27 recetas para adictos a la canela

27 recetas para adictos a la canela
10 comentarios
18 votos

Las especias son un ingrediente básico en la cocina que pueden transformar por completo un plato. Todos tenemos nuestras favoritas, pero hay algunas que además creo que son imprescindibles en cualquier despensa, como por ejemplo la canela. Es sin duda uno de mis aromas favoritos, la utilizo muchísimo en dulces pero también en platos salados de todo tipo. Si compartís esa pasión, no os perdáis estas recetas para sacarle partido a la sugerente canela,.

La canela se extrae de la corteza de un ábol originario de Asia y es cuioso cómo se ha convertido en un ingrediente esencial que define muchas elaboraciones típicas de gastronomías muy diferentes. No falta en nuestros postres tradicionales como el arroz con leche o las torrijas, es imprecindible en la repostería europea y también forma parte de las mezclas de especias de platos asiáticos, africanos y americanos. Molida o en rama, su aroma es inconfundible, y para muchos se asocia con épocas concrets como el otoño o la Navidad. ¿Cuál es vuestra receta favorita con canela?

Galletas y pastas

Galletas Rapidas

Para mí, hay tres sabores clásicos que pueden definir a una galleta: mantequilla, vainilla y canela. Y tras mucho meditarlo creo que mis favoritas siempre serán las más especiadas, en las que nunca suele faltar la canela como aroma estrella, como en las rápidas galletas de mantequilla sin huevo.

Ingredientes

Para 35 unidades
  • Mantequilla sin sal a temperatura ambiente 200 g
  • Azúcar 100 g
  • Sal 2 g
  • Esencia de vainilla 5 ml
  • Harina de repostería 300 g
  • Azúcar para espolvorear 100 g
  • Canela molida para espolvorear 10 g

Cómo hacer galletas rápidas de canela sin huevo

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 40 m
  • Elaboración 30 m
  • Cocción 10 m
  • Reposo 5 m

Precalentar el horno a 180ºC y preparar un par de bandejas.

Colocar la mantequilla troceada en un recipiente mediano y añadir el azúcar, y la vainilla. Batir con batidora de varillas hasta que quede esponjoso. Incorporar la harina con la sal y seguir batiendo hasta que quede una textura como de migajas.

Continuar mezclando con una cuchara grande o con una espátula hasta obtener una masa homogénea, lisa y suave, que se despegue de las paredes del cuenco. Si fuera muy pegajosa, añadir un poco más de harina. Mezclar el azúcar con la canela, echando más o menos canela al gusto.

Dividir en dos porciones. Estirar una con el rodillo entre láminas de papel antiadherente dejando un grosor de unos 5 mm, y recortar las galletas. Distribuir en las bandejas y cubrir con el azúcar de canela, presionando ligeramente. Hornear 10-12 minutos. Esperar un poco antes de llevar a una rejilla para que se enfríen.

18 votos
Canela

Es una especia que combina muy bien con otras, e incluso se ve potenciada al mezclarla, por ejemplo en las galletas de cardamomo y canela, algo que también sucede con endulzantes aromáticos como los siropes vegetales. Una receta que me parece ideal para estos días de otoño es la de las galletas de melaza, pues la miel oscura aporta un toque tostado acaramelado irresitible.

Además tenemos variedades que saben a repostería tradicional, como las clásicas galletas fritas con crema o las mexicanas llamadas bizcochitos con canela y anís, una auténtica delicia que no os podéis perder.

Pastas Mantecadas

Con una exquisita textura, las pastas o galletas mantecadas nos trasladan a esa repostería de pueblo de toda la vida, casi recordándonos ya a fiestas navideñas, aunque mucho más rápidas y sencillas son estas galletas con pasas y nueces, para antojos dulceros de media tarde.

Bizcochos, pasteles y otros dulces

En principio, cualquier receta básica de bizcocho o tarta puede aromatizarse con canela, pero hay algunas elaboraciones específicas donde esta especia se convierte en toda una estrella. Podemos hacer un pequeño recorrido por Europa para comprobarlo, empezando con un clásico bizcocho de manzana con cobertura de canela que podría salir del horno de cualquier abuela del continente estos días.

Rollitos de Canela

Facilísima y muy rápida de preparar es esta otra tarta de manzana, con masa de hojaldre y un acabado muy especial, así como las magdalenas de canela con avellana y harina de maíz, con una riquísima textura algo rústica y acabado crujiente.

Los deliciosos rollitos de canela tienen muchas variantes y todas son recomendables, nosotros os dejamos dos recetas para animaros a probarlos, la tradicional sueca de kanelbullar y una versión exprés en sólo una hora. Seguimos por el norte con la festiva trenza de canela o estonian kringle, y tampoco me podía olvidar de un clásico de la repostería centroeuropea, el delicado Apfelstrudel o Strudel de manzana.

Platos salados

Pollo con miel y canela

Dejamos por un momento el dulce para detenernos en las posibilidades saladas de la canela. ¿Sabíais que la mayoría de mezcla de especias exóticas la incluyen? A mí me gusta también usarla para dar un leve toque a ciertos platos, como las espinacas o las hortalizas de otoño. Hablando de la temporada de frío, una buena receta con esta especia es la sopa de apio, pera y canela.

Los platos de carne también se pueden enriquecer con sus aromas, especialmente si los preparamos con salsas suculentas. Tenemos varios ejemplos para todos los gustos, por ejemplo el pollo a la miel con almendras y canela, los muslos de pavo en salsa de tomate y canela o el irresitible solomillo de cerdo especiado con albaricoques secos.

Pulled pork

También con frutas secas se prepara el lomo de cerdo en Crock-Pot, una suerte de pulled pork con aromas morunos, y sorprende su intensidad en una receta como la paletilla de cerdo asada con costra caramelizada. Mucho más fácil, eso sí, es el simple pomelo gratinado con canela, perfecto para los meses fríos.

Dulces tradicionales

Dedicamos el último apartado a esos dulces más tradicionales, aquellos que pasan de generación en generación y que huelen a hogar. Todo un clásico es el arroz con leche cremoso y la original receta derivada de croquetas de arroz con leche. ¿Qué sería de este postre sin nuestra querida especia?

Y es que los lácteos siempre han hecho muy buena pareja con la canela, y sólo hay que tomar la leche merengada como ejemplo para comprobarlo. Os recomiendo también probar la quesada fácil de yogur y canela, muy delicada. Otro dulce de lo más tradicional es la leche frita, una especie de prima de las torrijas, otro dulce que no sería lo mismo sin esta especia.

Compota

También está presente en la dulcería tradicional de otros países, como demuestran los buñuelos alemanes de almendra o mutzenmandeln.

Por último, no quería olvidarme de una receta muy humilde y sencilla pero de lo más reconfortante, la deliciosa y aromática compota de manzana. ¿No creéis que esta fruta otoñal casa también de maravilla con la canela?

Esperamos que esta selección de recetas para apasionados de la canela os haya abierto el apetito para probar recetas nuevas con ellas, ya seáis golosos o más bien de salado. Y si os apasiona de verdad esta especia, apostad por comprar una de buena calidad, mejor si es en rama y la podéis moler en casa en el momento de usarla.

Como todas las especias, la canela no se echa a perder del todo aunque se haya pasado la fecha de caducidad, pero sí que pierde mucha potencia con el paso del tiempo. Así que procurad que no se quede ningún bote olvidado en el fondo de la despensa, ¡dadle vida con ella a vuestras recetas!

En Directo al Paladar | 17 recetas para iniciarte en el vegetarianismo sin sufrir
En Directo al Paladar | 23 maneras de preparar patatas al horno

Temas
Inicio