Publicidad

Un cocido madrileño y siete recetas para aprovechar sus sobras durante la semana

Un cocido madrileño y siete recetas para aprovechar sus sobras durante la semana
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Al igual que hicimos con el pollo asado cuando os dimos la receta para cocinarlo y otras siete recetas para dar salida a lo que sobrase, hoy os proponemos un cocido madrileño y siete recetas para aprovechar sus sobras durante la semana.

Con el caldo que nos sobre, con los garbanzos y verduras y con las carnes, podemos hacer muchas recetas deliciosas que nos harán felices los días siguientes. Seguro que disfrutaréis con estas siete sabrosas recetas de aprovechamiento para evitar los desperdicios.

Para planificar una semana con un cocido madrileño y sus recetas derivadas en las que aprovecharemos todo lo que nos sobre, os progongo comenzar el sábado para que tengáis el fin de semana para hacer el resto de preparaciones para la semana. Ya veréis cómo vamos a aprovechar este cocido. Vais a tener tantas ideas que quizás sea mejor que hagáis una buena cantidad, para poder preparar todos estos platos.

Sábado: Receta de cocido madrileño

1366 2000 2
  • Ingredientes: 300 g de Garbanzos, 400 g Morcillo, 200 g Tocino, 2 Hueso de rodilla de ternera, 3 Huesos de espinazo de cerdo salado, 3 Hueso de caña con tuétano, 3 Chorizos frescos, 150 g Fideos cabellín o gruesos, 150 g Gallina, 3 Patatas, 2 Zanahorias y agua abundante
  • Elaboración: La noche anterior pondremos a remojo unos buenos garbanzos castellanos en la víspera del cocido. Truco: Además le pondremos un puñado de sal gorda para que al día siguiente no se encallen en la cocción. Empezaremos por poner a cocer, partiendo de agua fría, las carnes, la punta de jamón y los huesos indicados. Clave: Durante todo el cocido, de principio a fin, retiraremos la espuma que se vaya formando con una espumadera. Asimismo iremos incorporando agua según se vaya evaporando para que nuestro cocido no se quede seco. El fuego del cocido lo tendremos de una forma continua a media potencia. Cuando el agua empiece a hervir, añadimos los garbanzos, previamente escurridos y lavados. Desde que el agua vuelva a hervir, tardarán en estar tiernos entre dos y tres horas, hecho a fuego lento o bien unos 20 minutos en caso de hacerlo en olla rápida. Recomendación: meted los garbanzos en una malla para poder sacarlos con facilidad al finalizar la cocción y así poder servir el cocido en los tres vuelcos tradicionales. En un puchero aparte, ponemos a cocer el repollo, y en otra cacerola, cocemos chorizos y morcillas, para que no llenen de grasa nuestro caldo. Cuando el cocido esté prácticamente hecho, incorporamos las patatas y las zanahorias peladas en el puchero del cocido madrileño. Al finalizar el proceso, sacamos las carnes y las servimos en una fuente a la que incorporamos chorizos y morcillas. Rehogamos el repollo y lo ponemos en una fuente con los garbanzos, las patatas y las zanahorias. Para hacer la sopa, colamos el caldo y añadimos los fideos cuando el caldo empiece a hervir, siendo necesarios dos o tres minutos para los fideos finos tipo cabellín.

Ver receta completa

Recetas de aprovechamiento con las sobras del cocido

Con las sobras del cocido, os proponemos estas recetas para disfrutar desde el día siguiente, el domingo hasta el viernes. Seguro que os van a apetecer muchas de ellas, así que cuando hagáis el cocido el sábado, echad un puñado extra bien generoso de garbanzos para que no os falten cuando queráis hacer estas recetas.

Domingo: Aperitivo de garbanzos crujientes

2560 3000

Para el aperitivo, podéis preparar este snack de garbanzos especiados crujientes que ahora detallamos, o esta otra receta de garbanzos crujientes con hierbas frescas. Las dos recetas están buenísimas.

  • Ingredientes: 400 g de Garbanzos cocidos lavados y escurridos, Ajo en polvo 1 cucharadita, Comino molido 1 cucharadita, Cúrcuma molida 1 cucharadita, Pimentón dulce 1 y 1/2 cucharaditas, Pimienta negra molida 1/2 cucharadita, Sal 1 cucharadita, Azúcar moreno 1 cucharada, 30 g de Zumo de limón
  • Elaboración: Empezamos precalentando el horno a 200ºC y forrando una bandeja de horno con papel parafinado. En un bol mezclamos todas las especias con la sal y el zumo de limón, batiendo un poco con un tenedor hasta que se integren. Secamos los garbanzos con papel de cocina, los añadimos al bol y removemos con cuidado, para que no se deshagan. Vertemos la mezcla en la bandeja que hemos preparado y la extendemos bien. Horneamos durante 40 minutos a 200ºC, removiendo de vez en cuando para que se hagan los garbanzos. Retiramos, dejamos templar y servimos.

Ver receta completa

Lunes: ropa vieja de cocido madrileño

2560 3000 2
  • Ingredientes: 1 Cebolla, 300g de Sobras del cocido madrileño (garbanzos, carnes, verduras), Pimentón dulce 1 cucharada sopera, Aceite de oliva virgen extra 3 cucharadas y 2 Dientes de ajo
  • Elaboración: Partimos de las sobras de un cocido madrileño tradicional, o como os decía de cualquier otro puchero tradicional con garbanzos de vuestra zona. De esas sobras, vamos a utilizar sobre todo los garbanzos cocidos, los restos de las carnes y de las verduras -repollo, zanahoria y patata- que hayan quedado. Todo tiene que estar muy picado para que no haya trozos más grandes que los garbanzos. Incluso vamos a usar también un par de cucharones del caldo de cocido, para dar un toque más meloso al resultado final como os explicaré más tarde. Comenzamos pochando una cebolla muy muy picada, dándole su tiempo hasta que quede bien dorada, como cuando hacemos cebolla caramelizada. Reservamos. Continuamos picando bien finitos dos dientes de ajo y los echamos en la sartén con dos cucharadas de aceite de oliva, dejando que se doren a fuego muy bajo. Cuando el ajo esté dorado retiramos la sartén del fuego y echamos una cucharada sopera de pimentón dándole vueltas para que se mezcle bien con el aceite y no se queme o no se arrebate, como dice mi madre. Incorporamos a la sartén los garbanzos, la verdura y la carne del cocido muy picada. Mezclamos bien y dejamos que el conjunto se cocine a fuego mínimo durante unos diez minutos, removiendo para que el aceite con el sofrito de ajo, cebolla y pimentón impregne todos los alimentos. El sabor de la ropa vieja dependerá sobre todo de lo que haya sobrado, si hay más o menos chorizo, tocino, morcillo, etc. El toque final, dependerá de nuestros gustos. Hay quien prefiere dejar que los garbanzos se cocinen hasta quedar sequitos y crujientes y quien prefiere -como yo-, añadir uno o dos cucharones de caldo de cocido al final del proceso de elaboración, si queremos que la ropa vieja nos quede más melosa o untuosa.

Ver receta completa

Martes: Hummus de garbanzos

1366 2000 3
  • Ingredientes: 200 g de Garbanzos Cocidos, 50 ml de Aceite de oliva virgen extra, 20g de Semillas de sésamo, Agua, 15 ml, Cilantro fresco, 10 g, Sal al gusto y el zumo de 1 Limón
  • Elaboración: Vamos a preparar primero el Tahini poniendo en un sartén 50g de semillas de sésamo. Las asamos por unos cinco a ocho minutos. Las retiramos del la lumbre y colocamos en una licuadora o procesador de alimentos. Agregamos dos a tres cucharadas de agua y licuamos. Podemos hacer también todo este proceso en un cuenco y con un mortero. Ahora colocamos los garbanzos cocidos en al vaso de la licuadora junto con el cilantro picado, el Tahini, el jugo del limón, el aceite de oliva y sal. Procesamos muy bien por un minuto hasta que todos los ingredientes hayan quedado integrados en una mezcla homogénea y cremosa. Si vemos que el hummus está un poco seco podemos ir añadiéndole un poco más de aceite de oliva.

Ver receta completa

Miércoles: Garbanzos con espinacas

1366 2000 5
  • Ingredientes: 500 g Garbanzos cocidos, 400 g Espinaca congelada, 2 Dientes de ajo, 1 rebanada de Pan de hogaza, 5g Comino molido, 5 g Cilantro molido, 5 g Pimentón dulce, una pizca de Pimienta blanca molida, Salsa de tomate, 60 g, Vinagre de manzana, 30 g, Agua 100 ml, Aceite de oliva virgen extra, 100 g y Sal al gusto
  • Elaboración: En una cazuela con un par de dedos de agua ponemos a cocer a fuego medio las espinacas congeladas durante unos 15 minutos o el tiempo necesario para que se descongelen. Tendremos cuidado con el agua para que no se consuma, pues no queremos que se nos agarren a la cazuela. Una vez listas, las escurrimos bien de agua y las picamos con un cuchillo afilado. En una sartén calentamos el aceite y freímos los dientes de ajo previamente pelados. Cuando comiencen a dorarse los retiramos y los colocamos en el vaso de una batidora de mano. En el mismo aceite freímos la rebanada de pan hasta dorar. La escurrimos y la añadimos al vaso de la batidora junto con el comino, el cilantro, el pimentón, la pimienta blanca, la salsa de tomate y un pellizco de sal. Añadimos también al vaso el vinagre, el agua y la mitad del aceite. Trituramos bien y reservamos. En una cazuela o sartén grande vertemos el aceite que nos ha sobrado de freír el ajo y el pan, lo calentamos y añadimos las espinacas picadas. Salteamos durante un par de minutos antes de agregar la majada que tenemos reservada y cocemos dos minutos más, removiendo para que se mezclen los sabores. Por último añadimos los garbanzos cocidos y salteamos durante cinco minutos. Probamos de sal y rectificamos si fuera necesario antes de servir.

Ver receta completa

Jueves: Crema castellana de garbanzos

2560 3000 3
  • Ingredientes: Garbanzos cocidos, 400 g, 1 Puerro, 2 Patatas, 2 Zanahorias, Caldo de verduras o caldo sobrante del cocido, 500 ml, un chorrito de nata líquida para cocinar o leche entera (opcional) y para decorar, Semillas de sésamo y Tomillo fresco
  • Elaboración: Para hacer esta receta, podemos usar las sobras de un cocido madrileño. Para que la crema tenga un sabor interesante, comenzamos preparando un sofrito con el puerro, bien picado, que cocinaremos a fuego lento hasta que se comience a caramelizar. Para hacerlo, usaremos los mismos trucos que cuando hacemos cebolla caramelizada, para tenerlo listo en unos 30 minutos. Mientras tanto, aprovechamos para cocer las patatas y las zanahorias cortadas en trocitos pequeños para que no tarden mucho. Cuando estén, las mezclamos con el puerro caramelizado, añadimos también los garbanzos cocidos y agregamos el caldo de verdura, o si lo preferimos, un caldo casero de pollo. Dejamos cocer a fuego lento durante 10 o 15 minutos y después trituramos todo con un pasapuré fino, para que quede cremoso y uniforme. Si fuera necesario, podemos añadir un chorrito de leche o nata líquida para obtener una textura más cremosa. Si lo preferís podéis usar una batidora de mano o la Thermomix para ese fin. Una vez lista la crema, la decoramos con unas semillas de sésamo y con hojas de tomillo y la llevamos a la mesa bien caliente.

Ver receta completa

Viernes: Croquetas de cocido

1366 2000 6
  • Ingredientes: 80 g de mantequilla, 80 g de harina, 700 g de leche, 300 g de caldo de cocido, 70 g de chorizo del cocido, 70 g de pollo del cocido, 70 g de carne del cocido, pimienta negra recién molida, nuez moscada y sal. Además necesitaremos harina, pan rallado y huevo para empanar.
  • Elaboración: Como el pollo, la carne y el chorizo ya los tenemos cocidos solo nos quedaría cortarlos en trocitos bien pequeños y reservar. Hacemos la bechamel de las croquetas. Derretimos la mantequilla y añadimos la harina. Removemos para formar un roux dorado. Vamos añadiendo poco a poco la leche. Una vez que se haya juntado un poco de leche, añadimos más. Por último añadimos el caldo de cocido, también poco a poco. Esto lo iremos haciendo con el fuego fuerte y sin parar de remover. Al final añadimos la carne, el pollo y el chorizo. Sazonamos y dejamos cocer a fuego más suave unos 5 minutos o hasta obtener la consistencia deseada. Debe quedar espeso pero no excesivamente para que no resulten pesadas. Tampoco líquidas para que no se nos deshagan al freírlas. Pasamos la masa a un recipiente y dejamos enfriar unas 8 horas en la nevera. Ponemos un film que toque la superficie para que no se forme una costra o capa dura. Después cogemos la masa, la amasamos con un poco de harina. Formamos un canutillo y cortamos porciones. Los boleamos para darle forma. Pasamos por huevo, pan rallado y freímos o las podemos congelar para freírlas en otro momento.

Ver receta completa

Otras ideas para aprovechar las sobras del cocido

2560 3000 4

Ya tenéis muchísimas ideas para dar salida a las sobras del cocido, pero seguro que a vosotros se os ocurren muchas más. Contadnos cómo hacéis para aprovechar el cocido y sus sobras dejando vuestros comentarios. A todos nos vienen bien este tipo de ideas para variar en nuestros menús y ahorrar un poco. Feliz fin de semana.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir