Piñones: origen, propiedades, usos en la cocina y 21 recetas para usar uno de los frutos secos más queridos (y caros) del mercado

Piñones: origen, propiedades, usos en la cocina y 21 recetas para usar uno de los frutos secos más queridos (y caros) del mercado
Sin comentarios
3 votos

Piñones, también llamados pignolia o nueces de pignoli, son unas las nueces más queridas (y caras) que puedes conseguir. Mantecosos y dulces, son ejemplares en la cocina italiana e imprescindibles en un buen pesto. Un puñado de piñones aporta un plus de sabor y textura a las pastas, ensaladas y postres de todo el mundo.

¿Qué son?

Los piñones son granos comestibles que provienen de los pinos y es perfectamente aceptable llamarlos nueces o semillas. Son particulares por su forma que recuerda a una lágrima, aunque algunas variedades, como los piñones europeos, son más alargados que otros en un color amarillo-blanco pálido.

Generalmente, los piñones se mantienen bien durante meses si se almacenan correctamente en condiciones secas y frías y fuera de la luz solar. Algunos expertos aseguran que es mejor almacenarlos en el refrigerador (hasta 3 meses) o en el congelador (hasta 9 meses), ya que el alto contenido de grasa puede hacer que se vuelvan rancios bastante rápido.

Populares en todo el mundo, se utilizan ampliamente en la cocina de Medio Oriente, Asia e Italia. Su sabor suave y delicado, con un grado inferior de dulzura, es similar a los anacardos o las nueces de macadamia y por esto se pueden usar en lugar de cualquier nuez en una receta dulce o salada.

Pero antes, a la hora de consumir, un sabor amargo puede ser una señal de que los aceites naturales de los piñones se han tornado rancios. Esto sucede si se dejan en la despensa demasiado tiempo después de abrir. Como también, las alergias a los piñones pueden suceder y a menudo se asocian con personas que ya presentan una alergia al cacahuate o a las nueces. Al igual que cualquier alergia, es necesaria una evaluación y diagnóstico con un médico especialista.

Istock 937257600

Origen y cultivo

Fieles a su nombre, el piñon es técnicamente la semilla propia de las especies del género Pinus (familia Pinaceae), procedente de la Piña. E integran la familia de los frutos secos.

A pesar de que todos los pinos producen frutos dentro de sus conos de pino, no todos producen especímenes lo suficientemente grandes y aptos para consumir. Solo hay unas pocas especies específicas de pinos que cultivan grandes nueces y estos árboles se pueden encontrar en América del Norte, Europa y Asia. Los cuatro más comunes son el pinón mexicano (Pinus cembroides), el piñón de Colorado (Pinus edulis), el pino de piedra italiano o mediterráneo (Pinus pinea) y el pino de nuez chino (Pinus armandii).

El árbol de pino tarda más de una década en comenzar a producir semillas comestibles e incluso más tiempo para mantener una producción consistente. Una buena mayoría de los piñones se cosechan a mano, donde cada unidad se encuentra en el cono de pino, donde hay alrededor de dos granos de pino debajo de cada escala de cono de pino.

Istock 836244358

Para facilitar la extracción de las semillas de los conos más apretados, se colocan en una bolsa de arpillera y se dejan secar al sol durante poco menos de un mes, con el fin de abrir las escamas para luego tomar a mano cada semilla de cada cono.

El paso final en el proceso de cosecha es el pelado. Al igual que los pistachos, cada unidad está encerrada dentro de una cáscara exterior que debe eliminarse. Este proceso manual, laborioso y sostenido en el tiempo y en consecuencia costoso, da como resultado un producto final más elevado en comparación.

Propiedades y beneficios

Estas pequeñas contienen una variedad de nutrientes esenciales para la salud, incluyendo vitaminas, minerales y grasas saludables para el corazón. El equilibrio de grasas, proteínas y fibra saludables en una porción de piñones puede ayudar a mantener los niveles de azúcar en sangre estables, a controlar la diabetes y la salud cardíaca.

Los piñones aportan energía de calidad por su riqueza en proteína, hierro y magnesio. Además de que el poder antioxidante de la vitamina E que contienen puede favorecer a mantener la piel sana y joven. De la misma forma, consumir regularmente piñones u otras semillas y frutos secos, puede ayudar a reducir el riesgo de diabetes y enfermedades cardíacas. Este beneficio puede deberse al tipo de grasas que se encuentran comúnmente en las semillas y los frutos secos, de tipo insaturada como señala el estudio publicado en Food Chemistry.

Istock 1310123448

Las grasas insaturadas en los piñones ayudan a aumentar los niveles de colesterol HDL o bueno y a reducir los niveles de colesterol LDL o "malo". También, los ácidos grasos omega-3 pueden prevenir las arritmias (una afección en la que el corazón late demasiado rápido o demasiado lento) y ayudan a reducir la coagulación de la sangre.

Estos ácidos graos cumplen una doble función en construir y reparar las células en el cerebro. La investigación ha demostrado una conexión entre los omega-3 y la mejora de las habilidades de pensamiento y el flujo sanguíneo al cerebro. Los antioxidantes de los piñones también pueden ayudar a reducir el estrés celular y la inflamación en el cerebro, lo que puede mejorar la cognición general y reducir el riesgo de demencia.

Una porción de 100 g de piñones crudos, aporta:

  • Energía: 682 kcal
  • Proteína: 14 gramos
  • Grasa: 68.6 gramos
  • Carbohidratos: 3,9 gramos
  • Fibra: 8,5 gramos
  • Magnesio: 270 miligramos
  • Fósforo: 650 miligramos
  • Hierro: 5,6 miligramos

Usos en la cocina

Los piñones protagonizan el pesto tradicional italiano de albahaca por su factor mantecoso, pero bien se pueden añadir a varios platos. Son especiales crudos y prácticos para llevar fácilmente en un recipiente como aperitivo o snack de media tarde.

Resultan aún más ricos cuando se tuestan ligeramente, ya que este proceso libera el aceite natural y potencia el aroma y sabor a nuez. No obstante, considera que los piñones pueden pasar de marrón dorado a estar quemados en cuestión de segundos, y los piñones carbonizados tienen un sabor desagradablemente amargo. Vigila de cerca la sartén y retira los piñones de la sartén tan pronto se tornen doradas.

Istock 1053568428

Extremadamente versátiles en la cocina, como reemplazo de fruto seco, se pueden añadir piñones crudos o tostados a las ensaladas o platos de pasta, sobre el yogur con fruta y otros frutos secos para un nutritivo parfait. Asimismo, mezclar con los garbanzos para un hummus extra sedoso, como también decorar un cuenco de quinoa o arroz o cubrir una pizza para un acabado crujiente.

Por su sabor fino y delicado, funcionan a la perfección como guarnición en los platos de carne, pescado, ensalada y verduras, hasta dulces, como en las recetas que proponemos a continuación.

1. Picantones rellenos de manzana, ciruelas y piñones

picantes

Ingredientes

Para 2 personas
  • Picantones (pollos pequeños de ración) 2
  • Cebolla 1
  • Manzana 1
  • Ciruelas pasas 8
  • Pedro Ximénez 50 ml
  • Piñones 10 g
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer picantones rellenos de manzana, ciruelas y piñones

Dificultad: Media
  • Tiempo total 1 h
  • Elaboración 25 m
  • Cocción 35 m

Arrancamos esta receta por el relleno, que tiene que enfriar antes de usarlo. Para ello picamos finamente la cebolla y la pochamos en una sartén con un fondo de aceite. Mientras tanto pelamos y troceamos la manzana en dados de, aproximadamente, un centímetro. También deshuesamos las ciruelas y las picamos.

Cuando la cebolla esté translúcida incorporamos la manzana y la ciruela y salpimentamos al gusto. Pochamos un par de minutos para reblandecer la manzana antes de regar con el Pedro Ximénez. Cocemos a fuego suave hasta que no queden restos de líquido. Terminamos la farsa incorporando los piñones y removiendo para integrar. Dejamos enfriar.

Limpiamos bien los picantones, retirando los posibles restos de plumas y lavando su interior. Rellenamos con la farsa fría, presionando bien para que no queden huecos. Los colocamos sobre una bandeja de horno, los salpimentamos y los aceitamos ligeramente por todos lados.

Asamos los picantones en el horno, precalentado a 180 ºC con calor arriba y abajo, durante unos 25-30 minutos. A media cocción, abrimos el horno y los pincelamos con sus propios jugos para que queden más jugosos. Servimos inmediatamente.

3 votos

Receta completa | Picantones rellenos de manzana, ciruelas y piñones, receta fácil para lucirse esta Navidad

2. Níscalos al Pedro Ximénez

setas
  • Ingredientes para 2 personas. 1 cebolla blanca mediana o cebolleta, 0.5 diente de ajo, 250 g níscalos, 150 ml Pedro Ximénez (aproximadamente), 10 g piñones (opcional), tomillo seco o romero, o mezcla (opcional), sala, aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración. Empezamos limpiando bien los níscalos, si no tenemos ya hecha esta tarea. Podemos usar el tradicional cepillo de setas, papel de cocina o paño humedecido, o usar agua como explicamos aquí. Es importante retirar todos los restos de tierra, arenilla, hojas o demás elementos extraños, y secar muy bien después. Trocear las setas más grandes para dejar los ejemplares con tamaños similares, y reservar. Obviamente, si aparecen gusanos, desechar los ejemplares afectados. Pelar la cebolla, picarla muy fina y pelar y picar igualmente el ajo. Calentar un fondo ligero de aceite en una buena sartén de hierro y echar la cebolla. Bajar el fuego y dejar que empiece a transparentar. Incorporar el ajo y sofreír con un poco de sal unos minutos más. Una vez la cebolla esté muy tierna, añadir los níscalos, subir el fuego y remover. Incorporar tomillo o romero al gusto, los piñones opcionales, y saltear el conjunto un par de minutos. Regar con el Pedro Ximénez de tal modo que se cubra todo el fondo de la sartén pero no se hundan las setas. Añadir un poco más si fuera necesario. Bajar el fuego y dejar reducir unos pocos minutos más, hasta que quede una textura melosa en el fondo. Corregir de sal y hierbas y servir.

Receta completa | Níscalos al Pedro Ximénez, una receta facilísima para disfrutar de las setas de temporada

3. Sarde in saor

sarde
  • Ingredientes para 4 personas. 400 g cebolla blanca en juliana, 400 g sardinas frescas sin cabeza ni víscera, 120 ml vinagre de vino blanco, 120 ml agua, 30 g uvas pasas, 30 g piñones (opcionales), harina de trigo, aceite de girasol para la fritura, aceite de oliva virgen extra para el pochado.
  • Elaboración. La clave de una sarde in saor (o sardinas en saor) es que el escabeche no sea muy potente, por eso en este caso lo diluimos con el agua y el vinagre es de vino blanco -aunque podéis jugar a voluntad con las cantidades o cambiar de vinagre-. Comenzamos limpiando las sardinas (podemos pedir al pescadero que las descabeza y quite de tripas). En casa bastará con quitarles las escamas que queden sueltas y pasar un papel de cocina para lavar alguna sangrecilla que quede dentro. Cuando estén listas las secamos, salamos y enharinamos. El chef las prefiere cerradas porque "quedan más jugosas tras la fritura" pero podríais hacerlas abiertas. Si optáis por esta fórmula, que también quedan muy ricas, podéis seguir estos consejos que os dimos para freír sardinas albardadas, aunque las sarde in saor no se pasan por huevo. Calentamos una cantidad generosa de aceite de girasol -el de oliva, argumenta Fabio, "le da demasiado sabor a la fritura"- en una sartén y cuando esté bien caliente, añadimos las sardinas (con un minuto y medio será suficiente, para "que no pierdan jugosidad y no se cocinen demasiado", comenta el chef), las retiramos a papel absorbente y dejamos enfriar. En otra sartén, añadimos un chorrito de aceite de oliva y cuando coja temperatura añadimos la cebolla cortada en juliana y dejamos que se cocine a fuego medio. "Se debe pochar bien con un poco de aceite pero no debe coger color y dejar que la cebolla tenga mordida, que no sea una pasta", explica Fabio. Podemos ayudarla con un poquito de sal, que hará que sude más. Cuando ya haya perdido bastante volumen y agua y veamos que está cocinada, subimos el fuego y añadimos el agua y el vinagre hasta que llegue a una ebullición suave, cuando la alcance, bajamos el fuego. También podéis añadir el agua y el vinagre a poquitos (es lo que recomienda Fabio) e ir dejando que reduzca. En unos 35-40 minutos tendremos lista la cebolla pochada (a la que también se puede añadir laurel o una pizca de azúcar, si no es muy dulce), que debe conservar un poquito de jugo, que luego formará parte del emplatado final. Para montar la sarde in saor solo tenemos que ir a una tartera (en función de la cantidad que hayamos hecho) y montar distintas capas. Primero una de sardinas, cubiertas por la cebolla y por un puñadito de piñones y pasas (yo hidraté las pasas unos 20 minutos en agua templada, pero podéis prescindir de ese paso) y luego la misma maniobra: sardina, cebolla y pasas y piñones. Dejamos enfriar fuera de la nevera y cuando ya esté atemperado, colocamos un papel film (o la tapa de la tartera) y dejáis reposar en la nevera durante al menos 24 horas. Como es un escabeche, aunque ligero, aguanta muy bien varios días -siempre que esté bien cerrado- y solo tendréis que sacar un rato antes las sardinas que vayáis a comer para que se atemperen. PD: Las mejores, evidentemente, son las que están más abajo, porque cogen más jugo y sabor.

Receta completa | Receta de sarde in saor, la sardina en escabeche suave favorita del antipasto veneciano

4. Tomates rosas rellenos de piñones y uvas pasas

tomates
  • Ingredientes para 4 personas. 4 tomate rosa, 8 grissine, 80 g piñones, 60 g uvas pasas sultanas, 30 ml aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta a gusto, perejil fresco a gusto.
  • Elaboración. Comenzaremos precalentando el horno a 180ºC. Cortamos la parte de arriba de los tomates con un cuchillo bien afilado y reservamos para hacer de "tapadera". Seguidamente, vaciamos con cuidado la carne del los tomates para un bol y lo mezclamos con los grissines partidos en trocitos, las pasas, los piñones, el perjil picadito y salpimentamos. Colocamos los tomates en una fuente para el horno, los rellenamos con la mezcla anterior, tapamos con la parte superior del tomate que teníamos reservada y añadimos por encima el aceite de oliva. Horneamos durante 20 minutos y servimos bien calientes.

Receta completa | Tomates rosas rellenos de piñones y uvas pasas. Receta vegetariana

5. Ensalada de burrata italiana con tomates secos, piñones y rúcula

ensalada
  • Ingredientes para X personas. 300 g burrata italiana (queso), 6 tomate seco, 50 g mermelada de tomate, piñones a gusto, 20 g rúcula, 1 pimienta rojo asado, 10 alcaparras.
  • Elaboración. Aprovechando que tenía pimientos, me puse a hacerlos asados para tener otro complemento para mi ensalada de burrata italiana con tomates secos, pero no es necesario incorporarlos si no tenéis ganas de asarlos, pelarlos y cortarlos en tiras. Si lo queréis hacer también podéis utilizar pimientos del piquillo pasados un minuto por la sartén y cortados en tiras. Una vez tenemos los pimientos, ya veréis lo sencillo que es hacer este plato, que vamos a montar directamente en el plato en el que lo vayamos a servir. Comenzamos sacando los tomates secos en aceite de su conserva y cortándolos en trozos pequeños. Así los podremos repartir después por distintas zonas del plato para formar nuestra ensalada. Hacemos lo mismo con las tiras de pimiento y las alcaparras. Sobre el plato, ponemos una cucharada de mermelada de tomate en la base y la extendemos con una cuchara, formando una especie de línea, que aportará las notas dulces. Distribuimos las hojas de rúcula saliendo de la línea, para que esta hoja nos aporte las notas amargas. Sobre la rúcula colocamos la burrata, responsable de los sabores salados junto al tomate y los piñones. Podéis dejar la burrata entera o abrirla un poco como hice yo. Sobre la rúcula y también sobre el queso italiano, vamos repartiendo los trozos de tomate y de pimiento, incorporando también las alcaparras. Terminamos añadiendo unos piñones tostados un minuto en la sartén y repartidos de forma aleatoria. Estos se encargan de aportar los toques crujientes a la receta, completando así nuestra composición. Aliñamos con un chorreón de buen aceite de oliva virgen extra bien repartido por encima y llevamos a la mesa.

Receta completa | Ensalada de burrata italiana con tomates secos, piñones y rúcula. Receta ligera, fácil y rápida

6. Ensalada de quinoa y queso feta al pesto

quinoa
  • Ingredientes para 4 personas. 400 g quinoa, 80 g queso feta, 3 cebolleta tiernas, 4 cucharadas soperas de piñones, 15 g cilantro fresco picado, 15 g eneldo fresco picado, 15 g menta fresca picado, 4 cucharadas pesto de albahaca, sal y pimienta.
  • Elaboración. Empezamos aclarando bien la quinoa con agua, la escurrimos y la hervimos durante 15 minutos. Picamos las cebolletas. Tostamos los piñones. En una ensaladera, mezclamos la quinoa, las cebolletas tiernas, las hierbas aromáticas y la mitad del queso feta. Vertemos la salsa pesto en cantidad suficiente para bañar los ingredientes, salpimentamos. Esparcimos el resto de queso feta y los piñones por encima. Rectificamos de sal, pimienta o salsa pesto y servimos.

Receta completa | Ensalada de quinoa y queso feta al pesto. Receta para variar nuestro repertorio

7. Magdalenas de hierbas picantes con queso Cheddar y piñones

magdalenas
  • Ingredientes para 12 personas. 1 cucharadita semillas de hinojo, sal a gusto, 150 g queso cheddar, 180 g harina, 1 cucharadita levadura en sobre, 4 cucharadas soperas copos de avena, 400 g zanahoria, 80 g hierbas silvestres (hierbabuena, ajo silvestre y achillea), 1 huevo M, 100 g mantequilla derretida, 120 ml leche, 40 g piñones.
  • Elaboración. Empezamos precalentado el horno a 180ºC. Cubrimos los moldes de la bandeja para magdalenas con moldes de papel, así no se deformarán con la cocción. Tostamos las semillas de hinojo ligeramente en una sartén seca sin aceite y, a continuación, las mezclamos con la sal en un mortero y las picamos. Rallamos el queso. Mezclamos la harina con la levadura en polvo y los copos de avena. Pelamos las zanahorias, las lavamos y las rallamos. Picamos las hojitas de las hierbas. Mezclamos la zanahoria rallada con las hierbas, el huevo, la mantequilla derretida, la leche, la sal con las semillas ya picadas de hinojo y unos dos tercios de queso. A continuación, añadimos la mezcla de las harinas y unos dos tercios de los piñones. Distribuimos la masa en los moldes para magdalenas. Las espolvoreamos con el queso y los piñones restantes y las cocinamos durante 30 minutos aproximadamente. Servirlas aún calientes.

Receta completa | Magdalenas de hierbas picantes con queso Cheddar y piñones. Receta vegetariana para empezar el día con energía

8. Quiche de tomates cherry maduros y piñones

quiche
  • Ingredientes para 6 personas. 1 plancha de hojaldre refrigerado, 25 tomate cherry muy pequeños, 2 cucharadas soperas piñones 4 huevo, 200 ml nata líquida para cocinar, 20 g mantequilla, sal y pimienta a gusto.
  • Elaboración. Comenzamos untando el molde con un poco de mantequilla para que luego el hojaldre se despegue bien. Cubrimos con la masa de hojaldre, la pinchamos con un tenedor y la cubrimos con unas piedritas o unas alubias para que no suba mientras la horneamos a 190º durante 5 minutos. En ese ratito batimos los huevos con la nata y sazonamos ligeramente con sal y pimienta hasta que quede bien integrado. Sacamos la masa del horno, retiramos las piedrecitas o las judías y añadimos por encima la mezcla recién batida. Colocamos con cuidado los tomatitos dejando el pedúnculo arriba y completamos espolvoreando con unos piñones. Lo metemos al horno a 190º y dejamos que se haga hasta que la superficie empiece a tomar color, apagando en ese momento. Mientras se hornea, basta con que vigilemos la cocción de vez en cuando porque la quiche se hace en unos 25 minutos. En ese rato aprovechamos para preparar otros platos o ofrecer una bebida a nuestros acompañantes en la mesa.

Receta completa | Receta fácil y rápida de quiche de tomates cherry maduros y piñones

9. Ensalada de queso de cabra y piñones con miel y mostaza

ensalada
  • Ingredientes para 2 personas. 1 tomate, mezclum (variedad de hojas verdes), 1 queso de cabra medallón, 25 g piñones, 50 ml aceite de oliva virgen extra, 10 ml vinagre balsámico, 3 g Mostaza de Dijon, 5 ml zumo de limón, 3 g miel, sal.
  • Elaboración. Comenzamos por el aliño del que, recomiendo, hagáis más cantidad de la indicada arriba. Lo podéis guardar en un biberón en la nevera. Dura semanas, por lo que siempre lo tendréis a mano para aderezar ensaladas. Para su elaboración, tan sólo tenemos que mezclar el aceite, el vinagre, la mostaza, el zumo de limón, la miel y un poco de sal en un cuenco y batir con unas varillas hasta emulsionar. Reservamos hasta el momento de su uso. Pasamos a preparar la ensalada en sí. Bueno, más bien a montar la ensalada, porque en esto consiste esta receta realmente. Con un cuchillo bien afilado, cortamos seis o siete rodajas finas de tomate. Mejor si son de la parte central porque, así, nos saldrán todas del mismo tamaño y la presentación quedará más estética. Colocamos todas, menos una, dentro de un aro de emplatar, cubriendo las paredes. Cubrimos la base con la rodaja reservada. Rellenamos el interior del aro con un puñado de mezclum, que apretamos bien dentro de la mano para que las hojas queden compactas. De esta manera, cuando retiremos el aro, las hojas no se esparcirán por todo el plato (aunque pierdan algo de su forma). Podemos usar cualquier tipo de hoja verde que nos guste o tengamos a mano: espinacas baby, canónigos, escarola, etc. Apretamos las hojas y retiramos el aro con cuidado. Las rodajas de tomate caerán hacia el exterior, formando una especie de flor. Regamos el mezclum con parte del aliño y usamos el resto para dibujar un cordón alrededor de la ensalada. Esparcimos los piñones, que habremos tostado previamente en una sartén, sobre el cordón. Engrasamos el queso con un poco de aceite. Calentamos una plancha a temperatura máxima. Cuando la plancha esté bien caliente, colocamos el queso sobre la misma, cara engrasada hacia abajo. Se dora rápidamente, por lo que hay que estar atentos para que no se queme. Cuando el borde inferior comience a mostrar un tono tostado, lo retiramos con una espátula y lo colocamos sobre el mezclum.

Receta completa | Ensalada de queso de cabra y piñones con miel y mostaza: receta fácil, rápida y resultona

10. Ensalada de col lombarda y manzana

col
  • Ingredientes para 4 personas. 500 g col lombarda lavada y troceada, 200 g manzana golden lavada y troceada, 30 g piñones, 2 dientes de ajo, 50 ml aceite de oliva virgen extra, 50 ml vino blanco, 100 ml agua, sal y pimienta.
  • Elaboración. Ponemos la col lombarda en el vaso y la trituramos 4 seg/vel 5. La sacamos, la ponemos en un bol, la salpimentamos y la reservamos. Sin limpiar el vaso, ponemos el aceite, los dientes de ajo pelados y la manzana. Trituramos 3 seg/vel 4. Programamos 5 min/temp Varoma/vel cuchara, giro a la izquierda. Añadimos la col, el vino blanco y el agua. Programamos 25 min/temp Varoma/vel cuchara, giro a la izquierda. Cinco minutos antes de terminar, quitamos el cubilete, añadimos los piñones y dejamos que se termine de hacer sin el cubilete.

Receta completa | Ensalada de col lombarda y manzana: receta sorprendente con Thermomix que no te puedes perder

11. Taboulé con uvas pasas y piñones

tabule
  • Ingredientes para 4 personas. 320 g cuscús, 500 ml agua, 250 g tomate cherry, 1 cebolleta, 1 limón, 7 cucharadas aceite de oliva virgen extra, 1 cucharada rasa comino molido, 60 g uvas pasas sultanas, 25 g piñones, perejil fresco a gusto, sal y pimienta a gusto.
  • Elaboración. Comenzaremos poniendo una olla al fuego con el agua necesaria para hidratar nuestro cous cous, le añadiremos una cucharada de aceite de oliva, un poco de sal y las uvas pasas, dejando cocer durante dos o tres minutos. Cuando hierva echar el cous cous y remover con un tenedor, una vez hidratado poner a enfriar en un plato de servicio. Seguidamente picamos el perejil menudo y la <cebolleta en trocitos, así como los tomates cherry a la mitad o en cuartos según sea su tamaño. En un bol echamos el aceite de oliva, el zumo de limón, la sal, la pimienta y el comino en polvo, removemos hasta emulsionar el aliño y le añadimos las hortalizas. Volcamos la mezcla sobre el cous cous y las pasas, lo mezclamos todo bien y lo dejamos un rato enfriar en la nevera. A la hora de servir, le añadimos los piñones tostados y perejil fresco picado por encima.

Receta completa | Taboulé con uvas pasas y piñones: receta para una cena moruna lista en 15 minutos

12. Guiso de pollo con azafrán, pasas y piñones

guiso
  • Ingredientes para 4 personas. 12 contramuslos de pollo, 50 ml aceite de oliva virgen extra, 1 cebolla, 3 diente de ajo, 2 sobres de hebras azafrán, 120 ml vino de Jerez, 200 ml caldo de pollo, 80 g uvas pasas sultanas, 20 g piñones, tomillo fresco a gusto, sal y pimienta a gusto.
  • Elaboración. Comenzaremos calentando el aceite en una sartén y dorando por ambos lados los zanquitos de pollo durante unos minutos. Una vez dorada la superficie los reservamos en una fuente. Picamos la cebolla en trozos pequeños y la añadimos a la cazuela, salteándola durante cinco minutos a fuego medio bajo, añadir los dientes de ajo y las hebras de azafrán, cocinando todo junto otros cinco minutos más. Añadimos el vino fino y subimos el fuego dejándolo reducir durante cinco minutos de nuevo. Ponemos entonces los zancos de pollo en la cazuela y añadimos el caldo de pollo, las pasas y el tomillo, salpimentamos y cubrimos con una tapa dejando cocer el guiso durante treinta minutos o hasta que la carne esté tierna. Cuando finalice el tiempo tostamos ligeramente los piñones en una sartén y los agregamos justo a la hora de llevar la comida a la mesa.

Receta completa | Guiso de pollo con azafrán, pasas y piñones. Receta

13. Ensalada de salvia roja, uvas y piñones con queso de cabra a la plancha

ensalada
  • Ingredientes para 2 personas. 150 g brotes variados con salvia roja, 20 g piñones, 20 g queso de rulo de cabra en dos rodajas, 12 uvas rojas, vinagre de manzana, aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración. Lavamos y escurrimos muy bien los brotes y la salvia para que la ensalada no se águe. Lavamos, secamos y troceamos en rodajas las uvas. Repartimos en una bandeja de servir, o cuencos individuales, los brotes variados y la salvia roja como base y encima repartimos las uvas y los piñones. Aparte calentamos una plancha a fuego fuerte y hacemos por cada lado el rulo de cabra en rodajas de unos 4 cm, más o menos. También podemos utilizar un soplete de cocina, con lo que tardaremos menos. Repartimos el queso de cabra sobre la ensalada y aliñamos a nuestro gusto. Como esta ensalada resulta un pelín dulce os recomiendo un aliño más bien ácido, para contrastar en sabores.

Receta completa | Ensalada de salvia roja, uvas y piñones con queso de cabra a la plancha, receta para disfrutar cuidándose

14. Morcilla de verano

morcilla
  • Ingredientes para 2 personas. 2 berenjena medianas, 1 cebolla, 2 cucharadas piñones, 1 cucharadita orégano seco, sal y pimienta, aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración. Lavar y secar bien las berenjenas. Desechar el extremo del tallo y cortar cubos pequeños. Colocar en un recipiente apto para el microondas y cocer unos minutos hasta que empiece a estar blanda. Reservar. Picar en piezas pequeñas la cebolla. Cubrir el fondo de una cazuela ancha con aceite de oliva y pochar la cebolla a temperatura suave durante unos 15 minutos, hasta que esté transparente. Incorporar la berenjena y los piñones, regar con un poco de vino y subir el fuego hasta que evapore el alcohol. Cocinar a fuego muy lento durante unos 40 minutos. Añadir el orégano seco antes de servir.

Receta completa | Morcilla de verano: receta vegana de tapeo murciano

15. Tarta de espinacas, queso de cabra y piñones

tarta
  • Ingredientes para 4 personas. 4 masa filo o brick, 100 g espinaca fresca, 1 huevo, 1 yema de huevo, 200 g queso de cabra cremoso, 25 g piñones, 30 ml yogur natural, 40 g mantequilla fundida, 15 ml aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta.
  • Elaboración. Comenzaremos precalentando el horno a 180ºC. Ponemos una sartén al fuego con el aceite de oliva a calentar y salteamos las hojas de espinacas hasta que se ablanden ligeramente. En un bol batimos un huevo entero y la yema, salpimentamos y añadimos el queso de cabra, que mezclamos pisándolo con un tenedor. Extendemos las hojas de pasta filo y las vamos pincelando con la mantequilla derretida, las colocamos encima de un molde desmontable rectangular, de unos 28 cm, y recortamos con unas tijeras los bordes sobrantes. Repartimos el relleno extendiéndolo por la base y le colocamos por encima las espinacas salteadas y los piñones. Horneamos durante una hora, aproximadamente. Servimos bien caliente para que todavía esté el queso de cabra derretido.

Receta completa | Tarta de espinacas, queso de cabra y piñones: una receta muy fácil que te arreglará la cena

16. Pastel de Cierva

cierva
  • Ingredientes para 8 personas. 250 g azúcar (para la masa), 1 piel de limón solo la parte blanca (para la masa), 200 g manteca de cerdo (para la masa), 50 ml vino dulce (para la masa), 1 cucharadita sal (para la masa), 1 cucharadita bicarbonato sódico, 3 huevos (para la masa), 400 g harina de repostería (para la masa), 3 huevos hervidos duros (para el relleno), 600 g carne de pollo cocida (para el relleno), 30 g piñones (para el relleno), 50 ml vino dulce (para el relleno), 150 ml caldo de ave (para el relleno)
  • Elaboración. Ponemos en el vaso de la Thermomix el azúcar y la piel de limón y pulverizamos 15 seg/vel 10. Incorporamos la manteca, el vino, la sal, el bicarbonato, 2 huevos (guardamos el tercero para pincelar) y la mitad de la harina. Amasamos 15 seg/vel 6. Agregamos el resto de la harina y amasamos 30 seg/vel 6. Retiramos la masa del vaso y la reservamos cubierta en papel film en la nevera. Precalentamos el horno a 200ºC. Dividimos la masa en dos, una ligeramente más grande que la otra. Con la más grande cubrimos el fondo y parte de las paredes del molde, previamente engrasado. La otra parte la guardamos envuelta en papel film, para que no se reseque. Sin lavar el vaso, troceamos los huevos duros 2 seg/vel 4 y los reservamos. Sin lavar el vaso, rallamos el pollo hervido 6 seg/giro a la derecha/vel 4. Retiramos del vaso y vertemos sobre la masa. Sobre el pollo repartimos el huevo picado y los piñones. Regamos con el caldo y con el vino. Extendemos la masa reservada y cubrimos con ella el relleno, sellamos los bordes, pintamos con el otro huevo batido y pinchamos con un tenedor. Horneamos 10 minutos a 200ºC y unos 25 a 180º. Debemos cuidar que la masa quede dorada, por eso el tiempo depende un poco de cada horno.

Receta completa | Pastel de Cierva: una original receta murciana con Thermomix que vale la pena probar

17. Tartaletas de sobrasada con miel y piñones

tartajeas
  • Ingredientes para 8 personas. 5 ml aceite de oliva virgen extra, 40 g piñones, 100 g sobrasada, media cucharada miel suave, base para mini tartaletas.
  • Elaboración. Calentamos el aceite en una sartén pequeña. Agregamos los piñones y los tostamos ligeramente a fuego bajo. Echamos la sobrasada removemos durante un minuto y vertemos la miel por encima. Mezclamos todo bien y cuando la miel esté bien integrada retiramos del fuego. Rellenamos las tartaletas con la mezcla de sobrasada, miel y piñones. Servimos al momento preferentemente.

Receta completa | Tartaletas de sobrasada con miel y piñones, receta fácil para el aperitivo

18. Arroz al estilo marroquí

arroz
  • Ingredientes para 4 personas. 240 g arroz basmati, 1 zanahoria, 1 puerro, 800 ml caldo de pollo, 25 g uvas pasas, 0.5 ralladura de naranja, 25 g piñones, 1/2 cucharita pimentón dulce, 1/2 cucharada miel, comino en grano al gusto, 25 ml aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración. Comenzar poniendo las pasas en remojo durante quince minutos y cortando la zanahoria y el puerro en juliana. En una cazuela antiadherente echar tres cucharadas de aceite, calentar y sofreír el puerro y la zanahoria hasta que empiecen a ablandar, añadir las pasas, los cominos, los piñones y la ralladura de naranja, darle unas vueltas durante tres minutos. Añadir el arroz, sofreírlo un poco y añadir el pimentón y la miel, añadir el caldo de pollo o bien el agua con una pastilla de caldo. Cocer el arroz durante dieciocho o veinte minutos.

Receta completa | Arroz al estilo marroquí: la receta que inundará vuestra cocina de aromas lejanos

19. Higos al horno en papillote con miel, castañas y piñones

higos
  • Ingredientes para 2 personas. 8 higos no muy maduros, 0.5 zumo de limón o lima, 30 ml miel o sirope de arce, 5 tomillo fresco o seco al gusto, 6 castañas cocidas o asadas y peladas, 10 g piñones, pistachos para servir (opcional)
  • Elaboración. Lavar y secar los higos con suavidad. Cortar por la mitad longitudinal y disponer en un cuenco. Añadir el zumo colado del limón o una lima y un poco de su ralladura, la miel y el tomillo, también lavado si es fresco, sacando las hojitas de las ramas. Mezclar suavemente y dejar marinar 30 minutos. Precalentar el horno a 200ºC y preparar una hoja grande de papel de hornear o de aluminio. Disponer los higos en el centro procurando no coger demasiados jugos del marinado, pero reservar ese líquido para servir. Añadir los piñones y las castañas, y remover un poco amontonando todo. Cerrar el paquete formando como un caramelo, doblando las dos mitades de la hoja de papel por encima de los higos y estrujando con cuidado los laterales, de tal forma que quede algo prieto pero sin aplastar el relleno. Hornear 15 minutos.

Receta completa | Higos al horno en papillote con miel, castañas y piñones: receta de postre muy fácil con sabor a otoño

20. Galletas de piñones

galletas
  • Ingredientes para 40 personas. 200 g mantequilla a temperatura ambiente, 125 g azúcar glasé, 1 huevo M, sal, vainilla, 100 g piñones, 400 g harina de repostería.
  • Elaboración. Mezclamos en un cuenco la mantequilla con el azúcar y el huevo con la pizca de sal. Agregamos el extracto o semillas de vainilla y poco a poco la harina hasta que tengamos una masa suave, ligeramente grasa, pero que podamos manejar. Añadimos la mitad de los piñones y formamos una bola aplastada, envolvemos en film transparente y refrigeramos durante al menos una hora. Calentamos el horno a 180º calor arriba abajo. Pasado el tiempo de reposo estiramos la masa, entre dos papeles de horno, con un grosor de unos 6mm, más o menos, cortamos formas con un cortapastas o vaso y colocamos sobre una bandeja de horno antiadherente o bien forrada de papel de horno. Pincelamos las galletas con huevo batido y espolvoreamos el resto de piñones encima. Horneamos durante 15 minutos, más o menos, dependiendo del horno, hasta que las galletas tengan un ligero tono dorado. Sacamos del horno, dejamos sobre la bandeja cinco minutos y pasamos con cuidado a una rejilla para que terminen de enfriarse.

Receta completa | Galletas de piñones, receta para un momento de capricho

Piñones de Pino 1kg Pelados | Pack de Piñones Crudos de Siberia | Fruto Seco de Origen 100% Natural | Piñones Siberianos Sin Cáscara | Bolsa en Porciones para Cocinar | Dorimed

21. Panellets con patata

panellets
  • Ingredientes para 20 personas. 75 g patata cocida, 125 g almendra molida, 100 g azúcar, 20 g clara de huevo, 1 yema de huevo para pincelar, 1 huevo, 300 g piñones.
  • Elaboración. Si no tenemos lista la patata, necesitamos cocerla en abundante agua hasta que esté tierna. Dejamos enfriar, pelamos y pasamos por un pasapurés o rallador fino. Pesamos y utilizamos 75 gramos. El sobrante se puede utilizar para hacer croquetas de patata o añadir a una crema de verduras, por ejemplo. Mezclamos la patata con la almendra molida y el azúcar, removiendo bien hasta obtener una masa homogénea. Añadimos la clara de huevo poco a poco, removemos tras cada añadido para asegurarnos de no dejar la masa excesivamente húmeda. Envolvemos en papel film y guardamos en la nevera un mínimo de tres horas para que coja cuerpo. Una vez reposada la masa tomamos porciones de igual tamaño y boleamos. Rebozamos en piñones, procurando que queden bien cubiertas. Colocamos en una bandeja con papel de horno y pincelamos con la yema batida. Horneamos a 180 ºC (horno precalentado con calor arriba y abajo) durante 10 minutos o hasta que estén dorados.

Receta completa | Receta de panellets con patata, para celebrar Todos los Santos como mandan las tradiciones

Imagen | iStock

En DAP | Avellana: propiedades, usos en cocina y 15 recetas para sacarle todo el partido

En DAP | Qué son los anacardos: propiedades, beneficios y usos en cocina de este pseudofruto

Temas
Inicio