68 recetas de cuchara para días de frío

68 recetas de cuchara para días de frío
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail
2 votos

Cuando hace frío, lo que más apetece es llegar a casa y disfrutar de un plato humeante bien reconfortante, así que os traemos hoy las mejores 68 recetas de cuchara para días de frío. ¡Toca sacar la olla!

Platos de cuchara hay muchos y para todos los gustos. Tienen ese algo de comfort food que se dice alimenta cuerpo y alma, y es que no hay nada como enfrentarse al invierno como con un buen platazo casero. Las recetas más tradicionales son platos de cuchara, y aunque es típico que sean contundentes, también hay opciones más ligeras. Sopas, cremas de verduras, platos orientales, recetas de legumbres, guisos para mojar pan... ¿Qué os pide el cuerpo cuando bajan las temperaturas?

El secreto está en el caldo

Caldo

La base de un gran plato de cuchara está en el caldo, que se puede preparar directamente al elaborar la receta o previamente por separado. Merece la pena molestarse en cocinar caldos caseros, ya sea para servir como primer plato o cena ligerísima o para tenerlo como ingrediente de reserva en el congelador. Para eso no viene mal recordar los puntos básicos y aprender qué es un fondo, sus clases y cómo prepararlo en casa. Después podéis probar con cualquiera de estas sencillas recetas:

Cremas de verduras

Crema de calabaza

Siempre me han gustado las verduras en puré pero el invierno que mi madre preparó por primera vez crema de calabaza mi vida dio un vuelco. Las cremas de verduras son mi cena básica todo el año y es ahora cuando más las disfruto, bien calentitas y aprovechando los ingredientes de temporada. Pueden ser muy ligeras sin perder sabor o textura, como la crema de coliflor cremosa y sencilla, incluso sorprender con un toque original como la de chirivías con mermelada de tomate y cebolla crujiente. Se les puede dar un toque especial de muchas formas y creo que las mejores son las que entran por los ojos con colores llamativos y vibrantes.

Crema dubarry

Crema Dubarry

Ingredientes

Para 4 personas
  • Coliflor 1
  • Cebolla 0.5
  • Puerro 1
  • Patata 1
  • Mantequilla 15 g
  • Caldo de pollo 600 ml
  • Vinagre de vino blanco 30 ml
  • Yema de huevo 1
  • Nata líquida para cocinar 100 ml
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Cómo hacer crema dubarry

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 50 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 35 m

Limpiamos bien la coliflor, la separamos en floretes -reservando el tallo para otras elaboraciones- y la cocemos al vapor en una cacerola con un par de dedos de agua y un poco de sal. Estará lista en unos 30 minutos.

Mientras tanto lavamos el puerro para retirar posibles restos de tierra y lo picamos. Hacemos lo mismo con la cebolla. Pelamos la patata y la cortamos en dados.

Calentamos la mantequilla con un chorrito de aceite en una cacerola. Pochamos la cebolla durante 10 minutos antes de añadir el puerro. Pochamos 10 minutos más. Agregamos los dados de patata y rehogamos un par de minutos.

Incorporamos el caldo, el vinagre y sal al gusto. Cocemos el conjunto unos 10 minutos o hasta que la patata esté tierna. Retiramos del fuego y agregamos la coliflor cocida. Trituramos hasta que quede bien fino, podemos ayudarnos de un robot de cocina.

Terminamos mezclando la yema con la nata líquida, agregándola a la crema y triturando de nuevo hasta incorporar. La yema se cocerá por efecto del calor residual, pero no llegará a cuajar, aportando así cremosidad y cuerpo. Ajustamos el punto de sal y pimienta y servimos inmediatamente.

2 votos

Receta completa | Crema dubarry

Más recetas de cremas de verduras

Con legumbres

Se acabó el Año Internacional de las Legumbres pero eso no quiere decir que nos tengamos que despedir de ellas. ¡Al contrario! Espero que la iniciativa de la FAO haya cumplido su objetivo y todos tengamos la despensa llena de legumbres durante todo el año. Pero ahora hace frío y son esos platos de cuchara con garbanzos, lentejas o alubias los que pide el cuerpo. Pueden ser recetas vegetarianas, como como lentejas verdes, con aire marinero como las verdinas con carabineros, o con carne, como el guiso de pollo con garbanzos. ¿Cómo os gustan más a vosotros?

Con un toque exótico

Crema thai

En esencia, los platos de cuchara son la cocina más sencilla, humilde y versátil del mundo: solo hay que echar en una olla con agua todos los ingredientes que se tengan a mano. Por eso las sopas y guisos son tan universales y hay variaciones tradicionales en cada cultura. A nosotros nos encantan las recetas con un toque exótico, sobre todo si miran a Asia, como en el estofado de buey al curry o la sopa de miso con tofu y fideos de arroz. No es necesario complicarse mucho para llevar los aromas y sabores más exóticos a nuestros platos de cuchara, como demuestran estas recetas.

Recetas tradicionales

Fabada

Por ese carácter reconfortante los platos de cuchara más queridos suelen suelen ser los de toda la vida. Muchos surgieron de la necesidad, cuando había que alimentarse con comidas energéticas para hacer frente a duras jornadas de trabajo aunque apretara el frío. Cada región tiene su receta especial, esa que nos traslada un poco a la infancia y con las que nos damos homenajes de vez en cuando. Hay platos tradicionales conocidísimos como la fabada asturiana o la sopa castellana, pero tenemos muchos más. ¿Cuál es vuestra receta familiar favorita?

Sopas reconfortantes

Sopa

La pobre Mafalda lo pasaba fatal cuando su madre le ponía un plato de sopa, y es lo único que nunca entendí del adorable personaje. Será que en mi familia somos muy soperos, aunque es verdad que hay miles de recetas distintas que entrarían en esta categoría. Pero eso es lo mejor, tenemos opciones al gusto de todos, desde la original sopa de lasaña hasta la clásica sopa de carne. ¿Os gustan más caldosas y ligeras o las preferís más contundentes?

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete a "Al fondo hay sitio", una forma distinta de informarte cada semana de la actualidad gastronómica hecha con pasión por el equipo de DAP.

Estofados y guisos para mojar pan

Morcillo

No son sopas pero están de toma pan y moja: los guisos y estofados son de los platos más agradecidos que hay. Con carne, pescado o vegetarianos, la paciencia de la cocción que suelen requerir se ve recompensada con sabores únicos concentrados en ese caldito que une todos los ingredientes. Son clásicos los estofados de ternera como el irlandés al estilo de The Corrs, o con patatas a la jardinera, pero hay muchas otras opciones.

Al mal tiempo, buena cara; aprovechemos los días más fríos del año para disfrutar en casa con platos de cuchara calentitos, nutritivos y muy sabrosos. Tenemos tanta variedad para elegir que nos faltará invierno para saborearlos todos. ¿Cómo os enfrentáis vosotros al frío en la cocina?

En Directo al Paladar | 67 recetas de postres fáciles y rápidos
En Directo al Paladar | 57 recetas de pasta

Inicio