Receta de San Jacobo casero, un clásico para complacer a todos

Receta de San Jacobo casero, un clásico para complacer a todos
Sin comentarios
25 votos

Un clásico en muchas casas, el San Jacobo es una receta fácil y rápida de preparar. Perfecta para despedirse de los precocinados y congelados y animarse a hacerlo casero.

El relleno tradicional es jamón cocido y queso gruyère, ambos loncheados, pero se puede variar al gusto.

Hay versiones con jamón serrano y otros quesos que son la mar de sabrosas. Nosotros, no obstante, hemos sido fieles al clásico. Al menos en esta ocasión. Los ingredientes son pocos y humildes, de su calidad depende el resultado así que recomendamos hacerse con el mejor jamón cocido y queso posibles. Una vez en vuestras cocinas, la preparación del San Jacobo casero es coser y cantar.

Ingredientes

Para 5 unidades
  • Jamón cocido loncheado 150 g
  • Queso gruyère loncheado 5
  • Harina de trigo 30 g
  • Huevo 2
  • Pan rallado 100 g
  • Aceite de oliva en abundancia para freír

Cómo hacer San Jacobo casero

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 20 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 10 m

Cortamos las lonchas de jamón en cuadrados de igual tamaño. Cortamos las lonchas de queso en cuadrados ligeramente más pequeños y las colocamos sobre la mitad de las lonchas de queso. Cubrimos con el resto del jamón y presionamos ligeramente con la palma de la mano.

Pasamos cada sándwich por harina, retirando el exceso, por huevo batido y por pan rallado. Podemos hacer una segunda capa de rebozado pasando cada San Jacobo de nuevo por huevo y pan rallado para asegurar que quedan bien cubiertos, pero esto es opcional.

Paso A Paso San Jacobo Casero

Calentamos abundante aceite en una sartén y freímos los San Jacobos a temperatura alta. Volteamos para que se doren por ambas caras y retiramos a un plato con papel absorbente. Esperamos un par de minutos a que absorban el exceso de grasa y servimos calientes.

25 votos

Las mejores recetas de Directo al paladar (Cocina)

Con qué acompañar el San Jacobo casero

Como ocurre con todos los empanados, recomendamos evitar las patatas fritas y acompañar el San Jacobo casero de una ensalada ligera para equilibrar nutricionalmente el plato.

Vale una sencilla ensalada mixta, peroo os animamos también a probar una ensalada depurativa con aliño de tahini o una guarnición tan versatil como las judías verdes con aderezo de menta.

En Directo al Paladar | Filete empanado: siete trucos para transformar este clásico en un bocado gourmet
En Directo al Paladar | Receta de cachopo casero

Temas
Inicio