Compartir
Publicidad

Los cinco bizcochos más buscados de Internet y sus recetas más fáciles y deliciosas

Los cinco bizcochos más buscados de Internet y sus recetas más fáciles y deliciosas
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es un secreto a voces que en Directo al Paladar somos apasionados de los bizcochos. Procuramos preparar uno cada semana que nos acompañe durante los desayunos y meriendas de varios días. Aunque nos gusta variar con regularidad y probar distintas combinaciones de sabores, lo cierto es que hay ciertas recetas de bizcochos que triunfan más que otros.

Hay bizcochos densos, esponjosos, etéreos, con grasa y sin ella, enriquecidos con frutas, glaseado, borrachos, aromáticos., con toques cítricos, integrales, con cereales o semillas, húmedos o secos, rellenos... La variedad de recetas de bizcocho es tan amplia como dé de si la imaginación. ¿Sabríais adivinar cuáles son los cinco bizcochos más buscados de Internet? Veamos.

1. Bizcocho de zanahoria

En lo más alto de este listado encontramos el bizcocho de zanahoria, un clásico de la pastelería anglosajona que poco a poco se ha hecho hueco en nuestras cocinas. Y no es de extrañar, pues este es un bocado exquisito. La miga del bizcocho de zanahoria es densa, pero jugosa y húmeda. En ello interviene la zanahoria, que juega un papel maravilloso. No confundáis este bizcocho de zanahoria con un carrot cake, no tiene nada que ver. Esta es una receta fácil, sin florituras, ni especias, ni crema de queso como cobertura. No lo ha necesitado para conquistarnos.

bizcocho de zanahoria
  • Ingredientes para dos unidades: 250 g de zanahoria pelada, 30 g de nueces, 2 huevos "M", 125 g de azúcar, 70 g de harina de trigo, 10 g de levadura química, 5 g de esencia de vainilla, 25 g de aceite de girasol y una pizca de sal.

  • Elaboración: Rallamos las zanahorias, picamos las nueces y las mezclamos. Si tenemos un robot de cocina, podemos poner ambos ingredientes en el vaso y triturar. Será más rápido. Si no tenemos nueces o no nos gustan, podemos sustituirlas por otro fruto seco como la avellana o la almendra. Cualquiera de ellos aportará un toque interesante de sabor y textura al bizcocho. Batimos ligeramente los huevos con el azúcar en un recipiente hondo. Añadimos la harina y el impulsor químico tamizados, junto con un pellizco de sal. Mezclamos hasta integrar. Incorporamos la esencia de vainilla, el aceite vegetal y removemos de nuevo. Por último añadimos la zanahoria y nueces trituradas y mezclamos bien. Cubrimos la base de dos moldes de cake de 16x8 cm con papel sulfurizado y repartimos la masa entre ellos. Podemos usar un solo molde más grande, al gusto. Cocemos en horno pre calentado a 180ºC durante 35-40 minutos o hasta que comprobemos al tocar la superficie con el dedo que los bizcochos están listos.

Si queréis adentraros en el apasionante mundo del bizcocho de zanahoria, quizás os interese probar otras variantes como el bizcocho de zanahoria y avellanas, una interesante receta apta para veganos, o la receta fitness libre de azúcar de bizcocho de zanahoria, avellana y almendra.

2. Bizcocho de chocolate

No falla. Todo lo que lleve chocolate garantiza el éxito y la prueba de ello es que en el segundo puesto de los bizcochos más buscados en Internet está el bizcocho de chocolate. Nuestra receta está elaborada con chocolate fundido en una cantidad generosa, para garantizar que el resultado sea lo más chocolatoso, sabroso y jugoso posible.

Bizcocho de chocolate
  • Ingredientes: 4 huevos "M", 180 g de azúcar, 200 g de chocolate postres, 200 ml de nata líquida, 100 ml de aceite de oliva, 200 g de harina de trigo, 50 g de fécula de maíz (maizena) y 1 sobre de levadura química (15 g).

  • Elaboración: En un bol grande batimos los huevos junto con el azúcar, lo hacemos enérgicamente, hasta que consigamos que aumente de volumen. A continuación también añadimos el aceite y la nata, mientas seguimos batiendo. Derretimos la tableta de chocolate, bien al baño de María o bien en el microondas y lo incorporamos a la mezcla del bol, revolvemos para unirlo todo bien. En un bol aparte mezclamos el resto de ingredientes secos, la harina de trigo, la fécula de maíz y la levadura. Lo tamizamos y los vamos mezclando poco a poco con lo anterior. Untamos un molde apropiado con aceite de oliva y rellenamos con la masa del bizcocho. Cocemos en horno, pre calentado a 170ºC-180ºC, durante unos 60 minutos o hasta que al pincharlo, con una aguja o palito, en la parte central nos salga limpio.

Una de las cosas más agradecidas del chocolate es que combina bien con cantidad de ingredientes y, en bizcocho, se pueden conseguir resultados fabulosos como estos: de chocolate con leche y almendras, de chocolate y naranja y mermelada de naranja o el fondant de chocolate y aguacate apto para celiacos. Para hacerlos todos ¿no creéis?

3. Bizcocho de naranja

Las naranjas son grandes aliadas en nuestras cocinas. Ya sea para elaboraciones saladas o dulces, aportan un toque sabor y aroma tremendamente irresistibles. Es añadir su zumo y ralladura a una masa básica de bizcocho y transformarlo en bocatto di cardinale. Entre las varias recetas que tenemos en nuestro haber nos encanta el bizcocho de naranja y laurel, os explicamos cómo hacerlo y más abajo os dejamos otras sugerencias.

bizcocho de naranja y laurel
  • Ingredientes para una unidad: 80 g de mantequilla sin sal, 10 hojas de laurel, 230 h de harina de repostería, 160 g de azúcar, 5 g de levadura química, una pizca de sal, 3 huevos L, 125 g de queso fresco batido desnatado o yogur, 2 ml de esencia de vainilla 1 naranja y 125 g de azúcar glasé.

  • Elaboración: Derretir la mantequilla en un cazo, añadir 3-4 hojas de laurel. Dejar enfriar mientras se infusiona durante unos 30-60 minutos. Precalentar el horno a 180ºC y engrasar un molde redondo o de anillo. Retirar las hojas de laurel, escurriendo bien la mantequilla, y desechar. Disponer en un recipiente mediano la harina con el azúcar, la levadura química y la sal, y mezclar con unas varillas. En otro cuenco, batir la mantequilla derretida con los huevos, el queso fresco batido o yogur, la vainilla y la ralladura de la naranja. Incorporar esta preparación a la harina y mezclar bien, con suavidad, hasta tener una masa homogénea sin grumos secos. Llenar el molde con la masa, igualando la parte superior con una espátula o el dorso de una cuchara. Repartir por encima el resto de las hojas de laurel, presionando muy ligeramente. Hornear durante unos 40-50 minutos. El tiempo final dependerá del tipo de molde, mejor ir comprobando el interior pinchando con un palillo o brocheta. Esperar unos minutos fuera del horno, desmoldar con suavidad y dejar enfriar completamente sobre una rejilla. Preparar el glaseado batiendo con unas varillas el azúcar glasé y 1-2 cucharadas de zumo de la naranja colado, hasta tener una consistencia densa y viscosa. Repartir encima del bizcocho frío y dejar secar.

Otros bizcochos de naranja que os gustarán son el cake de naranja con glasa de naranja, el de naranja y aceite de oliva, el ultrarápido que se prepara con Thermomix y está listo en 30 minutos, el de naranja y almendra y los bizcochitos esponjosos de naranja y limón.

4. Bizcocho de limón

Una cosa nos lleva a otra y pasamos de la naranja al limón, otro gradioso cítrico muy, pero que muy, amiguete de las masas de bizcocho. Todo lo mencionado en los anteriores lo trasladamos a los bizcochos de limón. Aromáticos y refrescantes, no conocemos a nadie que no le guste el toque que aportan a sus masas. Pero si hasta Linda McCartney tiene su propia receta, aunque la que os enseñamos es la del bizcocho de anís y limón, tradicional donde las haya y con sabor a dulces de toda la vida.

bizcocho de anís y limón
  • Ingredientes para 10 raciones: 4 huevos M, 350 g de azúcar, 100 g de anís dulce (licor), zumo de medio limón, 225 ml de leche entera, 50 g de aceite de girasol, ralladura de 1 limón, 12 g de levadura química y 400 g de harina de trigo.

  • Elaboración: Este bizcocho se puede preparar en robot, usando unas varillas eléctricas o con unas varillas metálicas y de manera completamente manual. Sea como fuere, la forma de elaboración y los pasos son los mismos. Blanqueamos los huevos y el azúcar hasta que doble su volumen y la mezcla se haya vuelto cremosa. Para ello conviene aplicar algo de calor. Si usamos Thermomix podemos usar los 37ºC y si lo hacemos de manera tradicional colocamos el recipiente sobre un cacito con agua a fuego suave para que el vapor caliente la mezcla al tiempo que batimos. Añadimos el zumo de limón, el anís, la leche y el aceite de girasol y batimos suavemente hasta integrar. A continuación añadimos la ralladura de limón, el impulsor químico y la harina, poco a poco al tiempo que mezclamos con suavidad hasta obtener una masa bien integrada y suave. Forramos un molde con papel sulfurizado y vertemos la masa en el interior. Horneamos a 180-190ºC, con calor arriba y abajo, durante 45 minutos o hasta que la superficie comience a tomar color y comprobemos que, al insertar una brocheta, esta sale limpia. Retiramos y dejamos enfriar antes de servir.

Si os gustan los bizcochos de limón, no podéis perderos estos otros: bizcocho de limón y ricotta con semillas de amapola, bizcocho sin gluten de almendra, mandarina y limón, bizcocho de vino dulce y limón, bizcocho de coco y limón, bizcocho esponjoso de nata y limón y bizcocho de yogur y limón.

5. Bizcocho de plátano

Una de las maneras más socorridas de dar salida a esos plátanos que se nos pasan en el frutero es la de incorporarlos a las masas de bizcochos y cakes. En la repostería anglosajona hay una receta muy popular, el banana bread, que podríamos decir es la equivalente a nuestro básico bizcocho de plátano. Ambos deliciosos, jugosos y de miga muy tierna.

Bizcocho de plátano
  • Ingredientes para 10 personas: 4 plátanos muy maduros, 3 huevos M, 3 claras de huevo, 200 g de azúcar, 350 g de harina de trigo, 20 g de levadura química y 100 g de aceite de oliva virgen extra.

  • Elaboración: Pelamos los plátanos y los machacamos con un tenedor. Como estarán muy blandos no necesitaremos trabajarlos mucho para conseguir un puré. Aunque si lo preferís, podéis triturarlos con una batidora eléctrica. Los reservamos. Batimos los huevos junto con las claras y el azúcar hasta blanquear y doblar su volumen. Mejor que nos ayudemos de unas varillas eléctricas, nos facilitarán la tarea. Añadimos el aceite y continuamos batiendo. A continuación incorporamos los plátanos, removemos y agregamos la harina y la levadura química. Mezclamos bien hasta asegurarnos que no quedan grumos en la masa y vertemos en un molde cubierto con papel sulfurizado. Introducimos en el horno, pre-calentado a 180ºC arriba y abajo, y cocemos durante 45 minutos o hasta que comprobemos con una broqueta que el interior está cocido. Retiramos y enfriamos antes de desmoldar. Es decir bizcocho de plátano y pensar, inevitablemente, en un vaso de leche bien fresca y chocolateada en la que sumergirlo. Aunque quizás seáis más de café, té, zumos y otras bebidas. Sea cual sea la que lo acompañe, seguro que nos hace disfrutar del momento del desayuno o la merienda.

Es sencillo enriquecer y engrandecer esta receta básica de bizcocho de plátano si esparcimos por la superficie un crocanti de frutos secos, combinamos mango y plátano en la masa, añadimos chocolate o cacao, o usamos nata como una segunda grasa con la que aportar mayor jugosidad. Cualquiera de los bizcochos resultantes son dignos de entrar a formar parte de nuestro recetario. ¿Sabéis ya por cuál vais a empezar?

Imágenes | Mumumío en Flickr
En Directo al Paladar | Las cinco tartas más buscadas de Internet y sus recetas más fáciles y deliciosas
En Directo al Paladar | Las cinco galletas más buscadas de Internet y sus recetas más fáciles y deliciosas

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio