Publicidad

32 recetas para aprovechar el fiambre y el embutido que tienes por casa

32 recetas para aprovechar el fiambre y el embutido que tienes por casa
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Jamón, sea ibérico o serrano; algún chorizo que aún tengas colgando; un taco de jamón cocido o unas lonchas a las que no quieras convertir en bocadillo; pechuga de pavo que puede pasar a mejor vida en una ensalada, o usar una mortadela de buena calidad más allá del sándwich.

Es fácil darle un toque cárnico a muchas de nuestras recetas, añadiendo las proteínas y el sabor de un buen embutido o de un fiambre que tengamos en la nevera. La cocina de aprovechamiento no tiene por qué ser un sálvese quién pueda donde mezclar los ingredientes al trantrán.

Por eso, hoy nos acercamos al frigo y nos disponemos a darle nueva vida a algunos de estos productos que puedas tener allí y darles una segunda oportunidad entre los fogones.

De la versatilidad del jamón ibérico a la frescura del jamón cocido (sí, al que a veces llamamos jamón de York), pasando por recetas ligeras donde la pechuga de pavo o el fiambre de pollo pueden participar, hasta darle rienda suelta a otros productazos como el chorizo -qué haríamos sin chorizo-, la cecina o los embutidos italianos.

Jamón

Jamon Iberico

Hay que reconocer que lo más complicado del jamón es que sobre. Sea ibérico o sera jamón serrano -e incluso cuando compremos prosciutto o speck-, es posible que vuele en pocos días de la nevera.

También, si tenemos una patita o una paletilla en casa, podemos darle uso en la cocina más allá del crudo y es que este todoterreno no desagrada a nadie.

1. Soufflé fácil de queso emmental con jamón ibérico

Souffle

Disponer un aperitivo distinto a base de jamón no es difícil y además podemos recurrir al horno. De esta forma, podremos controlar perfectamente los tiempos para esperar a nuestras visitas.

La receta la podéis emular con el queso que tengáis por casa y sustituir el ibérico por un buen jamón serrano de cerdo blanco como podría ser el jamón de Teruel o el Jamón de Trévelez. El resultado está garantizado.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Pan de molde 2
  • Queso emmental rallado 100 g
  • Jamón ibérico 60 g
  • Huevo 3
  • Mostaza de Dijon 5 ml
  • Pimienta negra molida
  • Cebollino picado

Cómo hacer soufflé fácil de queso emmental con jamón ibérico

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 20 m
  • Reposo 30 m

Engrasar con aceite cuatro moldes individuales estilo ramekin. Picar en cubos pequeños el pan y disponer en un cuenco. Añadir el jamón ibérico picado y mezclar también con el queso.

Batir los huevos ligeramente en otro recipiente. Añadir un golpe de pimienta negra, la mostaza y la leche, y batir un poco más. Repartir la mezcla de pan, queso y jamón en los moldes, cubrir con los huevos y leche y dejar reposar 30 minutos.

Precalentar el horno a 180ºC. Añadir un poco más de queso emmental a los soufflés por encima, un toque de cebollino y hornear sobre una bandeja durante unos 20-25 minutos. Crecerán durante el horneado pero volverán a bajar una vez asentados. Servir recién hechos con cebollino fresco por encima.

Enlace a la receta | Soufflé fácil de queso emmental con jamón ibérico

2. Espárragos rebozados rellenos de jamón ibérico

Esparragos Rebozados Rellenos De Jamon Iberico

Sea cocido o ibérico, al espárrago le va muy bien el jamón y también le van bien los gratinados.

Este entrante fácil de resolver puede dar nueva vida tanto al espárrago que tengas en la despensa como a esas lonchas de jamón que aún tienes olvidadas en la nevera.

  • **Ingredientes para 4 personas: 12 espárragos muy gruesos de lata, 150g de jamón ibérico en lonchas, 2 huevos, harina y aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración: Extraemos los espárragos de la lata, los escurrimos y los dejamos secar sobre papel de cocina. Hacemos un corte a lo largo, sin que llegue a separar los espárragos en dos mitades, así serán más fáciles de manipular. Cortamos el jamón en tiras, las introducimos en cada espárrago, cerramos y los enharinamos. Bañamos los espárragos enharinados en huevo batido, y los freímos en aceite de oliva virgen extra durante unos pocos minutos por ambos lados. Dejamos que escurran el aceite sobrante sobre papel absorbente y servimos calientes.

Enlace a la receta | Espárragos rebozados rellenos de jamón ibérico

3. Paccheri rellenos de boletus y jamón ibérico

Paccheri Rellenos De Boletus Y Jamon Iberico

Date un gustazo con una buena pasta y sal de las salsas de tomate comunes con este recetón.

Puedes sustituir el fiambre por el que tengas en casa pero el punto de salado del ibérico le va genial. Si no tienes boletus, hazlo con otra seta pero mejor que sea fresca, como un champiñón portobello.

  • Ingredientes para 4 personas: 2 dientes de ajo, 250g de cebolla, 100g de champiñones frescos, 45g de boletus deshidratados, 50g de jamón ibérico en virutas, 26 pacchieri, aceite de oliva virgen extra, sal, 75 ml de vino blanco y 75ml de caldo de verduras.
  • Elaboración: Ponemos en remojo los boletus, en un recipiente hondo cubiertos con agua. Los dejamos hidratar durante el tiempo que indique el fabricante. Retiramos del agua con una espumadera, procurando no remover el fondo del agua donde podrían haber caído restos de tierra. Pasamos el agua del remojo por una gasa fina y reservamos. Pelamos los dientes de ajo y los picamos finamente. Cortamos la cebolla en pequeños trozos. Calentamos aceite de oliva virgen extra en una sartén y pochamos la mitad de ambos. Picamos los boletus y los champiñones, previamente limpiados con un trapo húmedo. Añadimos a la sartén, salpimentamos al gusto y cocemos unos minutos o hasta que no queden restos de líquido. Añadimos las virutas de jamón ibérico y pasamos a una manga pastelera. Preparamos una salsa. Calentamos un poco de aceite en una sartén y pochamos la mitad del ajo y la cebolla que tenemos reservados. Añadimos el vino, subimos el fuego y dejamos evaporar. Incorporamos el caldo de verduras, 100 ml del agua de remojar los boletus y salpimentamos. Cocemos a fuego medio durante 10 minutos. Mientras tanto cocemos los pacchieri siguiendo las indicaciones del paquete y, una vez listos, los pasamos a un recipiente con agua helada. Cuando la salsa esté lista la trituramos y pasamos por un colador fino. Cubrimos con ella la base de cuatro platos de horno y colocamos encima cuatro pacchieri rellenos con la mezcla de boletus y jamón ibérico. Ponemos unas virutas de ibérico encima si queremos realzar el sabor, espolvoreamos con queso rallado y horneamos durante cinco minutos a 200ºC. Servimos inmediatamente.

Enlace a la receta | Paccheri rellenos de boletus y jamón ibérico

4. Ensalada de calabacines y jamón ibérico

Ensalada De Calabacines Y Jamon Iberico 1

No temas en hacer templadas tus ensaladas o en añadir proteínas como las del jamón. En este caso apostamos por el calabacín pero unos tomates asados o una berenjena escalivada también le vendrían de perlas.

Ahora que se acerca el calor quizá quieras apostar por ellas y no dejar de lado la imaginación culinaria, así que prueba con esta tentación saludable donde el jamón está bien presente.

  • Ingredientes para 4 personas: 4 calabacines, 3 cucharadas de aceite, sal, pimienta negra molida, 200g de jamón ibérico de buena calidad en lonchas, 2 cucharadas de piñones y perejil fresco. Para el aderezo: 2 cucharadas de vinagre de vino tinto, 2 cucharadas de miel de flores, el zumo de medio limón, 6 cucharasas de aceite de oliva y una ramita de tomillo fresco.
  • Elaboración: Preparamos primero el aderezo dulce. En un bol pequeño batimos el vinagre, 1 cucharada de miel y la mayor parte del zumo de limón. Sin dejar de batir, incorporamos poco a poco el aceite de oliva, añadimos el tomillo y salpimentamos. Probamos y añadimos más miel o limón si es necesario. El aderezo debería tener un equilibrio de sabores dulce, salado y ácido. Lavamos los calabacines, los despuntamos y los cortamos en rodajas. Los colocamos en un bol grande, añadimos el aceite de oliva, la sal y la pimienta y removemos bien para que se impregnen de esta mezcla. Calentamos una plancha al fuego medio-fuerte y asamos los calabacines 3-4 minutos por cada lado, hasta que se doren ligeramente y estén tiernos. Disponemos las lonchas de jamón ibérico y los calabacines en platos individuales. Rociamos con la salsa agridulce y esparcimos por encima unos cuantos piñones y hojas de perejil. Podemos servir caliente o a temperatura ambiente.

Enlace a la receta | Ensalada de calabacines y jamón ibérico

5. Makis de melón con jamón

Makis De Melon Con Jamon

Fresco, sorprendente y fácil de resolver. Si creías que lo habías visto en torno al clásico melón con jamón estás de enhorabuena.

El contraste del melón dulce con el salado del jamón es inmejorable y además de poder prepararlo con antelación, este plato también puede implicar a los más pequeños de la casa en su elaboración.

  • Ingredientes para 4 personas: Para los makis: 4 lonchas de jamón ibérico y 1 rodaja de melón. Para el arroz para sushi: una taza de arroz, 2 tazas de agua, vinagre para aderezar el arroz.
  • Elaboración: Hacemos el arroz siguiendo estos pasos. Una vez tenemos el arroz listo, aderezado y enfriado, no tardaremos más de 10 minutos en tener esta receta para impactar a los nuestros. Forramos una esterilla con plástico de cocina para que no se nos peguen los ingredientes. En lugar de utilizar alga nori para enrollar como en los auténticos makis, colocamos sobre la esterilla dos lonchas de jamón ibérico, de forma que la segunda monte un poco sobre la primera. Extendemos el arroz de sushi sobre las lonchas de jamón sin llegar a cubrirlas del todo. Cortamos una rodaja de melón, le retiramos las pepitas y la cáscara y la cortamos en bastones estrechos. Colocamos dos o tres bastones sobre el arroz dejando que sobresalga un poco por los laterales. Enrollamos nuestro maki de melón con jamón ayudados por la esterilla o makisu. Presionamos para compactar bien el rollo que hemos hecho y procedemos a cortar las porciones, desechando las de los extremos para que queden todas de parecido tamaño. Repetimos la operación con las otras dos lonchas de jamón. Servimos inmediatamente y nos sentamos con los demás o no conseguiremos probarlos, porque desaparecen.

Enlace a la receta | Makis de melón con jamón

6. Huevos en cazuela de jamón serrano

Huevos En Cazuela De Jamon Serrano 1

Dale nueva vida al jamón en tus desayunos y date un homenaje de fin de semana con esta receta super fácil.

Si echas de menos los desayunos y los bufet de hotel, esta receta será un básico para esos días en los que te pongas cocinillas desde primera hora.

  • Ingredientes para 2 unidades: 2 huevos, 2 lonchas de jamón serrano, 50g de cebolla, 50g de queso mozzarella, 10g de mantequilla, perejil fresco, sal y pimienta negra molida.
  • Elaboración: Engrasamos con mantequilla un par de moldes de papel para cupcake y enrollamos una rebanada de jamón en cada uno. Picamos la cebolla, un par de ramas de perejil y el queso mozzarella. Batimos los huevos en un recipiente y les agregamos la cebolla, el perejil y el queso. Salpimentamos al gusto. Rellenamos cada molde con esta mezcla de tal manera que llegue hasta el tope del molde y lo llene completamente. Finalmente colocamos los moldes en el horno caliente a 180ºC por unos 25 minutos. Una vez listos retiramos del horno y servimos inmediatamente.

Enlace a la receta | Huevos en cazuela de jamón serrano

7. Ensalada de jamón serrano y melocotones marinados

Ensalada De Jamon Serrano Y Melocotones

Otra buena forma de jugar con las ensaladas incluyendo fruta. En este caso, como el melocotón es muy dulce -podrías poner también albaricoque-, también le iría bien algunas lonchas de jamón de pato pero el serrano le sienta genial.

La clave está en el marinado del melocotón, al cual también puedes añadir alguna especia como la vainilla o la canela para darle un punto aún más exótico.

  • Ingredientes para 4 personas: 6 melocotones, 16 lonchas de jamón serrano, un manojo de rúcula, 4 cucharadas de vinagre de Módena, 8 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta.
  • Elaboración: Pelamos los melocotones, para ello ponemos una olla con agua a hervir y escaldamos la fruta unos segundos, de esta manera saldrá la piel sin problemas. Una vez pelados los cortamos en cuartos y si son muy grandes estos a su vez en mitades. Los reservamos en un plato de servicio. En un bol mezclamos el vinagre con el aceite y emulsionamos con un tenedor. Vertemos los melocotones y mezclamos, dejándolos marinar durante quince minutos. Retiramos la fruta, la repartimos en los platos, salpimentamos y acompañamos de unas lonchas de jamón serrano y unas hojas de rúcula. Aliñamos por encima al gusto y servimos.

Enlace a la receta | Ensalada de jamón serrano y melocotones marinados

8. Paupiette de jamón serrano y pollo con ricotta

Paupiette De Jamon Serrano Y Pollo Con Ricotta 1

Una receta de origen francés más sencilla de pronunciar que su nombre y que no es más que envolver un conjunto con una carne, en este caso jamón serrano.

Le va muy bien un queso desmenuzable y fresco como la ricotta pero podéis usar algún otro queso o sustituir el jamón por el fiambre que tengáis en casa pero esta receta con todos sus ingredientes os encantará.

  • Ingredientes para 4 personas: 500g de pechuga de pollo, 500g de queso Ricotta, 12 lonchas grandes y finas de jamón serrano, 50g de queso Parmesano rallado, 2 yemas de huevo M, 3 cucharadas soperas de aceite de oliva, ralladura de 1/2 limón, hojas de salvia fresca, sal y pimienta.
  • Elaboración: Partimos en dados pequeños las pechugas de pollo. Las echamos en un bol grande y les añadimos el queso ricotta desmenuzado, las yemas batidas, la ralladura de limón, y la pimienta. Repartimos esta mezcla en cuatro partes iguales. Precalentamos el horno a 180 grados. Encima de un papel de horno colocamos tres lonchas de jamón superpuestas ligeramente unas con otras. Echamos una cuarta parte del relleno encima y enrollamos como para hacer un rollo. repartimos esta operación con los otros tres rollos. Ponemos una sartén al fuego y calentamos en ella el aceite, echamos las hojas de salvia y sofreímos los paupiettes de dos en dos a fuego medio. Disponemos los paupiettes en una bandeja engrasada con aceite y los horneamos durante 35 minutos.

Enlace a la receta | Paupiette de jamón serrano y pollo con ricotta

9. Tarta de queso Camembert y jamón serrano

Tarta De Queso Camembert Y Jamon Serrano 1

Entre pizza y tarta se mueve esta receta, ideal para un aperitivo y que en apenas media hora puedes tener lista.

Nuestra versión incluye camembert y jamón serrano pero puedes jugar con los ingredientes que tengas en casa. Eso sí, recuerda que siempre en este tipo de preparaciones al horno es mejor recurrir a quesos que fundan bien.

  • Ingredientes para 2 personas: 250g de hojaldre en lámina, 2 lonchas de jamón serrano, 250g de queso camembert, 25g de mostaza de Dijon, sal y pimienta negra molida.
  • Elaboración: Extendemos la masa de hojaldre en un molde para tartas previamente engrasado con mantequilla o con papel antiadherente. Esparcir la mostaza de Dijon sobre toda la superficie de la masa. Cortamos el jamón serrano en trocitos irregulares y el queso Camembert en cuadrados o rectángulos de medio centímetro de espesor aproximadamente. Si prefieren también pueden hacer las láminas de queso más finas, ahí es cuestión de gustos personales. Ahora vamos a rellenar la tarta con los trozos de jamón y con los pedazos de queso. Condimentamos con sal y pimienta negra al gusto y cocemos en el horno caliente a 180ºC por unos 25 minutos aproximadamente o hasta que el queso esté bien doradito.

Enlace a la receta | Tarta de queso Camembert y jamón serrano

10. Brocheta de pera, queso de Arzúa y jamón serrano

Brocheta De Pera Queso De Arzua Y Jamon Serrano

El toque fundente del Arzúa, la frescura y dulzor de la pera y el crujiente del jamón serrano hacen de esta brocheta un fundamental para una barbacoa.

Como siempre, puedes jugar con los ingredientes a voluntad pero el queso mejor que sea fácil de fundir, la fruta muy jugosa y el jamón, del bueno.

  • Ingredientes para 4 personas: 2 peras grandes, 150g de jamón serrano en lonchas finas, 180g de queso Arzúa Ulloa, el zumo de medio limón y aceite de oliva.
  • Elaboración: Pelar las peras, quitándole el corazón central y las pepitas. Cortarlas en ocho gajos y rociarlas con el zumo del limón para que no se ennegrezcan. Por otra parte ir retirando la corteza al queso y cortarlo en bastones, envolviendo cada uno con media loncha de jamón serrano. En una brocheta de madera o de metal ir insertando un trozo de pera y un rollito de queso y jamón. Colocando dos unidades de cada una de forma alterna. Después en una sartén antiadherente calentar un chorrito de aceite y dorar las brochetas durante uno o dos minutos por cada lado o hasta que veáis el queso derretido.

Enlace a la receta | Brocheta de pera, queso de Arzúa y jamón serrano

Mortadela

Mortadela

Como en todos los ingredientes del mundo, hay buenos productos y productos no tan buenos. Con este dilema vive también la mortadela, que cuando es buena, es sublime.

Por eso, ya os hablamos en su día del mundo del embutido italiano y allí ella es una especie de faro y a la que hoy también le dedicamos algunas receas de aprovechamiento.

11. Sándwich de mortadela y queso San Simón con cebolla caramelizada

Sandwich De Mortadela Y Queso San Simon Con Cebolla Caramelizada

En este caso damos una versión 2.0 del clásico sándwich mixto, sustituyendo al jamón cocido por la mortadela y dando importancia al queso.

Podéis coquetear con el queso que prefiráis pero sabiendo, como os hemos dicho antes, que en este caso es mejor recurrir a quesos que fundan bien. El añadido de la cebolla le da un toque dulce muy rico, así que os aconsejamos que lo mantengáis.

  • Ingredientes para 2 unidades: 1 cebolla dulce grande, 4 rebanadas de pan de hogaza, 100g de mortadela de Bolonia, 120g de queso San Simón da Costa, mostaza de Dijon, pimineta negra molida, sal y aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración Pelar y cortar la cebolla en juliana fina o en cubos no muy pequeños. Calentar un par de cucharadas de aceite de oliva en una sartén a fuego medio-alto y añadir la cebolla. Remover bien. Cuando empiece a dorarse, salar y bajar el fuego a potencia baja-media. Cocinar la cebolla removiendo de vez en cuando durante al menos 45 minutos. Se irá dorando y reduciendo su volumen, hasta que comienza a coger el tono tostado típico de la caramelización. Continuar su cocción hasta tener el punto deseado. Reservar. Cortar el pan en rebanadas no muy finas. Untar una capa de cada unidad con mostaza y disponer encima porciones de queso San Simón sin corteza. Repartir la cebolla caramelizada, la mortadela y un poco más de queso. Salpimentar y tapar con las otras rebanadas. Pintar ligeramente con aceite o con mantequilla las caras exteriores del pan y cocinar a la plancha en una sartén antiadherente a temperatura media por ambos lados. El pan tiene que estar tostado al gusto por fuera y el queso fundido.

Enlace a la receta | Sándwich de mortadela y queso San Simón con cebolla caramelizada

12. Fiambre de carne picada, mortadela de Bolonia, tortilla y caramelo

Fiambre De Carne Picada Mortadela De Bolonia Tortilla Y Caramelo 1

Nos encantan las farsas -culinarias- y en este caso es tan sorprendente como sabrosa, dejando con la boca abierta y ganas de más a tus invitados.

Una especie de pastel de carne que podéis servir frío y en rebanadas como sándwich pero también en caliente, aderezándolo con alguna salsita que tengáis por casa y añadiéndole unas patatas fritas.

  • **Ingredientes para 6 personas: 600g de carne picada, 3 lonchas de mortadela de Bolonia, 2 huevos, 40g de azúcar y perejil fresco picado al gusto.
  • Elaboración: Para hacer el fiambre, necesitamos también un plástico o film de cocina que nos ayudará a enrollar el contenido. Sobre el film, distribuimos la carne picada procurando que nos quede con la longitud del molde y dejando que se extienda por el ancho del plástico. Salpimentamos por encima y cubrimos la carne con las tres lonchas de mortadela de Bolonia. En una sartén grande hacemos una tortilla francesa con los dos huevos pero en lugar de formarla, la dejamos hacer como si fuera una crêpe para que sea fina y ancha. Extendemos la tortilla sobre la mortadela y con ayuda del film enrollamos el fiambre de carne picada formando un cilindro. Colocamos el cilindro en el molde y retiramos el plástico. Espolvoreamos con perejil picado y lo cocinamos al baño de María en el horno durante 35 minutos a 180º. Sacamos del horno y cubrimos con un papel aluminio, colocando un cartón de leche encima para que se enfríe mientras está prensado. Mientras se va enfriando, recogemos los líquidos de vez en cuando, ya que nos servirán para hacer una salsa con la que acompañar el fiambre. Una vez frío, desmoldamos y cortamos en rodajas gruesas.

Enlace a la receta | Fiambre de carne picada, mortadela de Bolonia, tortilla y caramelo

13. Paquetitos de ternera, mortadela de Bolonia y queso de Mahón

Paquetitos De Ternera Mortadela De Bolonia Y Queso De Mahon

En este caso coqueteamos con una receta que tiene cierto aire al flamenquín pero variamos sus ingredientes, apostando por ternera, mortadela y un queso de Mahón.

Podemos jugar con los ingredientes a voluntad, adaptando al tipo de carne que tengamos en casa o recurriendo al horno en vez de a la fritura. No será lo mismo pero da muy buen resultado.

  • Ingredientes para 4 personas: 4 filetes de ternera (tapilla), 4 lonchas de mortadela de Bolonia, 4 lonchas de queso de Mahón, sal, 1 huevo, harina, pan rallado y aceite de oliva.
  • Elaboración: Estira el filete de ternera en la superficie de trabajo, condiméntalo con sal. Pon sobre cada uno, una loncha de mortadela de Bolonia y un trozo de queso de Mahón. Después, enróllalo sobre sí mismo y puedes remeter las partes del relleno que quieran ‘escaparse’ o bien estirar un poco la carne para cubrir todo bien. Ahora toca empanar nuestros paquetitos de ternera, para ello necesitamos tres platos; uno con harina, otro con huevo batido y el último con pan rallado. Iremos pasando cada paquetito por la harina, el huevo y el pan rallado, en este orden. Para evitar que el queso derretido se salga, os recomiendo una segunda pasada por huevo y pan rallado, lo que viene llamándose, empanado doble. Para acabar con la receta de hoy, nos queda freírlos en abundante aceite de oliva a fuego medio-bajo, hasta que estén bien dorados.

Enlace a la receta | Paquetitos de ternera, mortadela de Bolonia y queso de Mahón

Chorizo

Istock 507528020

La felicidad ensartada. Difícilmente encontraremos una casa en España donde en la nevera o colgado en la alacena no haya una sarta de chorizo. Icono del embutido patrio por naturaleza, son tantas las opciones que encontramos que es difícil que la cocina no tenga buena relación con él.

Como protagonista pero también como acompañante, un buen trozo de chorizo, ya sea en lonchas o en entero, puede dar mucho juego a tus platos.

15. Albóndigas de chorizo en salsa de tomate y champiñones

Albondigas De Chorizo En Salsa De Tomate Y Champinones 1

El aderezo, como la procesión, va por dentro en esta receta donde podemos incluir un poquito de picadillo para darle esa potencia a la carne de ternera.

Además, con la grasilla del chorizo conseguimos darle esa jugosidad a las albóndigas en uno de esos platos que pide pan.

  • Ingredientes para 25 unidades: 450g de carne picada magra de ternera, 2 chorizos oreados, 40g de pan rallado, 1 diente de ajo, media cucharadita de pimentón dulce, un cuarto de cucharadita de pimentón picante, 1 manojo de perejil fresco, 1 cebolleta para la salsa, 1 pimiento rojo pequeño para la salsa, 200g de champiñones para la salsa, media cucharadita de comino molido, un cuarto de cucharadita de canela molida, 2ml de harissa (dependiendo del gusto por el picante), 5ml de tomate concentrado, 250g de tomates en conserva natural, 200ml de caldo de pollo, pimienta negra molida, sal y aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración: Disponer la carne picada en un cuenco y añadir la carne de los chorizos sin la piel, el pan rallado, el diente de ajo picado, perejil fresco y una pizca de sal. Mezclar todo muy bien hasta tener una masa homogénea, añadiendo más pan rallado si hiciera falta. Con las manos humedecidas, tomar pequeñas porciones y formar albóndigas, unas 25-30 unidades. Calentar aceite de oliva en una sartén y freír las albóndigas en una o dos tandas, dejando que se doren bien por todos los lados. Retirar y reservar sobre papel absorbente. En la misma sartén – limpiar un poco de grasa si hubiera demasiada – pochar la cebolla picada, añadir los champiñones lavados y picados y salpimentar. Cocinar 5 minutos, agregar las especias, la harissa, el concentrado de tomate y los tomates en conserva. Aplastar bien y mezclar. Añadir el caldo o agua y cocer a fuego bajo durante unos 10 minutos. Incorporar las albóndigas, mezcando bien con la salsa, y cocer el conjunto tapado unos 10-15 minutos más.

Enlace a la receta | Albóndigas de chorizo en salsa de tomate y champiñones

15. Untable suave de chorizo casero

Untable Suave De Chorizo Casero 1

Una apuesta segura para tus picoteos en los que tomar chorizo de una forma diferente y de la que seguro te acabarán pidiendo la receta.

La clave es usar un buen chorizo; luego tú decides si lo quieres más intenso o menos. En este caso, nuestra opción es para todos los paladares pero si apuestas por algo más atrevido hazlo sin problemas.

  • Ingredientes para 6 personas: 200g de chorizo fresco, 75ml de nata líquida para cocinar, una cucharada sopera de queso crema y galletitas saladas.
  • Elaboración: Sacamos la carne del chorizo de su tripa y la desmenuzamos. Sin añadir nada de aceite, comenzamos a freír el chorizo sin llegar a dorarlo, simplemente dándole una vuelta y ayudando a que se siga desmenuzando. Cuando la carne cambia de color, incorporamos la nata líquida y el queso, dejando que se integre todo levemente.Finalmente pasamos el contenido a un vaso alto y lo trituramos con la batidora o el robot hasta obtener una pasta de color anaranjado.

Enlace a la receta | Untable suave de chorizo casero

16. Macarrones con chorizo

Macarrones

No hay nadie en casa que se resista a esta receta con la que todos hemos crecido. Posiblemente, junto a la boloñesa, la forma más frecuente de comer macarrones que hemos tenido en casa y que no puede faltar si hablamos de recetas con chorizo.

Sólo tienes que decidir qué chorizo le va mejor o a cuál quieres darle salida en casa. Si te vienes arriba, puedes probar a hacer estos macarrones y la receta de albóndigas que te hemos contado más arriba. Un éxito asegurado por partida doble.

  • Ingredientes para 4 personas: 400g de macarrones, 1 cebolla, 2 dientes de ajo, 1 puerro, 1 pimiento rojo, 1 guindilla, dos tomates secos rehidratados, 800g de tomate troceado natural, 150g de chorizo fresco, 100ml de vino blanco, 1 hoja de laurel, orégano seco, azúcar, pimienta negra molida, sal, aceite de oliva y queso al gusto para gratinar.
  • Elaboración: Cocemos los macarrones en abundante agua salada siguiendo las indicaciones del paquete, procurando dejarla al dente. A mí me gusta mezclar la variedad lisa con la rallada, pero es algo totalmente opcional. Escurrir bien y reservar en una fuente o en una bandeja. Picar la cebolla, los dientes de ajo, el puerro, el pimiento y la guindilla sin semillas. Precalentar el horno a 200ºC. Calentar un poco de aceite en una sartén o cazuela y pochar un pco la cbeolla con los ajos. Agregar el resto de vegetales y cocinar a fuego medio hasta que cojan color. Incorporar el tomate seco picado, el tomate en conserva escurrido, el laurel y un poco de sal y azúcar. Remover bien y cocinar a fuego medio unos 10 minutos. Añadir un chorrito de vino, dejar que evapore el alcohol y echar orégano. Cocer 10-15 minutos más. Triturar la salsa retirando el laurel y reservar. Picar el chorizo retirando la piel o cortar en trozos no muy grandes y dorar en la misma sartén. Añadir la salsa de tomate y los macarrones y cocinar el conjunto un par de minutos. Trasladar a una fuente de horno, añadir el queso y gratinar hasta que se dore al gusto. Servir con pimienta negra recién molida y un poco de albahaca fresca, si tenemos.

Enlace a la receta | Macarrones con chorizo

17. Quesadillas con chorizo

Quesadillas Con Chorizo Picante

Algún loncheado muerto de risa que tengamos en la nevera se puede convertir en el improvisado protagonista de estas quesadillas.

El trinomio chorizo, queso y masa funciona en cualquiera de sus vertientes y esta receta de inspiración texmex no iba a ser una excepción.

  • Ingredientes para 3 personas: 3 tortillas mexicanas de trigo o maíz (yo usé de trigo), 1/2 cebolla, 1 tomate, 400g de queso tipo Manchego o Cheddar, 15 rodajas de chorizo picante (salami pepperoni) y opcionalmente un pimiento del piquillo.
  • Elaboración: Pìcamos el tomate y la cebolla y pochándolos en una sartén con un poco de aceite de oliva. Hacemos esta operación a fuego lento para que se vayan ablandando sin tomar color. Cuando el tomate y la cebolla hayan soltado su agua, podéis añadir el pimiento. Trituramos las hortalizas con un poco de agua con ayuda de la batidora para formar una crema y la reintegramos a la sartén. Cortamos el queso en pequeños trozos y los ponemos sobre la crema, removiendo durante unos 5 minutos hasta que el queso se deshace totalmente. En otra sartén que calentamos sin aceite, ponemos las tortillas de una en una para que tomen temperatura y se vuelvan flexibles y manejables. Sobre cada tortilla ponemos dos o tres cucharadas de la salsa de la quesadilla y sobre ésta repartimos 5 rodajas de chorizo picante. Yo usé el pepperoni que me había sobrado de la receta de pizza con salami pepperoni e funghi cuyo sabor picante y especiado resultó idóneo para estas quesadillas, pero podéis utilizar cualquier otro chorizo en rodajas. Doblamos por la mitad y servimos inmediatamente.

Enlace a la receta | Quesadillas con chorizo

18. Patatas a la riojana

Patatas A La Riojana

De este ilustre guiso dijo Paul Bocuse, pope de la cocina francesa moderna, que "era el mejor plato que había tomado nunca fuera de Francia".

No sabemos si llega a esos extremos pero sí tenemos una receta con la que reconfortarte y darle nueva vida al chorizo que tengamos por casa.

  • Ingredientes para 2 personas: 4 patatas, 1 chorizo fresco, 1 pimiento de color, 1 pimiento choricero, 1 cebolla, 20g de pimentón de la vera, 10ml de aceite de oliva virgen extra y sal.
  • Elaboración: En una cazuela se pone un poco de aceite de oliva y se dora la cebolla cortada en cuadraditos pequeños y el pimiento partido a la mitad. Se añade el chorizo sin piel en rodajas y se rehoga ligeramente. Echamos las patatas peladas, lavadas y cascadas en trozo regulares, no muy grandes, le damos unas vueltas al conjunto y agregamos el pimentón para que se haga un poco pero evitando que se queme. Por último colocamos en la cazuela los pimientos choriceros abiertos y limpios y cubrimos con agua. Llevamos a ebullición y en ese momento bajamos el fuego para que el guiso se haga lentamente. Cuando la patata esté casi lista salamos. Probamos el punto de sal en el caldo y rectificamos si fuese necesario. Si deseamos el caldo de las patatas más espeso debemos mover la cazuela de vez en cuando para ayudar a que las patatas suelten su fécula. De todos modos podemos aplastar con un tenedor algunas junto a un poco de líquido y añadirlas.

Enlace a la receta | Patatas a la riojana

19. Judías verdes gratinadas con tomate y chorizo

Judias Verdes Gratinadas Con Tomate Y Chorizo

Destierra tus tópicos y descubre cómo le puede venir de bien a las judías verdes un poco de chorizo y un toque de horno.

En este caso, la judía verde actúa casi como una pasta, integrándose con el tomate y el chorizo y resultando un platazo de 10 y además muy barato.

  • Ingredientes para 4 personas: 300g de judías planas, 400g de salsa de tomate, 80g de chorizo oreado y 30g de queso parmesano.
  • Elaboración: Usaremos las judías verdes planas más alargadas, que cortaremos longitudinalmente en dos o tres porciones. Las cocemos en abundante agua con sal durante 14-18 minutos aproximadamente hasta que estén cocidas y flexibles. Una vez cocidas, pero dejando que queden con cierta mordida, añadimos la salsa de tomate frito. Removemos con cuidado de no partir mucho las judías y lo pasamos a una fuente apta para hornear. Rellenamos los huecos con trocitos de chorizo que dejamos en la superficie para que se cocinen con el calor del horno durante el gratinado. Para ello cortamos rodajas de embutido que después partimos en cuatro. Repartimos bien los trozos, introduciendo alguno por los huecos que hayan formado las judías. Finalmente, cubrimos con una buena capa de queso parmesano rallado y lo gratinamos a 235ºC durante dos o tres minutos para que parezca un plato de pasta italiana recién salido del horno. Servimos procurando que la capa de gratinado se reparta entre los comensales.

Enlace a la receta | Judías verdes gratinadas con tomate y chorizo

Cecina

Cecina

La reina de la chacina vacuna y estandarte del fiambre leonés. Exquisita como aperitivo y con ese toque ahumado y jugoso que tantos nos gusta.

No la solemos utilizar en cocina pero es muy rica y también muy saludable, siendo una buena forma de aportar proteínas y poca grasa.

20. Crujientes de cecina con gorgonzola, mascarpone y miel de palma

Crujientes De Cecina Con Gorgonzola Mascarpone Y Miel De Palma

Uno de esos picoteos que te van a quitar de las manos antes de llegar a la mesa. La mezcla de quesos hace muy untuoso el resultado final y la cecina le da ese toque crocante que tanto nos gusta.

Haz pensando en que van a faltar porque según aparezca la bandeja van a desaparecer como por arte de magia.

  • Ingredientes para 6 personas: 200g de cecina, 150g de queso mascarpone, 150g de queso gorgonzola y miel de palma al gusto.
  • Elaboración: Para hacer el relleno de los canutillos, mezclamos el queso mascarpone con el gorgonzola, tras dejarlos fuera de la nevera una hora. Guardamos la crema resultante en una manga pastelera. Para hacer los canutillos, envolvemos los moldes de metal o de caña cubriéndolos con una loncha de cecina. Cuando tenemos todos los canutillos preparados, los secamos en el horno a 100º durante una media hora. Después dejamos que se enfríen otros 20 minutos para que se endurezcan antes de retirar los canutillos de los moldes. Con ayuda de la manga pastelera rellenamos los cilindros de cecina con la mezcla de los quesos y los disponemos en una fuente. Para dar un contraste a la mezcla de crujiente y cremoso, ponemos un poco de miel de caña en el centro para que quienes quieran puedan añadir un toque dulce a los canutillos.

Enlace a la receta | Crujientes de cecina con gorgonzola, mascarpone y miel de palma

21. Croquetas de cecina y boletus

Croquetas De Cecina Y Boletus

Es difícil encontrar algún producto que no pueda formar parte de una croqueta y, evidentemente, la cecina no iba a ser una excepción.

Picada menuda e integrándose con la bechamel, esta receta de croquetas te hará salir de la rutina -sabrosa pero rutina- de las croquetas de cocido o de jamón tan habituales.

  • Ingredientes para unas 30 croquetas: 1 litro de leche entera, 100g de cecina en lonchas, 50g de boletus congelados o rehidratados, 75g de harina, 75g de mantequilla, sal, nuez moscada, huevos y pan rallado.
  • Elaboración: Cortamos los boletus en trozos pequeños y comenzamos a saltearlos en la sartén con la mantequilla hasta que estén bien dorados. Añadimos entonces la cecina cortada en taquitos pequeños y la harina, removiendo con la cuchara de palo para que se impregne en todos los tropezones. Mezclamos bien para que la harina se vaya tostando y vamos agregando la leche en pequeños chorritos que irán desapareciendo conforme los absorba la harina. Poco a poco, y con paciencia seguimos incorporando leche y removiendo. Seguiremos con este proceso hasta que nuestro "engrudo" se vaya convirtiendo en una masa densa que iremos rebajando, siempre con pequeños chorritos de leche hasta que esté en el punto que nos guste. Rectificamos de sal y pimienta y añadimos un toque de nuez moscada. Personalmente me gusta mucho la masa de croquetas bastante fina, teniendo en cuenta que al enfriarse se endurece un poco. Así conseguimos croquetas con la masa casi líquida, pero hay que considerar que serán menos manejables para formar y para freír así que encontrar el punto perfecto es la verdadera cuestión. Enfriamos la masa en una fuente plana y formamos las croquetas después con dos cucharas soperas o con ayuda de una manga pastelera. Pasamos las croquetas por huevo batido y pan rallado y las freímos en abundante aceite de oliva muy caliente. Escurrimos en papel absorbente y llevamos a la mesa inmediatamente.

Enlace a la receta | Croquetas de cecina y boletus

22. Ensalada de mozzarella con cecina e higos especiados

Ensalada De Mozzarella Con Cecina E Higos Especiados

Con el jamón ibérico te presentamos una ensalada en la que había melocotones marinados y aquí nos echamos en brazos de los higos -si tenéis brevas, usad brevas-.

Combina bien el dulce de la fruta, el salado y ahumado de la cecina y la frescura de la mozzarella, convirtiéndose en una ensalada campeona con la que sorprender y cuidarse.

  • Ingredientes para 4 personas: Ensalada: una pechuga de pollo, 8 lonchas de cecina, 2 bolas de mozzarella, 125g de mezclum de lechugas, aceite de oliva virgen extra, vinagre balsámico de Módena y sal. Para los higos especiados: 8 higos, 110g de azúcar, 150ml de Pedro Ximénez, 75ml de vinagre balsámico de Módena, 2 rodajas de limón, medio palo de canela en rama, 4 granos de pimienta negra, 1 anís estrellado una pizca de jengibre molido.
  • Elaboración: Comenzaremos preparando los higos. Para ello ponemos un cazo al fuego con el azúcar, el vino, el vinagre balsámico y todas las especias. Lo dejamos a fuego medio durante diez minutos removiendo de vez en cuando. Entonces añadimos los higos en mitades y los cocemos durante tres minutos. Los retiramos con una espátula y dejamos que siga cociendo el almíbar especiado hasta que se reduzca a la mitad. Entonces volvemos los higos a él y los dejamos reposar hasta que enfríen. Seguimos cortando la pechuga de pollo en dados y la sofreímos a la plancha en una sartén con unas gotas de aceite. Reservamos. Después cortamos en dados el queso mozzarella y en trozos las lonchas de cecina. Disponemos el mezclum de lechugas en unos platos o boles, dividiendo esa cantidad en cuatro porciones. Añadimos por encima el pollo a la plancha, los dados de queso y la cecina picada. Cortamos los higos especiados en cuartos o mitades y los repartimos por encima de cada ración de ensalada.

Enlace a la receta | Ensalada de mozzarella con cecina e higos especiados

23. Rollitos de crêpe rellenos de queso crema y bresaola

Rollitos De Crepe Rellenos De Queso Crema Y Bresaola 1

Está bien, no es cecina pero son familia, sólo que una tiene acento italiano y otra es leonesa de pura cepa pero la esencia es muy parecida: una chacina de jamón de vaca.

En este caso la receta bien vale para un aperitivo, para un picoteo por la tarde o incluso para un desayuno y es que, a quién no le gustan los crêpes.

  • Ingredientes para 25 unidades: 50g de harina de repostería, 125ml de leche, media cucharadita de hierbas provenzales, una pizca de pimienta negra molida, una pizca de sal, 5ml de aceite de oliva virgen extra, 5ml de agua, 1 huevo L, 150g de queso crema y 200g de bresola en lonchas finas.
  • Elaboración: Colocar el huevo en un cuenco mediano y añadir la leche, la sal, el aceite de oliva, el agua,las hierbas provenzales y un golpe de pimienta negra. Incorporar la harina tamizada, mezclando bien con unas varillas, hasta que no haya grumos. Tapar y dejar reposar en la nevera una media hora. Engrasar ligeramente una buena sartén antiadherente de tamaño medio y cocinar los crêpes, echando aproximadamente 60 ml de masa cada vez. Deben salir unos 3-4 crêpes, dependiendo del diámetro y del grosor que les demos. Es mejor que salgan finos. Retirar a medida que estén listos y dejar en un plato tapados con un paño limpio o con plástico film. Cubrir cada crêpe con una capa generosa de queso crema, dar un golpe de pimienta y añadir unas lonchas de bresaola. Es mejor no llegar hasta los bordes con el queso para evitar que se salga. Enrollar con cuidado, apretando bien, y envolver cada rollito en plástico film. Dejar reposar en la nevera media hora. Cortar rollitos de 1-2 cm de grosor con cuidado. Cuando más fríos estén, más fácil será. Desechar los extremos para la presentación -o comerlos directamente sobre la marcha, no los tiréis-. Servir en una fuente o bandejas de aperitivo.

Enlace a la receta | Rollitos de crêpe rellenos de queso crema y bresaola

Jamón cocido

Istock 521262133

Os hemos hablado del jamón curado como protagonista en la cocina pero su pariente 'dulce', el jamón cocido y el ahumado no se queda atrás.

Su suavidad, precio fácil disponibilidad hace que no haya paladar que se resista a él, así que vayamos a por esas lonchas olvidadas en el frigo y saquémosle partido entre los fogones.

24. Libritos de lomo rellenos de jamón y queso

Libritos De Lomo Rellenos De Jamon Y Queso

Todo lo que nuestras madres nos pasaban por la sartén y freían se convertía casi mágicamente en uno de nuestros platos favoritos. En este caso, apostamos por unos libritos con jamón y queso que bien podrían ser unos san jacobos o una especie de cordon bleu.

Lo mejor es que el queso funda bien, que usemos un jamón de calidad y, por supuesto, un lomo fresco que esté a la altura. Con esos mimbres, el resultado está garantizado.

  • Ingredientes para 6 personas: 6 filetes de lomo de cerdo en libritos, 6 lonchas de queso, 6 lonchas de jamón cocido, 2 huevos, pan rallado, sal y aceite para freír.
  • Elaboración: Extendemos los libritos sobre una superficie limpia y lo salamos. A continuación, cubrimos cada librito con una loncha de queso y, encima, una loncha de jamón de York. Doblamos los libritos y pasamos cada uno por huevo batido y pan rallado. Para que no se abran al freírlos, podemos cerrar los bordes de cada librito con uno o dos palillos. Calentamos abundante aceite de oliva y freímos los libritos por cada lado, tienen que quedar bien dorados. Al sacarlos del fuego, los iremos colocando sobre un plato con papel de cocina para que se absorba el aceite sobrante. Servir enseguida.

Enlace a la receta | Libritos de lomo rellenos de jamón y queso

25. Gratinado de puerros con jamón y queso

Gratinado De Puerros Con Jamon Y Queso 1

El horno sienta de maravilla a muchos productos y el jamón cocido no es una excepción.

En este caso podemos utilizarlo como entrante pero también darle salida como un picoteo en una mesa grande, donde podemos cambiar los puerros por espárragos, por ejemplo.

  • Ingredientes para 4 personas: 8 puerros en conserva, 8 lonchas de queso Edam, 8 lonchas de jamón cocido, 500ml de salsa bechamel y 50g de queso rallado para gratinar.
  • Elaboración: Escurrimos los puerros del agua en el que vienen conservados y los secamos bien con papel absorbente. Envolvemos cada puerro en una loncha de queso y, a continuación, en una loncha de jamón cocido. Cubrimos la base de una fuente de horno con una capa de salsa bechamel (aquí la receta) y disponemos los puerros encima. Vertemos la salsa bechamel sobre los puerros, asegurándonos que queden bien cubiertos para que no se sequen con el calor del horno. Esparcimos el queso rallado sobre la salsa bechamel y cocemos en el horno, pre-calentado a 200 ºC, durante unos 20 minutos o hasta que la superficie adquiera un color dorado. Retiramos del horno, dejamos reposar unos minutos y servimos calientes.

Enlace a la receta | Gratinado de puerros con jamón y queso

26. Canelones de jamón y patata

Canelones De Jamon Y Patata 1

Tan humildes como resultones, estos canelones nos demuestran que no hace falta gastarse mucho dinero para tener un segundo plato muy pintón y sabroso.

En este caso se aprovecha el jamón y recurrimos al puré de patata de sobre, que da un punto de untuosidad muy rico pero que podéis hacer con patata fresca, y que seguro que hará que más de uno le hinquéis el diente a esta receta.

  • Ingredientes para 4 personas: 125g de copos de puré de patata, 200ml de leche, 200ml de agua, 60g de mantequilla, 8 lonchas de jamón cocido, 200g de paté de hígado de cerdo, 350g de salsa de tomate, queso rallado, sal, pimienta negra molida y aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración: Calentamos la leche y el agua en una cacerola amplia. Sazonamos y agregamos los copos de patata deshidratada. Removemos constantemente hasta que comience a hervir y a espesar. Entonces, retiramos del fuego y agregamos la mantequilla. Removemos de nuevo hasta incorporar y dejamos atemperar. Mientras tanto, extendemos las ocho lonchas de jamón York sobre una superficie limpia. Repartimos el paté en todas ellas, extendiéndolo en uno de los extremos más estrechos. Sobre el paté, colocamos una cantidad adecuada de puré de patatas. Con un par de cucharadas tendremos suficiente. Doblamos un extremo de la loncha de jamón sobre el puré de patatas y la enrollamos hasta llegar al extremo opuesto. Realizamos esta operación con todas las lonchas. Una vez listas, colocamos los canelones de jamón en platos de horno cubiertos con salsa de tomate, dos por plato. Cubrimos los canelones con la salsa de tomate restante y los espolvoreamos con queso rallado. Horneamos a 200ºC hasta que el queso se funda y la superficie comience a adquirir un tono dorado.

Enlace a la receta | Canelones de jamón y patata

27. Ensalada templada de calabacín y jamón dulce

Ensalada Templada De Calabacin Y Jamon Dulce

Fresco y jugoso, el jamón cocido, llamado en ocasiones jamón dulce o mayoritariamente jamón de York -que es una variedad de jamón cocido-, también puede formar parte de nuestras ensaladas.

En este caso lo acompañamos de calabacín, que ya sabemos que se desenvuelve bien en el universo templado y nuestro querido jamón cocido, que forman una buena pareja en un plato fácil de resolver y perfecto para cuidar la línea.

  • Ingrediente para 2 personas: 1 calabacín, 200g de jamón cocido, 2 tomates, 100g de lechuga romana, 10ml de vinagre balsámico, aceite de oliva y sal.
  • Elaboración: Cortamos el calabacín en láminas de 0,5 cm de espesor y las asamos en una parrilla. Mientras, cortamos las hojas de lechuga romana en juliana y las depositamos en un bol. Cortamos el tomate en cubos y las lonchas de jamón en tiras. Reservamos. Para montar la ensalada, sobre la lechuga ponemos el calabacín asado y luego, los tomates y las tiras de jamón. Por último, rociamos con aceite de oliva virgen extra, la sal y la reducción de vinagre balsámico.

Enlace a la receta | Ensalada templada de calabacín y jamón dulce

28. Pastel de pan de molde, jamón y queso

Pastel De Pan De Molde Jamon Y Queso 1

Otro clásico infalible y fácil de resolver con el que además no tenemos que gastarnos mucho dinero.

Una forma divertida y sencilla de darle un nuevo aire al jamón cocido o al queso en lonchas que además tiene una presentación muy curiosa.

  • Ingredientes para 5 personas: 5 rebanadas de pan de molde, mantequilla, pan rallado, 75g de salsa de tomate, 15 lonchas de queso tipo tranchette, 8 lonchas de jamón cocido, 2 huevos, 250ml de leche, sal y pimienta negra molida.
  • Elaboración: Preparamos los moldes o las flaneras extendiendo un poco de mantequilla por todo el interior y espolvoreando pan rallado por la base y laterales. Reservamos. Batimos los huevos junto con la leche y los salpimentamos al gusto. Cortamos discos de pan de molde y los untamos, por una sola cara, con una fina capa de mantequilla y otra de salsa de tomate. Cortamos discos de jamón cocido y también de queso. Remojamos los discos de pan de molde en la mezcla del huevo y la leche, procurando que queden húmedos pero no empapados. Montamos los pasteles colocando una capa de pan de molde en la base de cada molde, después una de jamón cocido y otra de queso. Volvemos a colocar pan, jamón y queso, para terminar con pan. Cuando tengamos todos los moldes montados, regamos con el sobrante de huevo y leche procurando que no se desborde. Cocemos al baño María en horno pre-calentado a 180ºC durante, aproximadamente, 15-20 minutos. Pasado ese tiempo retiramos los moldes del horno. Podemos servirlos fríos, en cuyo caso se desmoldan fácilmente sin perder su forma, o calientes, en los propios moldes.

Enlace a la receta | Pastel de pan de molde, jamón y queso

29. Rollo de carne relleno de jamón y queso

Rollo De Carne Relleno De Jamon Y Queso 1

Salir de la carne picada y la rutina de la hamburguesa, el filete ruso y la albóndiga no es imposible y esta receta lo demuestra.

Es versátil, puedes usar los ingredientes que tengas más a mano y es una buena forma de dar salida a fiambres o quesos que tengas por casa. Además, el resultado nunca decepciona.

  • Ingredientes para 6 personas: 1kg de carne picada, 2 huevos M, 50g de pan rallado, 5g de hierbas provenzales, 5g de sal de ajo, sal, pimienta negra molida, 6 lonchas de jamón cocido, 6 lonchas de queso y 150g de bacon en lonchas.
  • Elaboración: En un recipiente hondo y amplio, mezclamos la carne picada con los huevos, el pan rallado, las hierbas provenzales y el ajo en polvo. Salpimentamos al gusto. Extendemos la mezcla sobre una lámina de papel de aluminio, dando forma rectangular y cubrimos con las lonchas de jamón y queso dejando el extremo superior libre. Enrollamos por la parte más estrecha del rectángulo, trabajando desde el extremo más cercano a nosotros hasta el más lejano. Cubrimos la parte superior con las lonchas de bacon y envolvemos el rollo de carne con papel de aluminio, procurando no dejar nada de carne a la vista. Introducimos el rollo en el horno, pre-calentado a 180ºC, y cocemos durante 20 minutos. Transcurrido este tiempo, desenvolvemos el rollo de carne y dejamos la parte superior expuesta al calor. Introducimos de nuevo en el horno y cocemos de nuevo durante otros 20 minutos, tiempo durante el cual el bacon se tostará y adquirirá un color dorado muy sugerente. Retiramos del horno y dejamos reposar unos minutos antes de servir.

Enlace a la receta | Rollo de carne relleno de jamón y queso

30. Flamenquines de jamón y queso

Flamenquines De Jamon Y Queso

Apartando al purismo de nuestra vida, en esta versión de los flamenquines cordobeses apostamos por jamón cocido en vez del jamón ibérico y en este caso lo hacemos con carne de cerdo.

La realidad es que el mundo tampoco se pone de acuerdo sobre si el flamenquín ha de ser de carne de cerdo o de ternera, mientras tanto disfrutemos de esta receta donde el fiambre también es protagonista.

  • Ingredientes para 8 unidades: 16 lonchas de jamón cocido, 8 lonchas de queso de sándwich, harina de trigo, 1 huevo, pan rallado y aceite de oliva.
  • Elaboración: Extendemos dos lonchas de jamón, ligeramente superpuestas, y colocamos una loncha de queso encima. Enrollamos apretando bien y procurando que el queso no sobresalga. Si compramos lonchas de jamón rectangulares, usamos solo una para cada flamenquín. Pasamos cada rollito por harina, huevo batido y pan rallado, cubriendo bien toda la superficie y, sobre todo, los extremos para que no se salga el queso al freír. Calentamos abundante aceite de oliva en una sartén y freímos los flamenquines. Volteamos para dorar por todos lados. Dejamos escurrir sobre papel absorbente para retirar el exceso de grasa antes de servir.

Enlace a la receta | Flamenquines de jamón y queso

Pavo

Istock 1210341823

Hasta no hace tanto tiempo, unos 15 0 20 años, la pechuga de pavo cocida no era un fiambre demasiado habitual en nuestras neveras.

Su situación ha ido mejorando y ahora es raro no ver una cocina de deportista o con gente joven en casa donde el pavo no tenga cabida. En este caso, os vamos a dar un par de ideas para utilizar este fiambre magro y lleno de proteínas para que no sólo le deis salida en bocadillos.

31. Ensalada de pavo y aguacate

Ensalada De Pavo Y Aguacate

Difícil encontrar dos ingredientes que sean más trendy que el pavo y el aguacate, muy propios para un desayuno hípster de California, y que sin embargo podemos disfrutar a nuestra manera con esta ensalada.

Cargada de nutrientes y muy refrescante, si sois deportistas o no encontráis nuevas formas de comer aguacate, esta ensalada os viene perfecta.

  • Ingredientes para 4 personas: 200g de fiambre de pechuga de pavo, 1 aguacate grande, 250g de mezclum, 50g de rúcula, 50g de mezcla de semillas y frutos secos variados, 4 cucharadas de zumo de manzana, 4 cucharadas de yogurt natural, 2 cucharada de miel, 2 cucharadita de mostaza a la antigua, sal y pimienta.
  • Elaboración: Cortamos el fiambre de pechuga de pavo en rodajas y después en tiras, las pasamos por la sartén con solo unas gotitas de aceite. Dejamos que se enfríe un poco y la cortamos en rodajas finas. Pelamos el aguacate, le quitamos el hueso y lo cortamos en dados. En un bol grande mezclamos la pechuga, el aguacate, el mezclum, la rúcula y las semillas. Preparamos el aliño batiendo el zumo de manzana, el yogur, la miel y la mostaza. Regamos la ensalada con el aliño y sazonamos con sal y pimienta.

Enlace a la receta | Ensalada de pavo y aguacate

32. Galettes de trigo sarraceno con espárragos y queso Comté

Galettes De Trigo Sarraceno Con Esparragos 1

Cerramos este viaje a la nevera con un plato apto para celíacos que también pueden satisfacer sus ganas de crêpes con estas galettes de trigo sarraceno.

El que no sea celíaco o intolerante al gluten puede sustituirlas por trigo convencional pero una galette al uso necesita de trigo sarraceno. En este caso recurrimos a un queso Comté, que tiene bastante sabor, pero podéis sustituirlo por el que tengáis en casa.

  • Ingredientes para 4 unidades: 125g de harina de trigo sarracero (alforfón), 250ml de agua,4g de sal, orégano seco, ajo granulado, un manojo de espárragos trigueros, pechuga de pavo cocida, queso Comté al gusto, la ralladura de limón, pimienta negra molida y aceite de oliva virgen extra
  • Elaboración: Comenzar con la masa. Disponer la harina de trigo sarraceno en un cuenco y mezclar con unas varillas con la sal, el orégano y el ajo granulado. Añadir el agua e ir mezclando poco a poco, hasta tener una masa líquida sin grumos. Tapar y dejar reposar media hora, en la nevera si hace calor. Engrasar ligeramente una buena sartén antiadherente con aceite de oliva y echar 1/4 de la masa, con ayuda de un cucharón o una jarra. Girar bien para distribuir la masa y dejarla fina. Mantener a fuego medio hasta que se empiecen a despegar los bordes, girar con una espátula y cuajar por la otra cara. Retirar a un plato, tapar con un paño limpio y cocinar el resto de la masa. Lavar los espárragos y cortar la base, si fuera muy dura o leñosa. Cocinar a la plancha con un poco de sal hasta dejarlos al punto deseado. Formar las galettes repartiendo un poco de queso Comté rallado en una mitad, cubrir con unas lonchas de fiambre de pavo y añadir los espárragos. Sazonar con orégano, pimienta, ralladura de limón, un poco de sal y más queso. Cerrar y dar un golpe de calor para que se derrita ligeramente el queso, si se desea.

Enlace a la receta | Galettes de trigo sarraceno con espárragos y queso Comté

Imágenes | Jumpstory/iStock
En Directo al Paladar | Más allá del salami y la mortadela: la guía definitiva de los embutidos italianos (y dónde comprarlos online)
En Directo al Paladar | Fiambres y embutidos: ¿aptos en una dieta saludable? )

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios