Compartir
Publicidad

29 recetas con caramelo de chuparse los dedos

29 recetas con caramelo de chuparse los dedos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El caramelo es una de las preparaciones más básicas de la repostería y también una de las que más respeto imponen. Nos puede llevar a pensar en tiendas de golosinas llenas de azúcar en todas las formas, tamaños y colores imaginables, pero también es una elaboración fundamental en la pastelería más sofisticada. Para perderle el miedo y descubrir su versatilidad, aquí tenéis 29 recetas con caramelo sencillas para todos los gustos.

La definición exacta y más simpre de caramelo sería, como señala la RAE, “azúcar fundido y endurecido”, o la golosina hecha con él. Se obtiene al calentar el azúcar por encima de su punto de fusión y normalmente se emplea también agua o leche. Dependiendo del tipo de azúcar, su concentración y la temperatura, se consiguen resultados distintos. Para profundizar en el trabajo del caramelo es recomendable un termómetro, pero tenemos muchas recetas en las que no será necesario.

Recetas básicas

Caramelo Líquido

Vamos a empezar, como es lógico, por las recetas más básicas para ir calentando motores -y el paladar-. La preparación de caramelo líquido casero es rápida, fácil y muy práctica, ya que se puede guardar durante meses y así nos solucionará un montón de postres sin tener que recurrir al comercial. Se puede añadir a mil cosas, por ejemplo al helado, aunque también tenemosla opción de hacer directamente un helado de caramelo, ahora que ya se acerca el verano.

Se suele llamar toffee a esos caramelos blandos que llevan algún lácteo en sus ingredientes, y a pesar de que hay recetas más complejas para hacerlos, con esta versión exprés de caramelos toffee salen deliciosos. El mismo sabor lo podemos conseguir en formato líquido con la receta de salsa de toffee en diez minutos, y se pueden convertir en bocados crujientes como las básicas galletas de caramelo.

Caramelo y chocolate, pareja perfecta

Pastel de chocolate y Almendras

A pesar de que yo me reconozco golosa, no me gusta el exceso de azúcar en los postres, y le cogí manía al caramelo tras malas experiencias con el abuso de siropes y salsas empalagosas en los restaurantes. Pero me reconcilié con él al probar un bombón artesano de chocolate negro con caramelo salado que era pura divinidad en la boca. Si se utiliza bien, la pareja de caramelo y chocolate puede ser una maravilla, y da mucho juego en la cocina.

Para empezar con algo sencillo podemos probar preparando el irresistible flan de Nutella con caramelo de chocolate o el pastel de almendra y chocolate al caramelo, una combinación de sabores sencilla pero sorprendentemente sabrosa. Y cuando os haya convencido la fórmula podéis hornear también unas delicisas galletas de leche condensada y chocolate al caramelo, especiales para muy golosos.

Los que tengáis un termómetro de cocina en casa podéis dar un paso más con elaboraciones dignas de pastelería. Sin tener que volverse muy locos con la técnica y la precisión, los chocolate fudges o caramelos cremosos de chocolate en realidad no son difíciles y gustarán a todos en casa. Y para dejar directamente con la boca abierta a las visitas, los bombones de caramelo salado son el bocado perfecto. ¿Os atrevéis con ellos?

Postres de cuchara

Crema

Nuestros siempre queridos postres de cuchara son perfectos para sacarle todo el partido al caramelo. Es un verdadero placer sumergir la cucharilla en cremas dulces y dejar que se fundan con la melosidad dulzona del caramelo. De los flanes hablaremos más adelante, pero podemos empezar a tener sueños golosos con recetas como la crema de whisky al horno, con un caramelo elaborado con azúcar moreno.

¿Queréis más cremas para seducir a los invitados? La de galleta maría y caramelo es una delicia que nos devuelve a la infancia emulando las típicas natillas, y la de caramelo con praliné propone un contrapunto crujiente también con el preparado de azúcar, esta vez más sólido. Y si hablamos de postres de cuchara no puede faltar una panna cotta, en este caso al caramelo y con mantequilla salada. Irresistible.

Fruta con caramelo, bocado de cielo

Peras al caramelo

Pasamos ahora a una pareja de ingredientes que me gusta especialmente, la de la fruta fresca con el dulce caramelo. Hay tantas opciones en el mercado que podemos probar decenas de combinaciones distintas, apostando por texturas más o menos firmes y contrapuntos de acidez pronunciados o más suaves. Un ejemplo bien fácil es la receta de crêpes rellenos de manzana y caramelo salado, postre o merienda sencilla pero todo un placer para disfrutar sin prisas.

El plátano curiosamente suele ir muy bien con los sabores tostados del azúcar, y solo tenéis que comprobarlo con la tarta tibia fácil de plátano y caramelo, para la que no hay que esperar mucho antes de hincarle el diente. ¿Más frutas que combinen bien? Tenemos las infalibles peras asadas al caramelo con chantilly y también el elegante cake individual de naranja y caramelo, estupendo para una celebración en casa.

Flanes para todos los gustos

Flan

Ahora sí, pasamos a los flanes, ese postre tan tradicional de origen francés que siempre se relaciona con el caramelo líquido. Hay muchas recetas distintas de flanes y nosotros tenemos unas cuantas, pero no siempre tenemos que quedarnos con lo más tradicional. Claro que si buscáis un señor flan con todas sus letras y su imprescindible caramelo, podéis apostar por la receta de flan de huevo en cazuela, infalible.

Los lácteos añaden un toque estupendo al flan, como demuestra esta receta básica de flan de queso crema con o sin Thermomix. Podemos jugar con otros ingredientes que ofrezcan texturas y sabores más pronunciados, como con los flanes individuales de requesón y fresas o con la sorprendente versión de flan de huevo y queso fresco de cabra. Y si el queso no es lo vuestro, animáos con la receta de aprovechamiento de flan de compota de manzana.

Postres de toda la vida

Tarta de castañas

Finalmente vamos a hacer un pequeño homenaje a otros postres de siempre, y es que hay vida más allá del flan. Es curioso cómo el caramelo está presente en muchos dulces de los que aprendimos de nuestras madres, recetas tan caseras con la tarta de castañas de la madre de mi compañero pakus, que tiene una larga historia detrás. Me encantan estas recetas que van pasando de generación en generación.

Yo tengo mucho cariño a la receta de pan de Calatrava de mi madre, un postre muy sencillo del que cada casa tiene su versión, y que es estupendo para aprovechar pan, magdalenas o bizcochos que se hayan quedado resecos. Y, ¿qué postre tradicional con caramelo nos falta? ¡El tocino de cielo! Una bomba calórica pero que de vez en cuando merece la pena recuperar. Podéis probar la versión con Thermomix, esta curiosa receta con salsa de arándanos o animaros con la seductora tarta de queso con tocino de cielo, toda una tentación para golosos.

Pan de calatrava

Con estas recetas ha quedado claro que el caramelo puede dar mucho juego en la preparación de dulces y postres caseros. Ya solo os queda a vosotros elegir vuestra elaboración favorita para probar en casa, y que no os dé miedo empezar a trastear con caramelo en la cocina. Llevando el mismo cuidado que ponemos siempre en los fogones y un poco de práctica, el caramelo se domina sin problemas. Nunca más recurriréis al comprado.

En Directo al Paladar | ¿Locos por los cítricos? 63 recetas saladas en las que utilizarlos
En Directo al Paladar | 57 recetas de nuestros postres y galletas favoritas para no comprarlos en el súper y evitar el aceite de palma

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos