La mejor comida de Navidad son unos buenos huevos fritos (o alguna de estas otras nueve recetas con huevos que me comería en Nochebuena muy a gusto)

La mejor comida de Navidad son unos buenos huevos fritos (o alguna de estas otras nueve recetas con huevos que me comería en Nochebuena muy a gusto)
Sin comentarios

Si los huevos no fueran tan baratos serían más caros que el caviar. Ni aún los buenos, camperos o ecológicos, son costosos, aunque hablemos de una exquisitez. Pero, precisamente por ser un alimento humilde, prescindimos de ellos en las comidas de Navidad, cuando parece que hay que dejarse la pasta obligatoriamente.

Pero ¿por qué no servir en Nochebuena unos buenos huevos fritos con chorizo? Con puntilla, por supuesto. Y, si puede ser, acompañamos de unas patatas fritas.

Este manjar de dioses es lo primero que nos viene a la cabeza al pensar en huevos. Siempre se puede cambiar el chorizo frito por morcilla, picadillo, jijas o zorza (que no dejan de ser parecidas). Y las patatas fritas por una guarnición de patatas asadas o, si nos ponemos finos, unas patatas extracrujientes con queso parmesano.

Ahora bien, ya que es Navidad, también podemos innovar en lo que respecta a los huevos. Este año que nos enfrentamos de nuevo a unas fiestas raras, con familia reducida y la luz por las nubes, dejémonos de moñadas. Estas recetas son baratas, se hacen en un santiamén, y se nos hace la boca agua de solo pensar en ellas. Son, después de unos buenos huevos fritos, nuestros platos favoritos para servir también en Navidad, auténticos hitos de nuestra gastronomía:

1. Huevos rotos

Huevos Rotos

El gran promotor de los huevos estrellados o rotos ha sido, desde hace medio siglo, el restaurante Casa Lucio, en Madrid, donde ha sabido ensalzar este plato que, como muchos otros, fue fruto de la casualidad. Según ha relatado Lucio en numerosas ocasiones, fue una creación de su abuela, pues cada vez que se le caía un huevo al suelo lo recogía y lo rompía encima de las patatas.

  • Ingredientes para 2 personas: 4 huevos, 3 patatas, aceite de oliva virgen extra.

  • Elaboración: Empezamos pelando las patatas y cortándolas largas. Las ponemos en un bol con abundante agua para quitarles el almidón, de este modo no se pegarán al freírlas. las escurrimos y las secamos bien con un paño limpio de cocina. Echamos aceite de oliva en una sartén a fuego medio, cuando esté lo suficientemente caliente, añadimos todas las patatas y las dejamos hacer hasta que estén tiernas. Subimos el fuego al máximo y las doramos ligeramente, no demasiado porque si quedan muy crujientes no absorberán bien el huevo. Sacarlas con una espumadera y ponerlas en una bandeja. En esa misma sartén, quitamos aceite hasta dejar solo unas pocas cucharadas. Subimos el fuego al máximo. Echamos los huevos y los dejamos durante un minutos que cuaje la clara. Con mucho cuidado y ayudándonos de una espumadera, les damos la vuelta y los ponemos sobre las patatas. Ahora solo queda romperlos con la ayuda de un tenedor y una cuchara. Servirlos inmediatamente.

Enlace a la receta | Huevos rotos

2. Huevos rancheros

Sobre los huevos rancheros se dice que era el desayuno de los jornaleros mexicanos que trabajaban en los ranchos estadounidenses cuya popularidad lo convirtió hace años en uno de los platos más clásicos de ambos países. Sea como fuere, lo cierto es que es también una comida y cena estupenda, perfecta también, por qué no, para un día de fiesta.

  • Ingredientes para 2 personas: 2 tortillas de maíz, 2 huevos, 2 tomates maduros, media cebolla, un pimiento verde italiano, salsa Tabasco, sal, sal de ajo, aceite de oliva virgen extra.

  • Elaboración: Pelamos y picamos la cebolla, el pimiento verde y los tomates. Calentamos un poco de aceite de oliva virgen extra en una sartén y sofreímos las verduras, a fuego lento. En mitad de la cocción añadimos salsa tabasco al gusto, una pizca de sal y otra de sal de ajo. Removemos de vez en cuando hasta que las verduras estén tiernas. Reservamos, manteniendo las verduras calientes. En otra sartén calentamos un poco de aceite de oliva virgen extra (cantidad al gusto) y doramos las tortillas de trigo por las dos caras. Reservamos en caliente. Por último, calentamos abundante aceite en una sartén y freímos los dos huevos. Emplatamos colocando las tortillas en dos platos, colocando los huevos sobre ellas y acompañando del sofrito de verduras.

Enlace a la receta | Huevos rancheros

3. Tortilla vaga

Tortilla Vaga

La tortilla vaga es una creación del cocinero Sacha Hormaechea que sigue siendo uno de los grandes éxitos de su muy recomendable restaurante de Madrid. La denominación de tortilla vaga o tortilla de patata para extranjeros viene de su sencillez ya que es una tortilla a la que no hay que darle la vuelta. La guarnición que acompaña a los huevos y patatas se puede variar al gusto.

  • Ingredientes para 4 personas: 5 huevos, 4 patatas, 100 g de cebolla caramelizada, 100 g de jamón ibérico, sal al gusto.

  • Elaboración: La primera parte es hacer chips de patata o patatas chips caseras. Para ello, cortamos las patatas con una mandolina y las lavamos y secamos bien. Después, las freímos en aceite de oliva bien caliente hasta que queden crujientes. En un bol amplio, batimos los huevos y seguidamente incorporamos las patatas. Un pellizco de sal y ya está todo listo para hacer la tortilla para extranjeros en la sartén. La peculiaridad de esta tortilla es que se cuaja únicamente por un lado, dejando la parte superior cruda y jugosa. Una vez que veamos que la tortilla se desliza por la superficie de la sartén si le damos unos movimientos circulares, sabremos que ya está hecha, dejándola que se cocine hasta que la proporción de huevo batido crudo en la parte superior sea la más apetecible. Deslizamos la tortilla al plato en el que la vayamos a servir y terminamos la receta decorandola con los ingredientes opcionales. Para finalizar, queda el asunto de la decoración de la tortilla, añadiendo los ingredientes opcionales. Se acabó la discusión de si la tortilla es mejor con o sin cebolla. Añadimos un poco de cebolla confitada en una zona y en la otra no la ponemos, y asunto resuelto. Además, si queremos, podemos añadir unas lascas de jamón ibérico.

Enlace a la receta | Tortilla vaga

4. Huevos a la flamenca

Huevos Flamenca

Los huevos a la flamenca son uno de los grandes clásicos de la cocina española. No existe una receta única y exclusiva. En todas sus versiones se usa una combinación de verduras salteadas, a veces también carnes (jamón, chorizo,...), con que acompañar los huevos. Estos se pueden cocer en el horno o en sartén, nosotros preferimos lo último porque así conseguimos una yema líquida.

  • Ingredientes para 2 personas: 1 cebolla, 2 dientes de ajo, 1 pimiento verde, 2 tomates, 1 patata, 60 g de chorizo fresco, 4 huevos, aceite de oliva virgen extra, sal, 80 g de guisantes congelados.

  • Elaboración: Pelamos y cortamos las patatas en dados de un centímetro. Calentamos abundante aceite en una sartén y freímos a fuego suave. Cuando la patata esté pochada, subimos el fuego al máximo para que se dore por fuera y quede crujiente. Escurrimos y mantenemos calientes dentro del horno. Mientras se fríe la patata picamos finamente la cebolla, los dientes de ajo y el pimiento verde. Pochamos en otra sartén con un poco de aceite durante 10 minutos. Añadimos los tomates rallados y pochamos durante cinco minutos más. Incorporamos los guisantes, removemos y retiramos del fuego. Tapamos para que se hagan con el calor residual. Cortamos el chorizo en discos y freímos por las dos caras a fuego medio. No hace falta añadir aceite, el chorizo soltará su propia grasa. Listos todos los elementos, solo falta freír un par de huevos por cabeza y montar el plato. Colocamos las verduras en la base y, sobre estas, las patatas y el chorizo. Coronamos con los huevos fritos y servimos inmediatamente con abundante pan. Para que las verduras no se enfríen conviene preparar todo al mismo tiempo o mantenerlas calientes en el horno a 80 ªC.

Enlace a la receta | Huevos a la flamenca

5. Huevos rellenos

Huevos Rellenos

Los huevos rellenos son otro clásico que nunca defraudan. Y son facilisimos de hacer. Como se puede adelantar trabajo cociendo los huevos de antemano, resulta estupendo para las personas con poco tiempo. Eso sí, mejor hacer la mayonesa casera, con la que ganan muchísimo.

  • Ingredientes para 12 unidades: 6 huevos L, 200 g de bonito en conserva en aceite de oliva, 1 pimiento morrón de lata, sal, mayonesa.

  • Elaboración: Cocemos los huevos y los pelamos una vez fríos. Los abrimos por la mitad y sacamos todas las yemas con cuidado de no romper las claras. En un cuenco aparte ponemos las yemas, reservando una, el bonito muy bien escurrido, el pimiento morrón troceado, tres cucharadas de mayonesa y una pizca de sal. Mezclamos muy bien todo con ayuda de un tenedor, a la vez que presionamos para que los ingredientes se deshagan un poco. Rellenamos con esta mezcla cada mitad de huevo. Cubrimos con un poco de mayonesa y adornamos con unas tiras de pimiento y yema rallada. Conservamos tapados en la nevera hasta el momento justo de consumir. Quedan mucho más ricos si hacemos nosotros mismos la mayonesa.

Enlace a la receta | Huevos rellenos clásicos

6. Revuelto de ajetes con gambas

Revuelto

Usando solo una cucharada de aceite de oliva virgen extra para dos personas, resolveréis la cena de Nochebuena de manera estupenda, gracias a una receta en la que el punto de cuajado del huevo es la clave.

  • Ingredientes para 2 personas: 250 g de ajos tiernos o ajetes, 8 colas de gambas, 4 huevos, sal al gusto, 10 ml de leche, aceite de oliva virgenj extra.

  • Elaboración: Preparamos los ingredientes que vamos a necesitar ya que esta receta se cocina en un momento. Cortamos los ajos tiernos en trocitos de dos o tres cm de largo, batimos los huevos, pelamos las gambas y retiramos el instestino y ponemos un poco de leche en un bol. Cocemos los ajos tiernos en un cazo con agua durante diez minutos para que estén muy tiernos cuando los vayamos a saltear. Escurrimos y reservamos. En una sartén con una cucharada de aceite de oliva, salteamos los ajetes. Mientras se hacen, cortamos las colas de gambas en dos o tres trozos. Añadimos las gambas a la sartén y las salteamos hasta que cambian de color. Agregamos la leche al huevo batido y batimos otra vez. Echamos la mezcla en la sartén y apagamos el fuego. Con el calor residual y sin dejar de remover con una cuchara de madera o silicona, iremos terminando el plato. Con los movimientos y el calor del fondo de la sartén y de los demás ingredientes, se irá cuajando el huevo, dejando de mover cuando veamos que quedó muy esponjoso y jugoso. Servimos inmediatamente.

Enlace a la receta | Revuelto de ajetes con gambas

7. Tortilla de patatas paisana

La tortilla de patatas paisana admite muchas combinaciones en lo que a los tropezones que se le añaden se refiere. Esta es la versión de Dani García, tal como la presentó en su extinto programa Hacer de comer, con cebolla lentamente pochada, chorizo, pimiento rojo y guisantes.

  • Ingredientes para 6 personas: 5 huevos, 70 g de chorizo fresco, 2 patatas grandes, medio pimiento rojo, 50 g de guisantes congelados, 1 cebolla, 1 diente de ajo, 1 hoja de laurel, aceite de oliva virgen extra, sal, pimienta negra recién molida.

  • Elaboración: Calentamos abundante aceite en una sartén y lo aromatizamos friendo el diente de ajo sin pelar y la hoja de laurel a fuego suave. Una vez dorados, retiramos y desechamos. Pelamos las patatas y cortamos en pequeños dados. Añadimos al aceite y freímos a fuego medio. Cortamos el chorizo en pequeños trozos y, en otra sartén, lo freímos en seco, en su propia grasa. Retiramos y reservamos. En esta grasa y, si fuera necesario, con un poco más de aceite de oliva, pochamos la cebolla cortada en juliana fina hasta caramelizar. A mitad de cocción añadimos el pimiento rojo picado y estofamos otros 10 minutos. Por último añadimos los guisantes y estofamos unos minutos más. En un bol grande batimos los huevos, añadimos el chorizo, la patata (frita y escurrida) y las verduras pochadas. Salpimentamos al gusto. Mezclamos bien todo en el huevo y dejamos reposar unos cinco minutos para que las verduras absorban parte del huevo y la tortilla quede más jugosa. Para terminar la tortilla calentamos un poco de aceite en una sartén y vertemos la mezcla. Dejamos cuajar la base (podemos remover un poco para que el huevo cuaje más rápido) antes de dar la vuelta. Para ello colocamos un plato sobre la sartén, si lo untamos con un poco de aceite será más fácil deslizar de nuevo tortilla en la sartén, y volteamos. Calentamos un poco más de aceite en la sartén y deslizamos la tortilla sobre ella. Dejamos que se dore por la base antes de retirar. El punto de cuajado depende del gusto de cada cual por lo que no indicamos tiempo de sartén. Recomendamos esperar 20-30 minutos antes de servir para que la tortilla se asiente.

Enlace a la receta | Tortilla de patatas paisana

8. Huevos encapatados

Huevos Colchon

Los huevos encapotados, conocidos también como "huevos al colchón", son un increíble híbrido entre croqueta y huevo frito que durante mucho tiempo fue un fijo del recetario español. Debido a lo trabajoso de su elaboración cayeron en el olvido. Craso error. Esto es una maravilla y no podemos más que reivindicar su puesto en el Olimpo de las frituras.

  • Ingredientes para 2 personas: 3 huevos, 250 ml de leche, 1 cucharada de harina de trigo, 10 g de mantequilla, nuez moscada al gusto, pimienta negra molida al gusto, pan rallado, aceite de oliva, sal.

  • Elaboración: En primer lugar debemos hacer dos huevos fritos en abundante aceite de oliva. Nos interesa que tengan puntilla. Una vez hechos, los retiramos del aceite y reservamos. Mientras descansan los huevos vamos a preparar la bechamel. Podemos seguir nuestra receta clásica de bechamel o la receta rápida, en frío, que fue la que usamos para esta elaboración en concreto. Para ello, vertimos en un cazo o sartén la leche, la mantequilla y la harina en las cantidades indicadas, y la nuez moscada, la pimienta y la sal a nuestro gusto. Encendemos el fuego y removemos constantemente con unas varillas hasta que la bechamel queda con la densidad suficiente. Una vez está lista la bechamel procedemos a envolver con esta los huevos fritos. Para ello, debemos disponer los moldes sobre papel film. Ponemos entonces una capa de bechamel. Cortamos los bordes de los huevos fritos para que quepa la yema en el molde con el suficiente espacio para que la bechamel cubra el huevo por completo. La parte sobrante del huevo, donde está la puntilla, la mezclamos con el resto de bechamel, y cubrimos con esta todo el huevo. Una vez tenemos los huevos envueltos, debemos enfriarlos en la nevera durante, como poco, una hora, para luego poder manejarlos sin que se deshagan. Pasado este tiempo, rebozamos los huevos encapotados con el tercer huevo y pan rallado. Una vez realizado este paso lo ideal es volver a meterlos en la nevera, para que el rebozado se asiente. Hasta aquí la receta se puede preparar con antelación. Cuando vayamos a comer, freímos los huevos encapatados en el mismo aceite en el que habíamos hecho los huevos fritos y servimos inmediatamente. Si hemos seguido los pasos correctamente al partir los huevos saldrá toda la yema, en una explosión que nos llenará de júbilo.

Enlace a la receta | Huevos encapotados

9. Tortilla de bacalao

Tortilla Bacalao

Esta es una de las más grandes recetas del País Vasco, un plato imprescindible en sus famosas sidrerías. Lo ideal es hacerlo con bacalao desalado, aunque si estáis en un apuro también lo podéis hacer con bacalao al punto de sal.

  • Ingredientes para 2 personas: 200 g de bacalao desalado desmigado, 4 chalotas, 4 huevos, 1 pimiento de color, 15 ml de aceite de oliva virgen extra, sal.

  • Elaboración: En una sartén ponemos un poco de aceite de oliva y rehogamos las chalotas y el pimiento troceados pequeños. Una vez que está todo pochado agregamos el bacalao desmigado asegurándonos de que no tenga ninguna espina. Rehogamos el conjunto durante cinco minutos más. Pasamos la mezcla a un escurridor para que suelte todo el aceite. Dejamos en la sartén unas gotas, lo suficiente para que la tortilla no se pegue. Batimos los huevos y añadimos una pizca de sal, unimos a la mezcla de bacalao y echamos en la sartén caliente. Hacemos la tortilla por ambos lados unos minutos, dejándola al punto que nos guste. En este caso la dejé bastante jugosa porque nos encanta así, sea del tipo que sea. Servimos caliente o fría, como prefiramos.

Enlace a la receta | Tortilla de bacalao

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Más recetas de Navidad

En Directo al Paladar nos encantan estas fiestas y tenemos miles de recetas para que aciertes seguro en tus comidas de Navidad.

No te pierdas nuestro especial con las 215 mejores recetas de Navidad y 16 menús especiales. Y si necesitas ideas para platos concretos, aquí tienes un buen punto de partida:

Temas
Inicio