Publicidad

Cómo cortar una coliflor en floretes fácilmente (sin crear un desastre en la cocina)

Cómo cortar una coliflor en floretes fácilmente (sin crear un desastre en la cocina)
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

En ocasiones las modas gastronómicas tienen su lado positivo. Quiero creer que la coliflor, por fin, ha dejado de tener tan mala fama en los últimos años, por sus propiedades saludables pero también por sus deliciosas posibilidades en la cocina. Triturada se puede convertir en un falso cuscús, base para "pizzas" y hamburguesas vegetarianas, pero los floretes o ramilletes de coliflor también merecen nuestra atención.

Solo hay un pequeño inconveniente: cortar la coliflor puede crear un bonito desastre en la cocina. A diferencia del brócoli, la masa de esta crucífera es compacta y prieta, complicando el corte a cuchillo que suele llenar la superficie de trabajo de multitud de pequeños gránulos. Pero hay una forma muy sencilla de cortar la coliflor en floretes perfectos que seguro os animará a cocinar más con ella en casa.

Cómo cortar fácilmente los floretes de la coliflor

Coliflor

La popular cocinera y presentadora de televisión Ina Garten compartió hace un tiempo esta técnica y ha revolucionado un poco a su audiencia estadounidense desde entonces. En realidad es un procedimiento sencillo que seguro mucha gente ya practica en casa, pero si no es vuestro caso, agradeceréis tanto como yo haberlo aprendido.

El primer paso es contar con una coliflor bien hermosa, fresca y entera, sin daños, y mejor si es de tamaño medio. Lo primero es darle la vuelta y tirar hacia atrás de las hojas más grandes para separarlas; las guardaremos para lavarlas y cocinarlas -aquí no se tira nada-. Las hojas más pequeñas y prietas podemos cortarlas por la base con el cuchillo.

Coliflor

A continuación hay que practicar un corte alrededor de la base del tronco, sin llegar a los floretes. Al extraer esta parte más dura, nos quedaremos con los ramilletes todavía unidos en sus extremos, pero saldrán con mucha facilidad. De nuevo, el tronco hay que guardarlo, es tan rico como el resto de la col.

Suavemente iremos doblando cada florete para separarlo o arrancarlo con la mano. Normalmente no hará falta recurrir más al cuchillo, pero si estuviera muy duro podemos cortar el tronco de los más grandes.

Coliflor

Poco a poco iremos "desflorando" la masa de la coliflor y separándola por completo en racimos de diferentes tamaños. Si nos quedan porciones con tallos muy largos, podemos cortarlos como si fueran otra pieza de la col, para cocinarlos con el resto.

Para dividir en dos mitades o cuartos los floretes más voluminosos solo hay que cortarlos por el tallo, sin llegar a las cabezas, para separarlos con las manos, siempre con suavidad. Ya solo nos queda lavar y secar la coliflor, hojas y tronco incluidos, antes de proceder a cocinar.

Coliflor

Las mejores recetas con coliflor en Directo al Paladar

Ahora que ya tenemos los bonitos y ricos floretes perfectamente cortados y listos para cocinar, os proponemos algunas de nuestras mejores recetas para disfrutarlos en casa. Mi recomendación personal siempre es la misma: no pasarse de cocción y utilizar el horno como técnica prioritaria.

Coliflor
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir