Publicidad

¿Sin ideas para el plato principal del menú navideño? Estas son las posibilidades que te ofrece un solomillo Wellington

¿Sin ideas para el plato principal del menú navideño? Estas son las posibilidades que te ofrece un solomillo Wellington
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

No es necesario esperar a que sea Navidad para preparar un solomillo Wellington, pero sí que es cierto que estas fiestas nos animan más cocinarlo y a incluirlo en nuestros menús. Por eso, no podemos dejar de proponeros estas deliciosas recetas de solomillo Wellington con cinco estupendas variantes.

Todas ellas comparten algo (además de ser deliciosas): tienen como ingrediente fundamental o bien la masa de hojaldre Buitoni, que cuenta con 196 capas para que quede aireado, o bien las obleas de Buitoni, muy versátiles y manejables.

Ambas masas, además, son una apuesta segura para nuestras elaboraciones: son fáciles de trabajar y nos aseguran que las recetas queden muy crujientes.

Solomillo Wellington: la receta básica

No se puede empezar la casa por el tejado, por eso partimos de la base, de la receta clásica y tradicional de solomillo Wellington con hojaldre.

Puede que os resulte complicado encontrar solomillo de buey. Pero no dejéis que eso os detenga: podéis prepararlo con solomillo de ternera, el resultado bien merece la pena.

El truco para que no se humedezca esta receta y el hojaldre conserve toda su textura crujiente reside en preparar la farsa y el solomillo con antelación para poderlos dejar enfriar. Si montamos el hojaldre Buitoni con el relleno frío, no se humedecerá y quedará crujiente.

Ingredientes:

1 masa de hojaldre rectangular Buitoni, 1 kilo de solomillo de buey, 50 gr de mantequilla, 100 gr de champiñones, 200 gr de cebolla, 100 gr de zanahorias, perejil fresco, 50 gr de foie, 1 copa de jerez seco, 1 huevo, 4 cucharadas de AOVE (aceite de oliva virgen extra), sal y pimienta negra.

Preparación:

Precalentamos el horno a 220º. Untamos el solomilllo con aceite, salpimentamos y horneamos durante 15 minutos. Dejamos enfriar por completo.

Preparamos la farsa: troceamos la cebolla, la zanahoria y los champiñones en brunoise, es decir, en cuadraditos muy pequeños. Derretimos la mantequilla en una sartén amplia y pochamos las verduras. Vertemos el jerez seco y cocinamos hasta que se evapore el alcohol. Rectificamos de sal y pimienta y añadimos el foie.

Desenrollamos el hojaldre y lo cortamos formando un cuadrado. Reservamos el resto para la decoración final. Repartimos la farsa en el interior del hojaldre sin llegar a los extremos. Colocamos encima el solomillo y cerramos. Decoramos con tiras de hojaldre y pintamos ligeramente con huevo batido.

Realizamos unas incisiones con ayuda de un tenedor y, en el centro, un pequeño orificio, a fin de que salga el vapor y no rompa el hojaldre durante la cocción. Horneamos durante 20 minutos o hasta que tenga un bonito color dorado.

Solomillo de cerdo Wellington

Solomillo Cerdo

No hace falta invertir una gran cantidad de dinero en la carne para disfrutar de este plato con nombre aristocrático. Por eso, una muy buena y económica opción es sustituir el solomillo de buey por solomillo de cerdo y elaborar un sabroso solomillo Wellington de cerdo.

Ingredientes:

1 masa de hojaldre rectangular Buitoni, 500 gr de solomillo de cerdo, 400 gr de champiñones limpios, 200 gr de cebolla, 1 chorrito de brandy, 100 gr de jamón ibérico, 20 gr de mostaza de Dijon, 60 gr de foie micuit, sal, pimienta negra, AOVE (aceite de oliva virgen extra) y 1 huevo para pintar.

Preparación:

Pelamos la cebolla y trituramos junto con los champiñones limpios formando una pasta, reservamos. En una sartén amplia, marcamos por todos los lados el solomillo de cerdo salpimentado. Reservamos.

En esa misma sartén sofreímos la pasta de cebolla y champiñones, damos un punto de sal y cocinamos durante 15 minutos, removiendo de vez en cuando y hasta que comience a dorarse. Vertemos el brandy y cocinamos 5 minutos más, hasta que se evapore el alcohol.

Sobre la superficie de trabajo extendemos papel film y repartimos las lonchas de jamón ibérico; encima, colocamos la farsa de champiñones y, sobre esta, el solomillo. Cerramos formando un caramelo y refrigeramos durante 30 minutos.

Precalentamos el horno a 200º. Desenrollamos la masa de hojaldre, retirando los laterales si queremos hacer una decoración final. Retiramos el papel film del solomillo y colocamos en medio del hojaldre. Cerramos y pintamos ligeramente con huevo batido. Horneamos durante 25-30 minutos o hasta que el hojaldre esté dorado.

Dos opciones individuales

Nos encantan las presentaciones individuales, por eso, os hemos preparado dos deliciosas propuestas de solomillo Wellington individual.

Todas las hemos preparado con obleas de empanadillas Buitoni, por su versatilidad son perfectas para hornear este tipo de recetas.

Solomillo Wellington individual

Solomillo Individual

Ingredientes para 8 unidades:

1 paquete de obleas grandes Buitoni (280 gr), 400 gr de solomillo de ternera en filetes (50 gr por ración), 100 gr de cebolla, 200 gr de champiñones limpios, 40 gr de foie micuit, 1 chorrito de brandy, mostaza de Dijon, sal, AOVE (aceite de oliva virgen extra) y 1 huevo para pintar.

Preparación:

Pelamos la cebolla y trituramos junto con los champiñones limpios formando una pasta. Cocinamos en una sartén durante 10 minutos hasta que evaporen todo el agua. Vertemos el brandy y cocinamos 5 minutos más, hasta que se evapore. Agregamos el foie y mezclamos hasta que se funda. Dejamos enfriar.

Precalentamos el horno a 200º.

Colocamos la mitad de las obleas encima de una bandeja sobre papel de hornear y colocamos sobre cada una de ellas un trozo de solomillo. Untamos cada porción de solomillo con un poco de mostaza. Repartimos la farsa.

Pintamos los laterales ligeramente con agua o huevo batido y colocamos encima otra oblea de empanadilla, cerramos los laterales y pintamos con huevo batido. Horneamos durante 12-15 minutos, hasta que estén doradas.

Solomillo Wellington Individual Con Obleas 2

Solomillo de cerdo Wellington individual con obleas

Ingredientes:

1 paquete de obleas grandes Buitoni (280 gr), 400 gr de solomillo de cerdo en rodajas, 500 gr de cebolla, 80 gr de foie micuit, sal, pimienta negra , 2 cucharadas de AOVE (aceite de oliva virgen extra) y 1 huevo para pintar.

Preparación:

En primer lugar caramelizaremos la cebolla. Para ello, la pelamos y cortamos en juliana fina. Pochamos en una sartén a fuego medio, con un poquito de aceite y dándole un punto de sal, tapamos y cocinamos durante 45 minutos.

Cuando casi esté dorada, añadimos unas gotas de agua, removemos y terminamos de caramelizar. Dejamos enfriar.

Precalentamos el horno a 200º. Colocamos la mitad de las obleas encima de una bandeja sobre papel de hornear y colocamos sobre cada una de ellas un trozo de solomillo salpimentado.

Repartimos encima la cebolla y el foie troceado. Pintamos los laterales ligeramente con agua o huevo batido y colocamos encima otra oblea de empanadilla, cerramos los laterales y pintamos con huevo batido.

Horneamos durante 12 minutos o hasta que estén doradas las obleas.

Obleas Solomillo

Salmón Wellington con espinacas para quien no quiere comer carne

Para quien no quiera comer carne y para quien le encante el pescado. El salmón y las espinacas son combinación ganadora; en esta ocasión, le damos un toque fresco con el jengibre y agridulce con las pasas. Sin duda, una magnífica receta este salmón Wellington con espinacas.

Salmon Wellington Espinacas

Ingredientes:

1 masa de hojaldre rectangular Buitoni, 400 gr de salmón fresco en 2 lomos, 200 gr de espinacas congeladas, 40 gr de pasas, 1 yema de huevo, 1 raíz de jengibre, 40 ml de leche evaporada Ideal, sal, pimienta negra, 2 cucharadas de AOVE (aceite de oliva virgen extra) y 1 huevo para pintar.

Preparación:

Limpiamos el salmón de piel y espinas, salpimentamos y reservamos.

En una sartén, rehogamos las espinacas descongeladas, añadimos las pasas y rallamos un poco de jengibre fresco. Vertemos la leche evaporada, añadimos la yema de huevo, salpimentamos y cocinamos durante unos minutos. Dejamos enfriar.

Precalentamos el horno a 200º. Extendemos la masa de hojaldre y pintamos ligeramente con huevo batido, recortamos en el lateral un poquito y formamos unas hojas, reservamos para la decoración final.

Colocamos encima del hojaldre un lomo de salmón y repartimos la mitad de la farsa de espinacas, colocamos encima el otro lomo de salmón y, finalmente, el resto de farsa de espinacas.

Cerramos el hojaldre, pintamos con huevo batido, decoramos con las hojitas que hemos reservado antes y horneamos durante 25 minutos o hasta que tenga un bonito color dorado.

Tanto si el solomillo Wellington es un clásico en tu mesa, como si nunca has probado a cocinarlo, estas recetas son una muy buena opción, sabrosa y que encantará a tus invitados.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios