Mascarpone: origen y propiedades de este queso y 18 recetas para que brille en la cocina

Mascarpone: origen y propiedades de este queso y 18 recetas para que brille en la cocina
Sin comentarios
17 votos

El queso mascarpone no tiene tanto reconocimiento de nombre como otros favoritos en las tablas de queso, como puede ser el parmesano, el brie o el queso cheddar. Puede que lo conozcas como el ingrediente principal del tiramisú, pero su capacidad no tiene limite.

Si bien es uno de los quesos favoritos entre los pasteleros, el mascarpone no es solo para hornear. Y una vez que aprendas y descubras sobre la profundidad de su sabor y versatilidad, se convertirá en tu favorito.

¿Qué es el Mascarpone?

El queso mascarpone es un queso suave, ligeramente dulce y un poco agrio, untable, que a menudo se describe como un queso crema dulce italiano. Un producto de especialidad en muchos países, se utiliza en muchos platos locales, desde salados hasta dulces. A menudo, se asocia más comúnmente con el tiramisú.

Técnicamente, es un queso crema suave doble o triple. Normalmente tiene un contenido de grasa del 60 al 75 % dependiendo del productor y este es el secreto y lo que le da la consistencia sedosa. El queso mascarpone se originó alrededor del siglo XVII en Abbiategrasso y Lodi, en el norte de Italia. Es curioso como el gobierno italiano ha dado al mascarpone el P.A.T. (Prodotto agroalimentare tradizionale) o etiqueta de "producto alimentario regional tradicional" para que ninguna otra ciudad, país o estado pueda reclamar su origen e historia.

Es un queso que se hace comúnmente con leche de vaca pasteurizada. A diferencia de otros productos lácteos, el mascarpone se hace calentando la crema espesa y añadiendo un medio ácido como el ácido tartárico (también conocido como crema tártara), ácido cítrico o jugo de limón para solidificar y espesar la crema. Esto activa la bacteria del ácido láctico presente en la leche para un resultado cremoso y mantecoso y por ende, con un alto contenido de grasa.

Istock 496949958

A menudo se compara con el queso crema, el queso ricotta y la crème fraiche; sin embargo, el mascarpone es un producto más suave y menos picante que sus pares. Es ligeramente dulce con un toque de acidez para una mejor descripción. Su textura rica y cremosa, lo hace un agregado especial a los platos dulces y salados.

A diferencia del queso crema por ejemplo que tiene solo un 30 a 40 % de grasa, es más ácido en boca. Por esto, dependiendo del plato, puedes reemplazar fácilmente un ingrediente por el otro pero este último, es un poco más agrio.

Propiedades y beneficios

Con esto en mente, el mascarpone se puede disfrutar en el marco de una dieta equilibrada y nutritiva. Vale la pena examinar el valor nutricional de una porción de 20 g de queso mascarpone. Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) aporta:

  • Calorías: 120 kcal
  • Carbohidratos: 0 g
  • Grasa: 14 g
  • Proteína: 2 g
  • Fibra: 0 g
  • Sodio: 10 mg
  • Calcio: 40 mg

La principal conclusión de los valores anteriores es el hecho de que el queso mascarpone no contiene absolutamente ningún carbohidrato. Por lo tanto, es interesante para aquellos que les gusta seguir dietas bajas en carbohidratos conocida también como dieta keto que propone eliminar o reducir al máximo todos los hidratos y apostar por las grasas y las proteínas.

Istock 1135820759

En tanto sus beneficios, hay algunos notables para la salud que vale la pena mencionar como la saciedad. Es decir, es la capacidad que tiene una persona para percibir que debe dejar de comer porque ya ha comido lo suficiente. Numerosas investigaciones han demostrando como los productos lácteos con grasa completa son más saciantes que los lácteos bajos en grasa o descremados. Por lo tanto, el mascarpone con su base de crema espesa puede proporcionar una sensación de plenitud que muchos otros productos lácteos no pueden replicar.

Si bien otros quesos como el parmesano o el gruyere abundan en calcio, el mascarpone no es tan beneficioso en este sentido. Sin embargo, cada porción aporta una cantidad decente de calcio, teniendo en cuenta la importancia del mineral para la salud ósea para evitar la pérdida de densidad en los huesos producto del paso del tiempo.

Al ser un alimento rico en grasas, es una gran opción para aquellos que siguen una alimentación alta en grasas también. Por lo tanto, ya sea que se necesiten algunas calorías extras para recuperarse de una enfermedad, o que se necesite incorporar más grasa a la dieta por otra razón de salud, el queso mascarpone es una gran opción. Como un reemplazo del queso crema funciona de maravilla sobre unas tostadas o encima de algunas frutas con un poco de canela espolvoreada encima, por ejemplo, para un desayuno ligero es excepcional.

Istock 1013817080

Un beneficio adicional, es el hecho de que el mascarpone puede facilitar la absorción de nutrientes. Si bien muchas de las vitaminas esenciales que el cuerpo necesita son solubles en agua, algunas de ellas solo pueden disolverse en grasa. Por ejemplo, las vitaminas A, D, E y K son vitaminas liposolubles. Por esta razón, los alimentos que tienen un alto contenido de grasa, como es el caso del mascarpone, facilitan la buena absorción de estos minerales en el cuerpo. Por último y más importante, el mascarpone tiene el potencial de hacer cualquier plato salado o dulce más sabroso.

Recetas para que brille en la cocina

Preparaciones dulces

1. Carpaccio de melocotón y frambuesa con crema de mascarpone

carpaccio

Ingredientes

Para 3 personas
  • Melocotón fresco y maduro 1
  • Frambuesas 8
  • Queso mascarpone 50 g
  • Nata líquida para montar 50 ml
  • Esencia de vainilla 3 ml
  • Azúcar glasé 10 g
  • Miel 30 ml
  • Agua 15 ml
  • Anís estrellado 1
  • Pistachos sin cáscara 8

Cómo hacer carpaccio de melocotón y frambuesa con crema de mascarpone

Dificultad: Media
  • Tiempo total 18 m
  • Elaboración 3 m
  • Cocción 15 m

Calentamos la miel y el agua junto con el anís estrellado. Cuando alcance el punto de ebullición apagamos el fuego y dejamos que enfríe. Durante este tiempo el almíbar quedará infusionado con el sabor y aroma del anís.

Batimos el mascarpone para que pierda rigidez. Montamos la nata (que habrá de estar bien fría) y, cuando comience a espesar, añadimos el azúcar glasé y una pizca de esencia de vainilla. Cuando esté densa agregamos el queso mascarpone, removemos para integrar y guardamos en la nevera.

Picamos los pistachos. Lavamos y secamos bien el melocotón y las frambuesas. Cortamos el primero por la mitad, retiramos el hueso y lo laminamos finamente con ayuda de un cuchillo afilado. Cortamos también las frambuesas por la mitad.

A la hora de montar el postre repartimos las láminas de melocotón en un plato o fuente y colocamos las frambuesas por encima. Decoramos con puntos de crema de mascarpone, regamos con el almíbar y esparcimos los pistachos por encima. Listo para servir.

17 votos

Receta completa | Carpaccio de melocotón y frambuesa con crema de mascarpone, la receta de postre que (cuando la pruebes) no vas a poder dejar de hacer

2. Vasitos de crema de queso fresco y mascarpone con fresas y té matcha

vasitos
  • Ingredientes para 6 personas. 400 g fresa congeladas o frescas, 5 ml zumo de limón o lima, 30 g azúcar moreno, 250 g queso fresco batido desnatado o quark, 250 g queso mascarpone, 20 g azúcar clase, 5 ml esencia de vainilla, frutos rojos congelados para decorar, té matcha en polvo para decorar.
  • Elaboración. Lavar y secar con suavidad las fresas si las usamos frescas. Quitarles el rabito y trocear en piezas pequeñas. Poner en un cazo al fuego con el azúcar moreno y el zumo de limón o lima. Calentar y cocer a fuego suave, machacando la fruta con la cuchara, hasta que suelten bien los jugos y espese un poco. Debe adquirir la consistencia de una compota, que espesará más al enfriar. Repartir en el fondo de seis vasitos y dejar enfriar. Aparte batir con unas varillas manuales el queso mascarpone con el queso fresco (quark) y el azúcar glasé tamizado. Añadir la vainilla, mezclar y probar; corregir de azúcar si nos pareciera poco dulce. Cuando las fresas se hayan enfriado, llenar con esta crema los vasitos. Será más fácil si usamos una manga pastelera. Reservar en la nevera como mínimo dos horas para que coja consistencia y se asienten los sabores. En el momento de servir decorar con té matcha tamizado y unos frutos rojos congelados o frescos. Añadir si se desea unas hojitas de menta o hierbabuena, para darle un toque aún más fresco.

Receta completa | Vasitos de crema de queso fresco y mascarpone con fresas y té matcha: receta de postre fácil y fresco para Navidad

3. Fresas maceradas a la naranja con crema de mascarpone y nata

fresas
  • Ingredientes para 4 personas. 300 g fresa, 1 naranja (o 2, dependiendo de la cantidad de zumo), 15 ml vinagre balsámico, 3 hojas albahaca fresca (o hierbabuena), 10 g azúcar (opcional, para las fresas), 200 ml nata líquida para montar, 250 g queso mascarpone, 2.5 ml esencia de vainilla, 30 g azúcar glasé, 0.5 ralladura de limón, pistachos.
  • Elaboración. Lavar bien las fresas o fresones y las hojas de albahaca y secar con suavidad. Cortar los extremos de las fresas y trocear en cubos pequeños. Disponer en una fuente las fresas, mezclar con el zumo de naranja -o mandarina-, el vinagre balsámico, la albahaca picada y un poco de azúcar, si consideramos necesario añadirlo -con buena fruta no hace falta-. Dejar reposar 1 hora en la nevera. Montar la nata batiéndola con una batidora de varillas hasta que quede bien firme. Mezclarla con el mascarpone escurrido, el azúcar glasé, la vainilla y la ralladura de limón. Combinar con cuidado hasta que quede una crema homogénea y muy melosa, sin grumos. Llenar una manga pastelera. Preparar las copas disponiendo una capa en el fondo de fresas ligeramente escurridas y cubrir con una porción de la crema de queso. Repetir alternando capas de fruta y crema. Finalizar decorando con unas fresas cortadas a lo largo, pistachos picados o almendras y ralladura de limón. Guardar en la nevera hasta el momento de servir.

Receta completa | Fresas maceradas a la naranja con crema de mascarpone y nata: receta de postre para celebrar la primavera

4. Milhojas de piña y crema de mascarpone

milhojas
  • Ingredientes para 4 personas. 1 piña natural, 150 g nata líquida para montar muy fría, 300 g queso mascarpone, 40 g azúcar glasé, 1/2 cucharadita canela molida, cacao en polvo para decorar, crocanti de almendras u otro fruto seco para decorar, menta fresca para decorar, 15 ml vino dulce (opcional)
  • Elaboración. En un recipiente hondo semi montamos la nata con unas varillas eléctricas y añadimos el azúcar glasé. Incorporamos el queso mascarpone y, si optamos por darle un punto extra de sabor, también el vino dulce. Mezclamos hasta obtener una crema homogénea con la que rellenamos una manga pastelera. Guardamos en la nevera hasta el momento de montar el milhojas. Pelamos la piña y, con un cuchillo bien afilado o una mandolina, cortamos 12 láminas finas (tres por milhojas). Montamos el milhojas colocando una lámina de piña en la base del plato y cubrimos con crema de mascarpone. Alternamos las capas hasta terminar con una de crema de mascarpone. Espolvoreamos con un poco de canela molida, cacao en polvo y crocanti de almendra u otro fruto seco picado. Decoramos con menta fresca y servimos.

Receta completa | Milhojas de piña y crema de mascarpone, receta de postre fácil y rápido (con vídeo incluido)

5. Hojaldre de manzana caramelizada y crema de mascarpone

hojaldre
  • Ingredientes para 6 personas. 1 hojaldre lámina rectangular, 125 g queso mascarpone, 100 ml nata líquida para montar, 25 azúcar glasé , 40 g azúcar moreno, 15 ml agua, 10 g mantequilla, 2 manzana, esencia de vainilla (opcional), almendra laminada o en bastoncillos (para decorar), canela molida.
  • Elaboración. Cocemos el azúcar junto con el agua y la mantequilla en una sartén amplia y a fuego suave. Mientras esto ocurre pelamos las manzanas, cortamos en dos mitades y retiramos las semillas. Cortamos en láminas de medio centímetro de grosor aproximadamente y las añadimos a la sartén. Removemos para que se cubran del caramelo y pochamos a fuego suave durante 15 minutos o hasta que estén tiernas. Dejamos enfriar. Cortamos la lámina de hojaldre en tres rectángulos y los colocamos sobre una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado, dejando un par de centímetros de separación. Extendemos otra lámina de papel sulfurizado sobre el hojaldre y colocamos una bandeja de horno encima, que haga peso para que el hojaldre no suba. Cocemos en el horno, pre calentado a 210ºC, durante 12-14 minutos o hasta que el hojaldre esté dorado. Retiramos y reservamos. Batimos el queso mascarpone con el azúcar glasé. Semi montamos la nata (que habrá de estar bien fría). Añadimos el queso mascarpone poco a poco, removiendo con suavidad hasta incorporar y obtener una crema homogénea. Podemos aromatizar la crema con media cucharadita de esencia de vainilla, pero no es imprescindible aunque le da un toque de sabor muy rico. Rellenamos una manga pastelera para que sea más fácil de montar. Colocamos una lámina de hojaldre en la base de una fuente de servir, cubrimos con crema de mascarpone y, sobre la crema, extendemos láminas de manzana caramelizada. Repetimos la operación dos veces más, pero terminando con una capa de crema de mascarpone. Espolvoreamos con una mezcla de azúcar glasé y canela molida y decoramos con almendra laminada (o en bastoncillos) tostada.

Receta completa | Hojaldre de manzana caramelizada y crema de mascarpone, receta fácil para lucirse en Navidad

6. Dulce de mascarpone

dulce
  • Ingredientes para 4 personas. 50 g mantequilla a temperatura ambiente, 250 g queso mascarpone, 100 g azúcar, unas gotas esencia de vainilla, 100 g harina, 3 huevos, 100 ml nata líquida 35% MG.
  • Elaboración. Empezamos engrasando el molde y precalentando el horno a 180ºC. A continuación, ponemos en el vaso de la Thermomix la mantequilla y el mascarpone y batimos 1 min/vel 2. Añadimos el azúcar, la vainilla y la harina y volvemos a batir 1 min/vel 2. Programamos la Thermomix a velocidad 2 sin tiempo y vamos añadiendo uno a uno los huevos por el bocal, dejando que se integre el primero antes de añadir el siguiente. Después, todavía a velocidad 2, añadimos la nata hasta obtener una masa homogénea. Verter en el molde y hornear unos 35 minutos.

Receta completa | Dulce de mascarpone: receta súper fácil y rápida con Thermomix para un postre delicioso

7. Bizcocho de mascarpone

bizcocho
  • Ingredientes para 6 personas. 220 g harina de trigo, 200 g queso mascarpone, 4 huevo, 100 ml aceite de girasol, 1 yogur griego azucarado, 200 g azúcar moreno, 15 g levadura química, 5 ml esencia de vainilla.
  • Elaboración. Precalentamos el horno a 180 ºC. Batimos con unas varillas eléctricas o manuales el azúcar con los huevos hasta que hayan aumentado de volumen y el azúcar se haya disuelto. Añadimos el yogur, el aceite, el mascarpone y la esencia de vainilla sin dejar de batir hasta que esté todo bien integrado. Tamizamos la harina con la levadura y la añadimos a la masa, mezclamos suavemente con una espátula hasta tener una mezcla homogénea. Vertemos en un molde de 22 cm bien engrasado y horneamos durante unos 40/45 minutos hasta que una aguja introducida en el centro del bizcocho salga limpia. Dejamos enfriar antes de desmoldar.

Receta completa | Bizcocho de mascarpone, receta para hacer una y otra vez

8. Muffins de frambuesas y corazón de mascarpone

muffins
  • Ingredientes para 12 personas. 240 g harina bizcochona con levadura, 130 g azúcar, 150 g mantequilla, 1 ralladura de limón, 2 huevo L, 240 ml leche, 250 g frambuesas, 200 ml queso mascarpone, 5 ml zumo de limón.
  • Elaboración. Comenzaremos derritiendo la mantequilla en un cacito y dejándola enfriar. Colocamos doce cápsulas de papel en un molde metálico para muffins y precalentamos el horno a 160ºC con turbo o a 170ºC con solo calor arriba y abajo. En un bol mezclamos la harina, el azúcar y la mantequilla fundida. Le añadimos la ralladura de limón, los huevos batidos, la leche y el zumo de limón y mezclamos sin sobrebatir hasta que veamos todos los ingredientes incorporados. Vamos echando masa en las cápsulas de papel, como para cubrir un tercio de su tamaño, seguidamente colocamos tres frambuesas en cada cápsula y le añadimos una cucharadita bien colmada de queso mascarpone encima. Rellenamos hasta casi el borde con el resto de la masa y le colocamos otras dos frambuesas a modo de decoración. Horneamos durante 30 minutos o hasta que veamos los muffins bien dorados.

Receta completa | Muffins de frambuesas y corazón de mascarpone: receta que sorprende al primer bocado

9. Cheesecake de mascarpone

cheesecake
  • Ingredientes para 4 personas. 75 g mantequilla a temperatura ambiente, 125 g galletas tipo Digestive, 390 g queso crema, 160 g azúcar, 195 g queso mascarpone, 3 huevos, 10 ml extracto de vainilla.
  • Elaboración. Precalentamos el horno a 180ºC. Para hacer la base, trituramos las galletas con ayuda de un robot de cocina, hasta obtener un polvo de galleta fino, y lo mezclamos con la mantequilla derretida hasta obtener una pasta. Distribuimos esta masa de galleta en la base del molde, subiendo ligeramente por las paredes, presionando bien, e introducimos el molde en el frigorífico mientras preparamos el relleno. Batimos el queso crema y el azúcar. Añadimos el mascarpone, el extracto de vainilla y los huevos de uno en uno (incorporar el siguiente una vez el anterior se ha integrado bien) mezclando durante 30 segundos entre huevo y huevo. Vertemos la mezcla de queso sobre la base de galletas. Horneamos al baño María durante una hora, después bajamos la temperatura a 160 ºC y seguimos horneando durante media hora más, aproximadamente, controlando que la superficie no se dore demasiado. Apagamos el horno y dejamos enfriar la tarta una hora dentro del horno con la puerta del mismo un poco abierta. Una vez esté a temperatura ambiente, desmoldamos con cuidado y llevamos al frigorífico unas 12 horas (mejor preparar la tarta de un día para otro).

Receta completa | Cheesecake de mascarpone. La receta de tarta de queso que te conquistará

10. Cupcakes de plátano con cobertura de mascarpone al cacao

cupcakes
  • Ingredientes para 6 personas. 1 huevo, 50 g azúcar moreno, 50 g mantequilla derretida, 40 ml leche, 90 g plátano maduro, 100 g mezcla de harinas para elaboraciones sin gluten, 25 g harina de maíz reinada, 10 g levadura química, 20 g cacao en polvo (para la cobertura), 50 g azúcar glasé (para la cobertura), 100 g queso mascarpone (para la cobertura), 10 g mantequilla fundida (para la cobertura), 2.5 g esencia de vainilla (para la cobertura), leche opcional (para la cobertura)
  • Elaboración. Desclaramos el huevo, es decir, separamos la yema de la clara. Es importante asegurarse de no dejar trazas de yema en la clara ya que, si queremos montarla a punto de nueve, esto nos imposibilitará la tarea. La manera más segura de desclarar consiste en cascar el huevo entero en un cuenco y, con la mano, recoger la yema para transferirla a otro cuenco. Batimos la yema con el azúcar hasta blanquear la mezcla y doblar su volumen, nos ayudamos de unas varillas eléctricas para facilitarnos la tarea. Machacamos el plátano con un tenedor hasta hacerlo puré y lo incorporamos a la mezcla anterior, junto con la leche. Removemos hasta homogeneizar. Tamizamos las harinas y el impulsor químico. Las añadimos a la mezcla y removemos nuevamente hasta obtener una masa homogénea. Montamos las claras a punto de nieve, mejor si se encuentran a temperatura ambiente, y las incorporamos a la masa. Repartimos la mezcla en cápsulas de papel y cocemos en horno pre-calentado a 175ºC durante, aproximadamente, 15 minutos. Batimos el queso mascarpone junto con la mantequilla fundida y la esencia de vainilla. Tamizamos el cacao y el azúcar glass y se lo añadimos a la mezcla anterior. Removemos bien hasta obtener una mezcla homogénea. Si la mezcla queda muy espesa, la podemos aligerar añadiendo un poco de leche, pero esto es totalmente opcional. Transferimos la cobertura a una manga pastelera con una boquilla rizada (o la que más nos guste) y enfriamos la cobertura en la nevera para que tome cuerpo. Decoramos los cupcakes en frío, aplicando una porción de cobertura sobre cada uno de ellos y espolvoreando con bolitas de azúcar, fideos de chocolate de colores o cualquier sprinkle que podamos tener a mano. También podemos prescindir de ellos.

Receta completa | Cupcakes de plátano con cobertura de mascarpone al cacao: receta sin gluten

12. Tarta de queso mascarpone

tarta
  • Ingredientes para 8 personas. 400 g queso crema a temperatura ambiente, 140 g azúcar, sal pizca, 5 ml esencia de vainilla, 2 g ralladura de limón, 3 huevos "S" a temperatura ambiente, 250 g queso mascarpone a temperatura ambiente, 200 g bocaditos de limón (galletas), 50 g mantequilla a temperatura ambiente.
  • Elaboración. Comenzamos preparando la base de nuestra tarta y, para ello, fundimos la mantequilla bien en el microondas, bien al fuego. Trituramos los bocaditos de limón, con relleno incluido, y añadimos la mantequilla fundida. Mezclamos bien hasta obtener una masa compacta con la que cubrimos el fondo y laterales de un molde desmoldable de 18 cm de diámetro. Cubrimos la base y laterales del molde con dos capas de papel de aluminio, asegurándonos de no dejar huecos. Guardamos en el congelador 10 minutos. Transcurrido este tiempo horneamos a 180ºC durante 10 minutos más. Retiramos del horno y dejamos atemperar ligeramente. Bajamos la temperatura del horno a 160ºC. Para preparar el relleno podemos usar un robot de cocina o hacerlo de forma manual, aunque recomiendo lo primero pues el tiempo de batido de los ingredientes puede resultar largo. Comenzamos batiendo el queso crema durante cuatro minutos. Incorporamos el azúcar poco a poco sin dejar de batir durante tres minutos más. Añadimos una pizca de sal, la esencia de vainilla y la ralladura de limón. Mezclamos bien. A continuación incorporamos los huevos, de uno en uno, batiendo un minuto con cada uno de ellos. Por últimos agregamos el queso mascarpone y batimos un minuto más o hasta que tengamos una masa lisa y sin grumos (por eso es muy importante que los quesos y los huevos estén a temperatura ambiente). Vertemos la mezcla en el molde. Colocamos el molde en una bandeja de horno profunda y la rellenamos de agua caliente, suficiente cantidad para cubrir la mitad del molde. Introducimos la bandeja con el molde en el horno, que habremos bajado a 160ºC y cocemos la tarta al baño maría durante, aproximadamente, 80 minutos. Terminado el tiempo de cocción, apagamos el horno y abrimos la puerta ligeramente colocando un trapo para evitar que se cierre. Dejamos que se atempere una hora antes de sacar y retirar del baño maría. Después de tres horas podemos desmoldar y servir, aunque a esta tarta le sienta muy bien el reposo así que, si nos lo podemos permitir, la dejamos en la nevera toda la noche y la consumimos al día siguiente.

Receta completa | Tarta de queso mascarpone: la receta maestra que dejarás a tus hijos

13. Brioche de mascarpone

brioche
  • Ingredientes para 8 personas. 520 g harina de fuerza, 1 huevo M, 120 g leche templada, 250 g queso mascarpone, 80 g azúcar molido, 20 g levadura fresca de panadería, sal una pizca, azúcar molido para espolvorear, huevo batido para pincelar la masa.
  • Elaboración. Empezamos batiendo a mano el queso mascarpone con el azúcar, el huevo y la leche. Añadimos a esta mezcla la harina, la sal y el cubo de levadura desmenuzado. Amasamos hasta obtener una masa suave y elástica, que no se pegue a las manos. Dejamos reposar en un sitio cálido, en un recipiente de cristal tapado con un paño húmedo hasta que doble su volumen. Desgasificamos la masa y la dividimos en porciones de aproximadamente cien gramos. Engrasamos el molde con mantequilla. Colocamos en él las porciones bien boleadas y con la superficie tensionada hacia arriba. Volvemos a tapar y dejamos doblar su volumen por segunda vez. Pincelamos con huevo batido y cocemos en horno precalentado a 180º unos 40 minutos, hasta que esté bien dorado. Espolvoreamos con azúcar molido y servimos.

Receta completa | Brioche de mascarpone. No te pierdas la receta que revolucionará tus meriendas

Preparaciones saladas

14. Ñoquis en salsa de mascarpone, pera y lombarda

noquis
  • Ingredientes para 2 personas. 400 g ñoquis, 1 cebolla dulce, 1 pera mediana, 3 o 4 hojas de col lombarda, 150 g queso mascarpone, 100 ml nata líquida para cocinar o leche, ajo granulado a gusto, salvia fresca o seca a gusto, pimienta negra, aceite de oliva virgen extra, queso parmesano o similar para servir.
  • Elaboración. Picar la cebolla en brunoisse. Pelar la pela y cortarla en cubos pequeños. Enrollar las hojas de lombarda sobre sí mismas y cortar en tiras finitas. Pochar a fuego lento la cebolla dulce con un poco de aceite y una pizca de sal. Cuando esté bien dorada, añadir la pera y remover bien. Cuando la fruta coja color, añadir la lombarda y salpimentar. Saltear unos minutos. Mientras tanto cocinar los ñoquis en abundante agua salada hirviendo. Están listos cuando flotan en la superficie. Escurrir y reservar. Incorporar el queso mascarpone a la sartén y mezclar bien hasta que se deshaga. Aligerar con un poco de nata o leche, salpimentar y sazonar con salvia y ajo granulado al gusto. Agregar los ñoquis y mezclar todo bien. Servir con queso recién rallado.

Receta completa | Ñoquis en salsa de mascarpone, pera y lombarda: receta de sabor dulzón

15. Risotto con setas y alcaparras

risotto
  • Ingredientes para 4 personas. 400 g arroz arborio, 1 cebolleta, 100 ml jerez seco, 1 l caldo de pollo, 30 g setas deshidratadas, 16 alcaparras, 30 g queso mascarpone, 30 g queso parmesano, cebollino, aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración. Poner durante unas horas a rehidratar las setas en agua. Picar la cebolleta en trozos menudos. Sofreírla en el aceite de oliva a fuego lento hasta que esté dorada. Añadir las setas escurridas y rehogarlas. Incorporar el arroz y darle unas vueltas en la sartén hasta que lo veamos transparente. Añadir el Jerez y cocerlo hasta que se evapore. Añadir el caldo de carne o el agua de rehidratar las setas o una mezcla de ambos, poco a poco sin dejar de remover, y cocerlo hasta que el arroz esté tierno y con textura cremosa. Fuera del fuego añadir el queso mascarpone y seguidamente el parmesano rallado. Remover hasta incorporarlo. Añadir el cebollino y las alcaparras.

Receta completa | Receta sabrosa de risotto con setas y alcaparras

16. Crema de brócoli, leche de coco y mascarpone

crema
  • Ingredientes para 3 personas. 1 brócoli, 200 g cebolla, 200 ml leche de coco, 200 ml caldo de verduras, sal y pimienta, 125 g queso mascarpone.
  • Elaboración. Pelamos y picamos groseramente la cebolla. Retiramos las hojas del tronco del brócoli y troceamos. Colocamos las verduras en una cacerola junto con la leche de coco y el caldo de verduras. Salpimentamos al gusto y cocemos a fuego medio durante 30 minutos. Añadimos el mascarpone y trituramos con una batidora. Servimos inmediatamente, decorando con un chorrito de nata líquida y acompañar de picatostes, semillas o cualquier otro tropezón que nos guste.

Receta completa | Crema de brócoli, leche de coco y mascarpone, receta fácil y rápida con Magimix Cook Expert (y también elaboración tradicional)

17. Pizza de salmón ahumado, alcaparras y mascarpone

pizza
  • Ingredientes para 4 personas. 400 g harina de fuerza, 200 ml agua templada, 50 ml aceite de oliva virgen extra, 1 cucharada levadura seca de panadería, 1 cucharadita de azúcar, 125 g queso mascarpone, 100 ml crème fraîche o nata espesa, 3 cucharadas queso parmesano, 1 diente de ajo, 0.5 ralladura de limón, 1 cucharada picada de perejil, 0.5 cebolla morada en láminas, 160 g salmón ahumado, 2 cucharadas alcaparras, sal y pimienta.
  • Elaboración. Comenzaremos preparando nuestra masa casera de pizza. Para ello en un bol echamos el agua templada y el aceite, la levadura seca y el azúcar. Removemos con unas varillas y dejamos diez minutos para comprobar que la levadura hace espuma y funciona correctamente. Entonces vamos añadiendo la harina con la sal y amasando con las manos hasta lograr una masa elástica y que no se pegue. La dejamos en un recipiente en un lugar templado una hora para que leve. Cuando pase el tiempo desgasificamos y la estiramos encima de una bandeja de horno o piedra de pizza, aún crecerá todavía un poco mientras que se prepara el relleno. Precalentamos el horno a 220ºC con calor por abajo. En un bol mezclamos el queso mascarpone, el parmesano, la crema fraiche o nata si no tenemos aquella, el diente de ajo picadito, la ralladura de limón, el perejil, la sal y la pimienta. Removemos todo con unas varillas hasta formar una crema suave. Repartimos la mitad de esta mezcla por encima de la masa. Picamos la cebolla roja en láminas muy finas y las disponemos encima del queso. Horneamos durante 25 minutos. Una vez que sale del horno le colocamos el salmón ahumado en trozos por encima, las alcaparras y el resto del queso formando pequeños montones. Servimos muy rápidamente.

Receta completa | Receta de pizza de salmón ahumado, alcaparras y mascarpone, para salir de los sabores de siempre

Lékué - Kit para elaborar queso fresco y libro de recetas en español

18. Pasta con salsa de ragú de salchicha, tomate y mascarpone

pasta
  • Ingredientes para 3 personas. 6 salchichas frescas o longanizas de carne de cerdo, 4 g semillas de hinojo o comino, 2 diente de ajo pelado y rallados, 150 ml vino blanco, 400 g tomates en conserva natural troceado o entero, 100 g queso mascarpone, 280 g pasta corta seca tipo penne rigate, tortiglioni o similar, pimienta y sal, queso parmesano al gusto, orégano seco al gusto, 15 g tomate concentrado (opcional)
  • Elaboración. Extraer la carne de las tripas de cerdo y picar ligeramente. Rallar los ajos pelados y poner a calentar una cucharada generosa de aceite en una cazuela ancha con las semillas de hinojo o comino, dejando que suelten su aroma sin quemarse. Añadir la carne con un poco de pimienta y sal, remover bien y echar los ajos. Cocinar a fuego medio hasta que se dore bien, desmenuzándola con la espágula o cuchara, y regar con el vino. Dejar que se evapore y añadir el tomate con todos sus jugos y el concentrado, si tenemos, y salpimentar. Cocinar a fuego medio-bajo durante unos 15-20 minutos, dejando que se vaya reduciendo. Añadir el mascarpone, remover y continuar la cocción a fuego lento. Cocer mientras la pasta en abundante agua salada hasta dejarla un minuto antes de estar al dente, según indique el paquete. Reservar parte del agua de cocción y escurrir. Echar rápidamente a la cazuela con la salsa, remover y añadir parte del agua reservada si hiciera falta por quedar muy seco. Servir inmediatamente con parmesano rallado al gusto, pimienta negra y orégano.

Receta completa | Pasta con salsa de ragú de salchicha, tomate y mascarpone: receta fácil de boloñesa cremosa (y tramposa)

Imagen | iStock

En DAP | Las 312 mejores recetas con queso de Directo al Paladar
En DAP | Tapas: 57 ideas fáciles para comer de picoteo
En DAP | Receta de tiramisú con Thermomix

Temas
Inicio