Compartir
Publicidad

Dulces típicos de Semana Santa, la guía definitiva: qué se come, dónde y cómo se hace

Dulces típicos de Semana Santa, la guía definitiva: qué se come, dónde y cómo se hace
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Torrijas, monas de pascua, pestiños… Los amantes de la repostería estacional estamos de enhorabuena en Semana Santa, cuando se abre ante nuestros ojos un infinito abanico de exquisitos dulces. Pero la costumbre no nos habría hecho tanta gracia hace décadas, cuando se tiraba de dulce porque no se podía comer otra cosa.

El derecho canónico sigue siendo claro al respecto: en la Iglesia universal, son días y tiempos penitenciales todos los viernes del año y el tiempo de cuaresma. Esta penitencia, que en principio solo limitaba el consumo de carne, llega a su cénit el Viernes Santo y Miércoles de Ceniza, donde se debía ayunar durante todo el día. Pero, además, durante todo este tiempo solo podía hacer una ingesta diaria: la colación. Dado que no se podía comer carne, la única forma de aguantar todo un día sin caer desmayado era concentrar todas las calorías posibles en los platos permitidos: además de verduras y pescado, dulces.

No es de extrañar dado este hecho que en nuestra muy católica España se hayan preparado decenas de dulces tradicionales. Hoy han perdido su utilidad religiosa, pero la mayoría se mantienen por suerte para las pastelerías y por desgracia para nuestra dieta. Y estos son los más destacados:

Torrija

Torrija2

El dulce por excelencia de la Semana Santa es hoy un añadido más a nuestros michelines, pero en tiempos era un bote salvavidas que libraba a los devotos campesinos de acabar muertos en el campo. Un postre humilde para cuya elaboración solo se necesita pan (que puedes hornear tu mismo), leche, huevo y azúcar y que cualquiera puede hacer en casa.

Hoy la afición por las torrijas es descomunal y la mitad de los restaurantes de España las tienen en su carta durante todo el año, en infinitas variaciones. En Directo al Paladar también os proponemos un buen puñado de recetas:

Monas de pascua

Mona Pascua

La mona de Pascua es un postre con gran tradición en todo el Levante y, como su nombre indica, se toma al finalizar la cuaresma. Tradicionalmente el padrino regala la mona a su ahijado el Domingo de Pascua, después de misa. El Lunes de Pascua, además, es tradición que se reúnan dos o tres familias o un grupo de amigos y que vayan a comer la mona juntos a algún lugar.

En la actualidad, las pastelerías hacen el agosto vendiendo monas, pero no hay que ser un maestro repostero para prepararla en casa. He aquí nuestras recetas favoritas:

Panquemado

Panquemao

Los ingredientes del panquemao y de la mona de Pascua son esencialmente los mismos, pero el bollo difiere en la forma. Y como en todas las recetas tradicionales, hay variaciones y toques distintos, como anís, azahar o la decoración con clara de huevo montada.

He aquí nuestra receta del panquemao en su versión tradicional valenciana.

Buñuelos

Bunuelos

En el empeño por sacar cuantas más calorías mejor para aguantar el ayuno, en todo España es tradicional tomar en Semana Santa lo que en tiempos se conocían como “frutas de sartén”, y los buñuelos son los reyes del cotarro.

Quizás los más tradicionales de esta época son los buñuelos de cuaresma que se diferencian de otros en que la masa se aromatiza con vino blanco, la ralladura de algún cítrico y anís en grano o matalahúga. No obstante, también se consumen los clásicos buñuelos de viento, y hay muchísimas variaciones como estos fantásticos buñuelos de calabaza.

Pestiños

Pestinos

Este dulce andaluz se consume tanto en Navidad como en Semana Santa. De nuevo estamos ante otra variedad de “harina frita”, en este caso con aceite de olvia y miel. Curiosamente, el pestiño está emparentado con la shebbakiyya marroquí que se consume en el ramadán dado su alto valor energético, lo que sugiere un posible origen común, quizá andalusí. Este a su vez podría remontarse a la Pascua judía, donde también son habituales las “frutas de sartén”. Como para presumir de raza…

La receta de pestiños no tiene misterio alguno. Solo tendrás que decidir si los quieres cubrir con miel o con azúcar.

Rubiols

Rubiols

Esta receta típica de Semana Santa de origen mallorquín, puede encontrarse en el resto de islas del archipiélago balear y durante todo el año. Consiste en una pieza fina de pasta de harina, mezclada con aceite, manteca y huevo, doblada en forma semicircular y rellena de requesón, mermelada u otros dulces.

Crespells

Crespels

Seguimos en Mallorca, con estas pastas o galletas muy rústicas que se hacen con los recortes de la masa que se utiliza para hacer los rubiols. Generalmente son los niños los que se encargan de preparar estas pastas, por ser más fáciles de elaborar que los rubiols, de este modo todos participan de esta antigua tradición culinaria. He aquí la receta.

Bollos de Arcos de la Frontera

Arcos Frontera

Otro bollo similar a las monas o el panquemao tradicional de esta localidad gaditana. Tienen forma de rosco pero la masa es de panadería, no demasiado dulce. Son muy aromáticos y la miga suave tiene mucho sabor. Una receta que nadie debería perderse.

Roscos o rosquetes de Cádiz

Rosquetas

Seguimos en Andalucía con estos roscos o roquetes, un bocado que soporta las modas y el paso del tiempo con elegancia. Se puede encontrar en muchas pastelerías del sur de nuestro país en estos días, pero son muy fáciles de preparar en casa.

Flores fritas

Flores

Otra “fruta de sartén”, en este caso tradicionales sobre todo de Galicia y Extremadura (lo que nos hace pensar que en tiempos se tomaban en toda España). Hay que reconocer que esta receta no es de las fáciles, sobre todo si queremos que la forma salga perfecta. Pero con el molde adecuado y esta receta te saldrán seguro.

Leche Frita

Leche Frita

Esta prima de la torrija es también muy popular en las mesas de Cuaresma. La receta de la leche frita es relativamente sencilla, aunque es laboriosa de modo similar a la preparación de unas croquetas ya que hay que hacer una masa, enfriarla y después rebozar sus porciones.

Borrachuelos malagueños

Borrachuelos

El dulce más típico de Málaga en Semana Santa se caracteriza por tener una masa muy similar a la del pestiño, pero mojada en vino, de ahí su nombre. Los borrachuelos malagueños clásicos están rellenos de cabello de ángel, pero a nosotros nos encantan los borrachuelos de batata y aprovechamos que todavía encontramos este tubérculo en el mercado para hacerlos.

Huesillos Extremeños

Huesillos

Como su nombre indica, este dulce es típico de Extremadura, donde se preparan desde Todos los Santos, pasando por Carnaval hasta Semana Santa. Recuerdan a las rosquillas por el tipo de masa con que se elaboran, así como por el proceso. Son un tipo de dulce frito muy tradicional en el que se usan ingredientes humildes, pero cuyo resultado es tremendamente adictivo. He aquí la receta.

En Directo al Paladar | Receta de Simnel cake: el pastel de Pascua más tradicional del Reino Unido
En Directo al Paladar | Odio eterno a la torrija moderna

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio