Publicidad

53 aperitivos y entrantes ligeros (pero deliciosos) para no arruinar el apetito antes del plato principal

53 aperitivos y entrantes ligeros (pero deliciosos) para no arruinar el apetito antes del plato principal
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

En las fiestas navideñas tiramos la casa por la ventana y nos entregamos sin reparos a disfrutar de sustanciosos menús llenos de delicias. Pero no es raro que nos pasemos de ambiciosos preparando aperitivos tan copiosos que por sí mismos ya serían una comida normal completa, empachándonos antes de tiempo.

Cuando el anfitrión se ha esforzado en preparar un gran plato principal -sin olvidar el postre-, es una pena llegar a la estrella del menú ya sin apetito. La solución no pasa por privarse de probar los entrantes, es cuestión de moderarse y saber cuándo parar, pero la clave también está en escoger las opciones más ligeras. A continuación os ofrecemos una selección de ideas poco saciantes que siguen siendo de lo más festivas.

Pinchos y canapés

El formato pincho es muy agradecido a la hora de planificar el picoteo que encabeza el menú; si hacemos una buena selección podemos obviar primeros platos más complicados para pasar directamente al principal.

Los canapés con base de pan, hojaldre y otras masas pueden saciarnos demasiado pronto

En cualquier caso, con los canapés hay que tener cuidado porque una base con hidratos de carbono refinados siempre llena mucho y realmente no aporta nada interesate, la mayoría de las veces, gastronómicamente hablando. Olvidemos las bases de hojaldre, galletas saladas, tostas o rebanadas de pan para centrarnos en los toppings y rellenos.

Una buena idea es incluir aperitivos ricos en verduras ligeras y proteínas magras, como pescados y mariscos, o carnes que no sean solo embutidos, también más pesados, especialmente los muy grasos. Encurtidos y conservas nos ayudarán a preparar un picoteo variado muy apetecible y que agradecerá el estómago.

Pincho de bacalao en aceite

Pincho de Bacalao

Un típico pincho vasco cuya exquisitez reside en la calidad de los ingredientes. Se puede hacer con el pescado crudo o cocinándolo previamente, y podemos prepararlo con antelación; de este modo el bacalao se conserva varios días en el frigorífico y todavía está más rico pasados un par de días cuando está impregnado del sabor de la guindilla y el ajo.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Bacalao desalado (lomos) 600 g
  • Diente de ajo 4
  • Guindilla 2
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Perejil

Cómo hacer pincho de bacalo en aceite

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 10 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 5 m
  • Reposo 15 m

Picamos unos aros de guindilla y los dientes de ajo. Sacamos láminas finas sin espinas de bacalao o pequeños tacos, depende como nos guste, y las colocamos sobre un recipiente hondo, regamos con abundante aceite de oliva virgen extra y dejamos reposar unos 15 minutos antes de consumir.

Hay personas que prefieren dar un hervor al bacalao, de unos segundos, para no tomarlo crudo, es totalmente válido, lo mismo que añadir o no el perejil.

Más pinchos y bocaditos ligeros

Si queremos servir canapés tenemos la opción de usar cucharitas y formatos similares para presentarlos de un bocado, sin tener que recurrir a bases comestibles. Aunque el sushi se está poniendo de moda como aperitivo hasta en las bodas, es preferible optar por sashimi u otras elaboraciones en las que no se incluya el arroz, demasiado saciante.

Cucharitas Mozzarella Cucharitas de mozzarella marinada con sardina y albahaca.

Aquí la presentación es clave, disponiendo con gracia los elementos y jugando con los colores y contrastes, como en las cucharitas de mozzarella marinada con sardina y albahaca. La combinación de sabores ácidos, frescos, herbales y marinos, con algún toque dulce afrutado, es siempre muy sabrosa y además estimula las papilas gustativas.

Cremas y consomés

Crema2 Vasitos bicolores de calabaza y lombarda con langostinos.

Un buen plato de cuchara reconfortante siempre es de lo más apetecible para empezar a abrir el apetito, y sin arruinarlo. Aunque hay que vigilar un poco los ingredientes, los aderezos y acompañamientos, y también la consistencia, o podríamos acabar con una crema muy sana, pero demasiado saciante.

Las verduras son claramente una apuesta saludable que siempre sienta bien. Lo mejor es elegir recetas con hortalizas de temporada, como la clásica de calabaza, de la que hay mil variantes posibles. Para darle un toque especial podemos preparar una receta como esta de crema bicolor con langostinos, combinando calabaza y lombarda para jugar con los colores, y que queda de lujo en vasitos o cuencos elegantes.

Bisque Bisque de langostinos.

Las cremas de marisco y pescado se pueden preparar con ingredientes más económicos consiguiendo igualmente mucho sabor, partiendo de buen caldo y ajustando bien la textura, dejándolas finas. Tienen además la ventaja de que se pueden dejar listas con antelación, para servir frías o calentar al momento.

Ensaladas

Olvidando las aburridas y monótonas ensaladas que podemos tomar todo el año en cualquier menú del día, las recetas de ensaladas más originales pueden ser un fantástico primer plato que dejará a los comensales con ganas de recibir el principal.

Ensaladawaldorf Ensalada Waldorf.

Obviamente no todo vale; hay ensaladas muy calóricas y que pueden ser más saciantes incluso que una carne asada, solo hay que tener un poco de cabeza y no pasarse con los aderezos, cuidando las salsas o aliños y eliminar los ingredientes excesivamente pesados. Una buena apuesta es la ensalada Waldorf, todo un clásico que siempre luce elegante, con mucho sabor y no muy pesada.

Verduras

Si bien los platos de verdura pueden saciar bastante, en realidad no caen pesados al estómago y son otra buena alternativa para servir a modo de primer plato o entrante. Siempre en raciones comedidas, acordes con el resto del menú, y precindiendo de salsas muy grasas, rebozados o gratinados con bechamel.

Coles Bruselas Magimix Coles de Bruselas crujientes con granada.

Una verdura tan humilde como la coliflor se transforma si la asamos bien acompañada de especias y frutos secos, o podemos servirlas con algunas salsas ligeras para mojar, tanto cocinadas como crudas; una buena gama de hummus, guacamole casero o simple yogur bien aliñado son buenas combinaciones.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Entrantes de marisco y pescados

Y no podían faltar en las opciones de entrantes navideños los platos de marico y pescado, que por suerte son además alimentos nutritivos, saludables y sin muchas calorías, cuidando un poco la preparación. Además de platos tradicionales en cazuelas, plancha o salsas ligeras con fumet y hierbas, podemos elegir recetas frescas como los tan populares tartares, siempre sin arroz.

Tartar Tartar de langostinos, mango y aguacate.

Lo mejor de las recetas marineras de este tipo es que, con buena materia prima, apenas necesitamos vestir al producto para optener platos suculentos de los que solo habrá que hacer un esfuerzo para no mojar pan, como en las clásicas almejas en salsa verde. Si las combinamos con alguna verdura, como en esta receta con alcachofas, lograremos platos que cundirán más de forma más económica y también más ligera.

En Directo al Paladar | 19 postres de Navidad que se hacen en 10 minutos
En Directo al Paladar | Siete recetas de pollo relleno deliciosas y especiales

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios