con tomillo, lima y especias tandoori

Pollo Asado Con Tomillo Lima Y Especias Tandoori
  • Ingredientes para 4 personas. 4 cuartos traseros de pollo, 1 lima, 25g de especias tandoori, 60g de yogur natural, 15ml de aceite de oliva, 6 dientes de ajo, 10 ramas de tomillo fresco y sal.
  • Elaboración. Lavamos el pollo bajo un chorro suave de agua fría y lo secamos con papel absorbente. En la misma fuente en la que vamos a asar el pollo, mezclamos el zumo de la lima con las especias, el yogur natural y el aceite de oliva. Embadurnamos el pollo en la mezcla y lo dejamos marinar durante 1 hora, dentro de la nevera. Transcurrido este tiempo, calentamos el horno a 175ºC (arriba y abajo), retiramos la fuente con el pollo de la nevera y esparcimos los dientes de ajo por encima, sin pelar, así como las ramas de tomillo. Introducimos en el horno, en la posición central, y asamos durante 60 minutos o hasta que la piel comience a dorarse y se vea crujiente.

Receta completa | Pollo asado con tomillo, lima y especias tandoori

Paletilla lechal asada al tomillo

Receta de paletilla lechal asada al tomillo
  • Ingredientes para 4 personas. 4 paletillas lechales, 50ml de aceite de oliva virgen extra, 10ml de vinagre de jerez, unas ramas de tomillo fresco, pimienta negra y sal.
  • Elaboración. Las paletilas tendrán un par de cortes para facilitar su cocción y después el poderlas comer mejor. En un vaso de batidora pondremos el aceite, el tomillo troceado, el vinagre, la pimienta y la sal y trituramos todo bien. Después pintamos con esta mezcla las paletillas y pondremos a asarlas, con un poco de agua en la bandeja de horno, durante una hora y media a 150 ºC. Al terminar este tiempo las damos la vuelta, pintamos de nuevo, y ponemos el horno a 180 ºC y cocemos 40 minutos más. Sacamos, retiramos las paletillas y sobre el fuego añadimos un poco de agua para soltar los jugos que se han quedado pegados y tener más salsa.

Receta completa | Paletilla lechal asada al tomillo

Sorbete de tomillo

Sorbete De Tomillo
  • Ingredientes para 3 personas. 500ml de leche entera, un manojito de tomillo fresco, 200ml de zumo de limón, 100g de azúcar y 50ml de agua.
  • Elaboración. Primero preparamos una infusión de tomillo. Para ello ponemos en un cazo la leche con el tomillo y una cucharada de azúcar y le damos un hervor de dos minutos. Después apagamos el fuego y tapamos, dejando infusionar durante media hora. Una vez transcurrido el tiempo para que la leche se infusione, la colamos y la congelamos 1 hora y 45 minutos. Preparamos el sorbete de limón haciendo un almíbar. Para ello cocemos durante cinco minutos el agua y 80 g de azúcar, y una vez estén bien ligados añadimos el zumo de limón mezclando bien. Congelamos el sorbete durante 1 hora y 45 minutos.

Receta completa | Sorbete de tomillo

Galletas de limón y tomillo

Galletas De Limon Y Tomillo
  • Ingredientes para 30 unidades. 115g de mantequilla sin sal atemperada, 1 limon bien aromático, 80g de azúcar de grano fino, 1 cucharadita de tomillo seco, 60g de miel, 1 cucharadita de azúcar vainillado, 225 de harina de repostería, 2g de sal, 8g de bicarbonato sódico y azúcar glasé para decorar.
  • Elaboración. Trocear la mantequilla ablandada y colocar en un recipiente. Batir con batidora de varillas hasta dejarla cremosa. Aparte frotar el azúcar con la ralladura del limón, sin llegar a la parte blanca, para soltar los aromas cítricos. Añadir el tomillo y frotar más. Incorporar el azúcar a la mantequilla y batir con la batidora hasta conseguir una textura esponjosa. Echar la miel y el zumo del limón colado por un colador y batir un poco más. Incorporar la harina, el bicarbonato, la sal y el azúcar vainillado, y batir a velocidad baja un poco. Terminar de mezclar con una espátula, envolver en plástico film y dejar en la nevera como mínimo 30 minutos. Precalentar el horno a 180ºC y preparar un par de bandejas con papel sulfurizado o una lámina de silicona. Coger porciones pequeñas de masa con una cucharilla y dar forma redondeada con las manos. Distribuir en las bandejas dejando un par de centímetros de separación entre ellas. Hornear una bandeja cada vez, durante unos 8-10 minutos, hasta que se doren al gusto. Esperar un poco fuera del horno para que se solidifiquen, ya que están muy blanditas recién horneadas, y dejar enfriar por completo en una rejilla. Rebozar en azúcar glasé una vez frías.

Receta completa | Galletas de limón y tomillo

Cake de miel, limón y tomillo

Cake de miel, limón y tomillo
  • Ingredientes para 6 personas. 250g de harina bizcochona con levadura, 3 huevos, 120g de mantequilla, 80g de azúcar, 90g de miel, 2 limones y una cucharadita de tomillo fresco.
  • Elaboración. Precalentamos el horno a 180 grados centígrados y engrasando un molde alargado de plum cake, colocándole una base de papel de horno para poder desmoldarlo fácilmente. Lavaremos y rallaremos la corteza de los limones, seguidamente los exprimimos para obtener 80 mililitros de su jugo aproximadamente. En un cacito al fuego fundir la mantequilla y añadirle el tomillo fresco picado para que se combine con esta, dejamos templar mientras que batimos en otro bol los huevos con el azúcar hasta que los veamos espumosos. Añadimos la miel, la mantequilla fundida, el zumo de los limones y su ralladura y mezclamos hasta formar una masa homogénea, entonces incorporamos suavemente con una espátula la harina con levadura incorporada y vertemos la mezcla en el molde. Horneamos durante cuarenta minutos o hasta que al pincharlo con un palillo este salga limpio. Desmoldar en una rejilla para que enfríe.

Receta completa | Cake de miel, limón y tomillo

Bizcocho de limón con aceite arbequina y tomillo

Bizcocho De Limon Con Aceite Arbequina Y Tomillo
  • Ingredientes para 10 personas. 4 huevos L, 120g de azúcar, 4g de sal, 175ml de aceite de oliva arbequina virgen extra, 30ml de zumo de limón, media cucharadita de tomillo seco, 120g de harina de repostería, 4g de bicarbonato sódico y azúcar para la cobertura.
  • Elaboración. Precalentar el horno a 180ºC y engrasar o forrar con papel sulfurizado un molde redondo desmontable de unos 20-22 cm de diámetro. Separar en dos recipientes las claras de las yemas de los huevos. Batir con batidora de varillas las yemas y el azúcar, durante unos 3-5 minutos. Tiene que quedar espeso y de color pálido. Incorporar la sal y la ralladura del limón, y batir un poco más. A continuación, ir añadiendo en un hilo constante el aceite, sin dejar de batir, y el zumo de limón. Agregar la harina con el bicarbonato y el tomillo y mezclar con unas varillas, a mano. Batir las claras de >huevo a punto de nieve y añadir 1/3, removiendo bien con una espátula o lengüeta. Incorporar el resto de las claras y trabajar la masa con movimientos suaves<, envolventes, hasta que quede homogéneo. Echar en el molde, igualando la superficie, y espolvorear una o dos cucharadas de azúcar por encima Hornear sobre rejilla durante unos 45 minutos, hasta que esté muy dorado por encima y al pinchar con un palillo salga limpio. Esperar unos minutos antes de desmoldar y dejar enfriar completamente sobre una rejilla.

Receta completa | Bizcocho de limón con aceite arbequina y tomillo

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Galletas de avena lima-limón con tomillo y aceite de oliva

galletas de avena lima-limón con tomillo y aceite de oliva
  • Ingredientes para 35 unidades. 100g de aceite de oliva virgen extra, 175g de azúcar, 2 huevos S, 1 lima, 1 limón pequeño, 2g de sal, 8g de levadura química, 300g de harina de repostería, 5g de tomillo seco, 150g de copos de avena y 15g de semillas de amapola.
  • Elaboración. Precalentar el horno a 180ºC con calor arriba y abajo, sin aire. Preparar dos bandejas grandes con papel antiadherente sulfurizado y lavar y secar las frutas cítricas. Abrir y disponer en un recipiente grande los huevos, el aceite de oliva virgen extra, el azúcar y la ralladura fina de lima y de limón. Batir con batidora de varillas o varillas manuales hasta que el azúcar se disuelva y adquiera una textura ligeramente esponjosa. Incorporar la sal, el tomillo y el zumo colado de las frutas, batiendo un poco más. Echar la harina con la levadura y batir a velocidad baja hasta incorporar. Agregar la avena, mezclar un poco y añadir las semillas de amapola. Terminar de trabajar hasta que quede una masa homogénea. Se puede tapar y refrigerar media hora si queremos que la masa sea menos pegajosa, pero no es realmente necesario. Repartir porciones redondeadas con un par de cucharas, del tamaño que se prefiera -si se quieren crujientes, no muy grandes-, y aplanar un poco con la mano húmeda o un tenedor. Hornear una bandeja cada vez durante unos 18-20 minutos, o hasta que estén doradas al gusto, vigilando bien que no se quemen. Esperar fuera del horno unos 10 minutos antes de trasladar a una rejilla para que se enfríen por completo.

Receta completa | Galletas de avena lima-limón con tomillo y aceite de oliva

Imágenes | iStock

En Directo al Paladar | Cómo conservar las hierbas aromáticas
En Directo al Paladar | Ya sea perejil, cebollino o albahaca, este es el mejor método para conservar hierbas aromáticas ya cortadas

Temas
Comentarios cerrados
Inicio
Inicio