Nueve desayunos para celebrar la Navidad nada más salir de la cama

Nueve desayunos para celebrar la Navidad nada más salir de la cama
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE
10 votos

Al contrario que en el mundo anglosajón, en España el desayuno navideño nunca ha sido objeto de grandes fastos. Después del atracón de Nochebuena, y antes de enfrentarse a la comilona de Navidad, no parece muy sensato preparar un copioso desayuno.

Pero los tiempos cambian, y en unas navidades en las que (a dios gracias) comienza a priorizarse la calidad sobre la cantidad ¿por qué no celebrar una de nuestras festividades favoritas con un rico desayuno?

En este artículo hemos recopilado los desayunos navideños que podríamos considerar más genuinamente españoles (como los churros o el roscón de reyes) junto a otras elaboraciones festivas típicas del desayuno navideño, tanto dulces como saladas, del resto del mundo. Pasen y vean.

1. Churros caseros

Churros

Consumidos todo el año, pero ligados inseparablemente a estas fiestas, los churros son quizás el único desayuno español que podemos considerar genuinamente navideño. Acompañados de un buen chocolate a la taza, son casi obligatorios en alguna mañana de las fiestas (este año, probablemente, sin poder trasnochar)

Ingredientes

Para 24 unidades
  • Agua vaso 1
  • Harina de trigo vaso 1
  • Sal una pizca
  • Aceite de oliva para freír
  • Azúcar

Cómo hacer curros caseros

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 30 m

En un cazo, ponemos el agua al fuego con la sal. Cuando hierva, retiramos del fuego y vertemos la harina de golpe. Removemos enérgicamente hasta que la masa se separe de las paredes. Ponemos la masa en una manga pastelera con boquilla estriada o en una churrera y formamos los churros sobre la encimera. Calentamos el aceite y freímos los churros. Los iremos poniendo sobre un plato cubierto con papel de cocina, para que absorba el exceso de aceite. Rebozamos en azúcar y servimos enseguida.

10 votos

Enlace a la receta | Churros caseros

2. Roscón de reyes

Roscon

Aunque hasta hace unos años el roscón solo se comía el día de Reyes, ya hace un tiempo que ha conquistado la totalidad de las fiestas navideñas. Y aunque tradicionalmente se solía tomar para merendar o como postre, en realidad es un desayuno perfecto. Os dejamos aquí nuestra receta más sencilla, que puedes preparar en solo unas horas.

  • Ingredientes: 400 g de harina de fuerza, 70 g de mantequilla a temperatura ambiente, 100 g de azúcar, 2 huevos, 20 ml de ron, 100 ml de agua, 30 ml de leche, 1 ralladura de naranja, 20 g de levadura prensada, media cucharadita de agua de azahar, sal, almendras en láminas, fruta escarchada, azúcar granulado.

  • Elaboración: Empezamos poniendo en un bol grande 350 g de harina, hacemos un hueco en el centro y en él añadimos el azúcar, la levadura disuelta en el agua templada, el ron, la leche, la ralladura de naranja, el agua de azahar y la mantequilla. Mezclamos ligeramente y añadimos uno de los huevos y la pizca de sal y amasamos. Cuando se hayan unido todos los ingredientes, ponemos la masa sobre una superficie enharinada y seguimos amasando hasta que la masa quede elástica y no se pegue a la superficie. Si es necesario, vamos añadiendo harina poco a poco, aunque no debemos dejar que la masa quede demasiado seca, sino más bien pegajosa. Formamos una bola con la masa y le hacemos un agujero en el centro. Con cuidado, lo vamos estirando y agrandando, dando forma al roscón. Lo colocamos sobre una bandeja de horno, en un lugar cálido y lo dejamo levar por lo menos una hora. Precalentamos el horno a 200ºC. Mientras pintamos el roscón con el otro huevo batido y lo decoramos con la fruta escarchada, las almendras fileteadas y el azúcar granulado. Por último, horneamos el roscón entre 15 y 20 minutos a 200º o hasta que la superficie esté dorada. Dejaremos enfriar ligeramente antes de degustarlo.

Enlace a la receta | Roscón de reyes

3. Panettone

Panettone

Este dulce italiano es cada vez más popular en nuestro país, y cada vez las pastelerías lo hace mejor. Avisamos: al igual que el roscón, no es un bollo fácil de elaborar en casa. Pero os dejamos nuestra receta por si queréis intentarlo.

  • Ingredientes: 500 g de harina de fuerza tipo 99 o Manitoba, 40 g de levadura fresca de panadería, 100 g de azúcar, 20 g de leche en polvó, 20 g de azúcar invertido, 80 g de mantequilla, 2 huevos M, 1 yema de huevo M, 8 g de sal, 120 g de agua mineral, 15 ml de ron moreno, 15 ml de agua de azahar, 120 g de frutas confitadas, 80 g de pasas de corintio, 1 huevo para piintar, 28 g de azúcar para decorar, 5 g de mantequilla para pintar.

  • Elaboración: Comenzaremos preparando una esponja el día anterior. Para eso en un bol echamos 200 g de la harina, el agua y la levadura disuelta en ella. Removemos con una cuchara de madera, tapamos con un plástico o un paño y dejamos levar lentamente en la nevera durante 12 horas. Al día siguiente, sacamos la esponja de la nevera y la dejamos atemperar durante una hora en un lugar cálido de la cocina. Seguidamente en el bol de una robot amasador o bien en un bol si vamos a amasar a mano, echamos la harina que nos queda, la esponja, los dos huevos y la yema batidos, el azúcar invertido y la leche en polvo. Amasamos durante 10 minutos, dejamos descansar la masa cinco minutos. Añadimos el azúcar, y la ralladura de naranja y amasamos otros 10 minutos, descansamos otros cinco. Hacemos la prueba de la membrana para comprobar que el amasado sea correcto, es decir estiramos con los dedos una bola de masa y vemos que forme un velo fino de masa que no rompe. Entonces añadimos la mantequilla en trozos pequeños y la sal, amasamos otros 10 minutos. Comprobamos de nuevo la masa. Estiramos la masa en un rectángulo con cuidado y añadimos las frutas confitadas y las pasas, dándole unas vueltas hasta que las integremos en la masa. Boleamos la masa y la dejamos en un bol enharinado y tapada con un paño o un film hasta que leve en un lugar cálido y fuera de corrientes de aire. Una vez levada, desgasificamos la masa con los nudillos y volvemos a bolear y ya colocamos la bola en un molde de papel de kilo de panettone o bien se puede dividir en dos de 500 gramos si queremos unos bollos más pequeños. Dejamos que leve de nuevo dentro del molde hasta que alcance el borde del molde de papel, esto puede ser hasta 5 o 6 horas después si la temperatura de la cocina es de unos 18 grados aproximadamente. Pintamos con huevo batido y le añadimos un poco de azúcar humedecida con unas gotas de agua y una bolita de mantequilla. Precalentamos el horno a 180 grados, horneamos en el piso inferior durante 40 minutos. Una vez cocido, le pasamos por la base una aguja de tejer y lo colgamos boca abajo hasta que enfríe.

Enlace a la receta | Panettone

4. Tortitas

Este desayuno típico estadounidense es cada vez más popular en España. Y no es para menos: se prepara en unos minutos y está buenísimo. Eso sí, mejor preparar la masa el día anterior y dejarla en la nevera toda la noche. Luego la usamos tal cual, sin atemperar, pues el contraste con la plancha caliente le sienta de maravilla a nuestras tortitas americanas y hace que queden súper esponjosas.

Ingredientes: 30 g de mantequilla fundida, 2 huevos, 250 ml de leche entera, 5 ml de esencia de vainilla, 200 g de harina bizcochona con levadura, 15 g de levadura química, 40 g de azúcar.

Elaboración: En un recipiente hondo batimos los huevos, la leche y la esencia de vainilla. En otro recipiente tamizamos la harina junto con la levadura, agregamos el azúcar y mezclamos. Hacemos un hueco en el centro y vertemos en él los ingredientes húmedos. Removemos con unas varillas hasta integrar. Por último añadimos la mantequilla, fundida y atemperada, y batimos hasta obtener una mezcla homogénea. Cubrimos el recipiente con papel film y dejamos reposar la mezcla en la nevera durante al menos una hora, aunque lo mejor es hacerla la noche anterior y dejar que repose más tiempo. Calentamos una plancha a temperatura media. Cuando esté caliente vertemos sobre ella pequeñas porciones de la masa. Cuando empiecen a salir pequeñas burbujas en la superficie, volteamos y cocemos por el otro lado hasta dorar. Repetimos la operación hasta terminar con la masa. Para que las tortitas no se enfríen mientras hacemos el resto las colocamos sobre un plato cubierto con un trapo de cocina limpio. Las podemos conservar en el horno a baja temperatura, unos 50º C.

Enlace a la receta | Tortitas americanas

5. Galletas de hombre de jengibre

Galletas Jengibre

Las galletas de jengibre son un dulce navideño que ha llegado muy recientemente a nuestro país, pero la tradición del gingerbread, pan de especias o lebkuchen es común a buena parte de europa. Es, además, una receta fácil, perfecta para hacer con niños, que llena la cocina de un delicioso aroma al salir del horno.

  • Ingredientes para 20 unidades: 140 g de mantequilla sin sal troceada, 50 g de azúcar moreno, 75 g de melaza o miel de caña, 1 huevo, 2 cucharaditas de jengibre molido, 1 cucharadita de canela molida, 1 buena pizca de nuez moscada molida, 1 cucharadita de bicarbonato sódico, un cuarto de cucharadita de sal, 300 g de harina de repostería, 100 g de azúcar glasé para la glasa, 1 clara de huevo pequeña.

  • Elaboración: Lo mejor es preparar la masa el día antes o por la mañana y así no agobiarnos con el reposo. Para ello, trocear la mantequilla y disponerla en un cazo con el azúcar moreno y la melaza. Calentar a fuego suave hasta que se derrita. Remover con suavidad, añadir todas las especias y dejar enfriar unos 10 minutos. Tamizar aparte la harina con el bicarbonato sódico y la sal. Formar un pequeño huevo y añadir los ingredientes húmedos y el huevo. Batir un poco con unas varillas manuales y empezar a mezclar todo hasta tener una masa homogénea. Estará húmeda y pegajosa. Colocar una base de plástico film en la superficie de trabajo y volcar la masa. Extender un poco para aplanarla y envolverla por completo con el plástico. Dejar enfriar en la nevera como mínimo dos horas. Si la hemos dejado toda la noche puede que esté muy dura, así que podemos dejarla atemperar fuera mientras precalentamos el horno a 180ºC. Preparar también un par de bandejas o fuentes con papel sulfurizado, y sacar el rodillo. Extender la masa -mejor si trabajamos con la mitad primero- usando un rodillo. Sobre papel sulfurizado o enharinando un poco la mesa no debería pegarse. Dejar un grosor de unos 4-6 mm. Cuanto más finas, más crujientes. Recortar las galletas con el cortador y colocarlas en las bandejas, dejando espacio entre ellas. Si queremos usarlas como adorno, necesitarán un agujerito para introducir un cordón o cinta. En ese caso, podemos usar una pajita, justo en la parte superior de la cabeza, sin acercarnos demasiado al borde. Es mejor hacerlas más finas para que no pesen mucho. Hornear durante unos 10-12 minutos, solo hasta que se empiecen a tostar por los borde, o justo antes; se endurecen al enfriar. Esperar un poco fuera del horno antes de trasladarlas a una rejilla para que se enfríen por completo. Para decorarlas,tamizar el azúcar glasé. Batir la clara de huevo -pequeña, no necesitamos mucho- ligeramente, añadir 1/3 del azúcar y seguir batiendo con batidora de varillas. Añadir más azúcar poco a poco hasta tener una textura espesa, homogénea, como de pasta de dientes. Usar la glasa para decorar las galletas al gusto, con una manga pastelera o un lápiz decorador de pastelería, preferiblemente con boquilla pequeña. Depende mucho del tamañ de las galletas o del molde que hayamos usado.

Enlace a la receta | Galletas de hombre de jengibre o gingerbread man

7. Huevos rancheros

Los huevos rancheros son el desayuno por excelencia de México. No se trata de nada específicamente navideño, pero es sin duda un desayuno festivo y colorido, perfecto para un día como este.

  • Ingredientes: 2 tortillas de máiz, 2 huevos, 2 tomates maduros, media cebolla, 1 pimiento verde italiano, salsa tabasco, sal, sal de ajo, aceite de oliva virgen extra.

  • Elaboración: Pelamos y picamos la cebolla, el pimiento verde y los tomates. Calentamos un poco de aceite de oliva virgen extra en una sartén y sofreímos las verduras, a fuego lento. En mitad de la cocción añadimos salsa tabasco al gusto, una pizca de sal y otra de sal de ajo. Removemos de vez en cuando hasta que las verduras estén tiernas. Reservamos, manteniendo las verduras calientes. En otra sartén calentamos un poco de aceite de oliva virgen extra (cantidad al gusto) y doramos las tortillas de trigo por las dos caras. Reservamos en caliente. Por último, calentamos abundante aceite en una sartén y freímos los dos huevos. Emplatamos colocando las tortillas en dos platos, colocando los huevos sobre ellas y acompañando del sofrito de verduras.

Enlace a la receta | Huevos rancheros

8. Pan de jamón

Pan Jamon

El pan de jamón es la comida típica de la Navidad venezolana, y se come durante todas las fiestas y a todas horas. También en el desayuno. Se trata de una elaboración un tanto compleja, que se suele comprar en pastelerías (en Madrid es estupendo el que hacen por encargo en Bonbini). Pero, como todo en esta vida, puedes intentar hacerlo en casa y con esta receta seguro que malo no te queda.

  • Ingredientes: 250 ml de leche entera, 50 g de mantequilla, 50 g de azúcar, 25 g de levadura fresca prensada, 1 huevo, 100 g de beicon, 50 g de aceitunas, 50 g de uvas pasas sultanas, 30 g de mantequilla para pincelar la masa, una cucharada sopera de panela o azúcar moreno, 250 g de jamón de York, 500 g de harina de trigo.

  • Elaboración: Comenzamos mezclando los ingredientes para hacer la masa de pan. Disolvemos la levadura en un la leche tibia. Fundimos la mantequilla y mezclamos con la harina y la sal. Agregamos el huevo, la leche y la levadura y amasamos y trabajamos hasta obtener una masa. Boleamos y dejamos reposar durante una hora aproximadamente hasta que doble su volumen. Mientras la masa reposa y dobla su tamaño aprovechamos para rehidratar las pasas, dejándolas en un bol con agua caliente. Por otro lado, hacemos una mezcla de mantequilla y panela, -puedes hacerlo con azúcar moreno- que después usaremos para pincelar y humedecer la masa antes de cubrirla con el relleno. Transcurrido el reposo, estiramos la masa con un rodillo, convirtiéndola en un rectángulo del tamaño de nuestra bandeja de horno. Pincelamos la masa con la mezcla de mantequilla y panela y sobre ella colocamos el bacon, el jamon de york, las aceitunas y las uvas pasas escurridas tras hidratar. Después enrollamos formando un cilindro, cerramos los bordes y lo decoramos con recortes de la masa. Dejamos reposar el pan ya formado unos 20 minutos y después horneamos durante 30 minutos a 190ºC, luego lo pincelamos con huevo batido y volvemos a meter otros 20 minutos más hasta que veamos el exterior de un color dorado.

Enlace a la receta | Pan de jamón

9. Huevos Benedict con salmón

Huevos Benedict

La receta del brunch hipster por excelencia es perfecta para elaborar en Navidad con las sobras del salmón ahumado de la Nochebuena. Por supuesto, se pueden acompañar de otras viandas, como jamón cocido, panceta, espinacas, champiñones...

  • Ingredientes para 2 personas: 2 panecillos, 5 g de mantequilla, 50 g de salmón ahumado loncheado, agua, 2 huevos, 1 aguacate, 30 g de salsa holandesa.

  • Elaboración: La salsa holandesa se puede encontrar en algunos supermercados, en la sección de salsas, pero no es fácil de conseguir. Si tienes que hacerla en casa, esta es nuestra receta infalible. Lo mejor es prepararla en el momento y mantenerla caliente al baño maría. Para la salsa holandesa casera, calentamos agua en un cacito y, sobre él, colocamos un recipiente amplio y hondo. Introducimos 150 g de mantequilla y fundimos al baño maría sin tocar. Según toma temperatura se forma espuma en la superficie y en la base queda una capa residual. Limpiamos la mantequilla fuera del fuego. Retiramos la espuma con una cuchara y separamos/reservamos la parte limpia de la mantequilla de los residuos de la base (estos los desechamos). Introducimos dos yemas de huevo (a temperatura ambiente), una pizca de sal, otra de pimienta negra molida y una cucharada de zumo de limón en el vaso de una batidora de mano. Colocamos el brazo de la batidora en su interior y ponemos en funcionamiento, sin mover de la base. Añadimos la mantequilla clarificada y templada (deberíamos tener unos 120 gramos), dejando que caiga poco a poco y sin parar de batir. Movemos el brazo de la batidora solo cuando la salsa emulsione, para evitar que se corte. Mantenemos la salsa holandesa templada en un bol al baño maría.

Enlace a la receta | Huevos Benedict con salmón

En Directo al Paladar | Las 215 mejores recetas de Navidad y 16 menús especiales para acertar seguro
En Directo al Paladar | Cómo diseñar un desayuno saludable que te ayude a adelgazar (y 89 recetas para inspirarte)

Temas
Comentarios cerrados
Inicio