Publicidad

63 recetas de pizzas, quiches y otras tartas saladas para compartir con nuestros nueve mejores amigos

63 recetas de pizzas, quiches y otras tartas saladas para compartir con nuestros nueve mejores amigos
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Con toda España ya, como mínimo, en la fase 1 de la desescalada, muchas familias y amigos vuelven a reencontrarse después de tantas semanas de encuentros virtuales. El buen tiempo favorece que las terrazas reabiertas se llenen, pero también podemos organizar reuniones compartiendo una de las actividades que más hemos practicado estos meses: la cocina casera.

El verano está a la vuelta de la esquina y con la subida de las temperaturas y los días tan largos apetece organizar comidas y cenas relajadas alrededor de platos sabrosos que saben a vacaciones y a fiestas. Las pizzas y tartas saladas siempre tienen ese algo que nos recuerda a las celebraciones estivales, pero además son perfectas para compartir cumpliendo la normativa de seguridad en casa.

Ya sabemos que esto de la llamada "nueva normalidad" supone recuperar la actividad cotidiana pero adaptada a las circunstancias que impone todavía la pandemia. La apertura y relajación de las normas no implica que estemos libres de riesgo sanitario, al menos hasta que llegue una vacuna eficaz y tratamientos efectivos. La vida debe seguir, pero evitando a toda costa el colapso del sistema sanitario, por eso hay que apelar a la responsabilidad personal.

Recordemos que los encuentros en casa en la fase 1 se limitan a reuniones de diez personas en una misma casa, y que es nuestro deber cumplir con las medidas de seguridad e higiene establecidas por las autoridades sanitarias. Reducir el contacto físico y llevar mascarilla es clave, sobre todo en hogares de dimensiones normales donde es casi imposible mantener una distancia de dos metros entre diez personas al mismo tiempo.

Las pizzas, quiches y otras tartas saladas son perfectas para recibir invitados y compartir un buen rato con los amigos o la familia. Podemos dejarlas listas con antelación o dar el último horneado justo antes de servir, y son muy fáciles de cortar en porciones para repartirlas y minimizar el riesgo de contacto. Además, como se pueden comer con las manos, no tenemos ni que preocuparnos de andar desinfectando muchos cubiertos, y también son perfectas para llevar si preferimos hacer un picnic al aire libre.

Masa de pizza casera

Pizza

Empezamos con la elaboración básica de masa de pizza casera, un arte que seguramente muchos habrán perfeccionado estas semanas en casa. Siempre podemos recurrir a las refrigeradas, pero la ocasión se merece agasajar a los invitados con unas buenas pizzas 100% caseras. En esta guía tenemos todos los consejos y trucos para que salga bien, y también podemos hacerla con masa madre.

Ingredientes

Para 3 unidades
  • Harina de fuerza (tipo 00 y fuerza W 400) 415 g
  • Sal 8 g
  • Agua 270 g
  • Levadura seca de panadería (2 sobres) 14 g
  • Azúcar 5 g
  • Aceite de oliva virgen extra 25 g
  • Semolina o harina para espolvorear

Cómo hacer masa de pizza casera

Dificultad: Media
  • Tiempo total 50 m
  • Elaboración 40 m
  • Cocción 10 m
  • Reposo 3 h

Mezclamos la harina y la sal. Aparte combinamos la levadura y el azúcar con el agua tibia, removiendo para que se hidrate. Añadimos la parte líquida a la harina y removemos hasta obtener una masa lisa Añadimos el aceite y una vez incorporado, pasamos la masa a una mesa enharinada o al bol de un robot amasador con gancho.

Si amasamos a mano, vamos aplastando y estirando la masa con la base de la mano derecha, doblando la masa por la mitad y presionando de nuevo con la base de las dos manos. Amasamos así cinco minutos. Espolvoreamos de vez en cuando un poco de harina o semolina la mesa y las manos, siempre en pequeñas cantidades.

Para refinarla aplastaremos y retorceremos la masa, girándola y dándole forma alargada sobre la mesa. Unimos los extremos y amasamos con los puños hasta fusionar el conjunto. Repetimos el proceso de amasado y estirado durante 5-10 minutos.

Nos untamos las manos con aceite y formamos una bola que ponemos en un recipiente con tapa y dejamos fermentar tres horas. Luego pasamos a la mesa enharinada y aplastamos con los puños para eliminar el exceso de gas. Cortamos tres porciones y formamos tres bolas, que dejaremos reposar 10 minutos.

Vamos dándole forma a cada pizza, estirando con la mano doblada las bolas de masa formando un círculo de unos 30 cm de diámetro. También podemos estirar la masa con un rodillo sobre la mesa, hasta que quede fina o al gusto.

Si nos gustan muy finas y crujientes, dejaremos reposar la masa en una bandeja de horno espolvoreada de semolina 10 minutos, cubrimos con los ingredientes y horneamos a 250ºC unos 10 minutos. Si la queremos más gruesa, dejaremos fermentar el disco 35-40 minutos, hasta que suba. Cubrimos con los ingredientes y horneamos a 220º unos 20 minutos.

Más detalles en la receta completa.

Recetas de pizzas para todos los gustos

Una vez tenemos la masa lista -podemos aprovechar y congelar bolas de masa antes de darles la forma de disco y así tenerlas siempre a punto-, solo queda elegir el "relleno" o toppings. Podemos tirar de nevera o despensa, aunque siempre nos quedará más rica con ingredientes de primera calidad y en su punto óptimo. Como recomendación general, no es buena idea sobrecargar la masa de ingredientes: por algo la pizza margarita, solo con tomate y mozzarella, nunca pasa de moda.

Pizza Verde

Falsas pizzas, recetas rápidas con masas alternativas

Si nos da pereza preparar la masa o se nos ha echado el tiempo encima, tenemos la opción de recurrir a las llamadas "falsas pizzas", con bases de muy diversa naturaleza pero que imitan desvergonzadamente la receta italiana. Algunas son opciones más ligeras o nutritivas, ricas en proteínas y bajas en hidratos o a base de ingredientes vegetales sin gluten, mientras que otras son, simplemente, una solución rápida para recetas exprés.

Pizza de Albaricoques

Cocas y otras tartas saladas

En Directo al Paladar ha quedado claro que nos encantan las pizzas, pero también reivindicamos las cocas, esas masas de tradición mediterránea que adquieren diversas formas según la región. En general se trata de masas más rápidas, a menudo fermentadas con cerveza o incluso sin ningún agente leudante, normalmente finas y enriquecidas con alguna grasa. Las cocas además están más ricas frías o a temperatura ambiente, cosa que no ocurre tanto con una pizza italiana.

Coca de Castellon

Quiches

La típica receta francesa ha dado la vuelta al mundo y hoy encontramos multitud de variantes con todo tipo de rellenos. La clásica Lorraine sigue siendo la más conocida, pero podemos usarla como base para variar los ingredientes a nuestro gusto. Una quiche típica tiene como base la masa brisa o quebrada, sin azúcar, que podemos usar comprada o preparar fácilmente en casa. Para versiones más rápidas y crujientes, el hojaldre también nos servirá.

Tartaletas y otras recetas recetas en formato mini

El formato mini invidivual de cualquier elaboración salada o dulce siempre triunfa en las mejores ocasiones. Son perfectas para un menú de picoteo o para abrir el apetito, dan mucho juego para combinar rellenos distintos y, además, son especialmente prácticas para el desconfinamiento. Cada comensal puede ir cogiendo las que le apetezcan y no hace falta estar sentados a la mesa con cuchillo y tenedor para comerlas.

Tartaleta

En Directo al Paladar | 37 postres que no necesitan levadura, recetas sin complicaciones al alcance de todos
En Directo al Paladar | Aguacates rellenos: ideas para cambiar tu receta de siempre

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios