Publicidad

Las 101 mejores recetas sin lactosa para no privarte de nada si eres intolerante

Las 101 mejores recetas sin lactosa para no privarte de nada si eres intolerante
Sin comentarios
1 votos

La intolerancia a la lactosa es una enfermedad prevalente en la población actual que, a pesar de no tener consecuencias médicas graves, sí puede causar gran malestar y disminuir la calidad de vida de quien la padece. Por suerte, en pocos años ha pasado de ser una concidión desconocida a estar integrada casi por completo en la vida cotidiana, especialmente desde casa. Conocer la enfermedad y saber qué puede comer y qué no un intolerante a la lactosa es el primer paso para convivir con ella.

A pesar de que la leche -y sus derivados- es uno de los alérgenos de obligado etiquetado por la legislación alimentaria, todavía existe algo de confusión al respecto en hostelería. Salir a comer fuera o comprar ciertos productos puede ser difícil y, en ocasiones, una lotería, cuando no está del todo claro si el alimento en cuestión tiene o no tiene lactosa.

Porque, recordemos, una intolerancia no es una alergia, y la lactosa no está presente en todos los lácteos. Quizá nos estemos privando de comer algo porque tiene leche o "trazas de", cuando en realidad puede ser perfectamente apto para un intolerante. Una intolerancia no es tan grave o potencialmente peligrosa como una alergia, pero es más complicada de identificar y acotar con exactitud.

Ahora que estamos acostumbrados a ver por todas partes eslóganes y etiquetas que destacan el sin lactosa, puede ser buena idea repasar los conceptos básicos de esta enfermedad, así como reivindicar la cocina casera para disfrutar con plena seguridad de recetas sin lactosa en nuestra cocina.

¿Qué es la lactosa y en qué consiste su intolerancia?

La lactosa no es más que el llamado azúcar de la leche, presente, en diferentes proporciones, en la de todos los mamíferos. Más concretamente, es un hidrato de carbono, un disacárido compuesto de glucosa y galactosa, y que le da ese sabor dulce tan característico.

Leche

El problema es que este disacárido no resulta precisamente fácil de digerir. Para descomponerlo de forma normal y no dificultar el proceso de absorción de nutrientes, nuestro sistema digestivo necesita la ayuda de una enzima llamada lactasa. Esta la producen los mamíferos de forma natural al nacer, pues es esencial para nutrirse cuando maman en la primera etapa de sus vidas.

Con el tiempo, cuando la leche materna ya no es el único sustento y empiezan a ingerir otros alimentos, el organismo deja de producir lactasa. En teoría, nuestros antepasados dejaban de tomar leche simplemente en el momento en el que empezaba a sentarles mal. Sin embargo, la evolución en los modos de vida trajo la ganadería y la leche animal se convirtió en un alimento básico para gran parte de la población mundial, sobre todo en países nórdicos y con poco acceso al mar, a la luz solar o a una agricultura rica.

Leche

¿Qué consecuencias tuvo? Actualmente se estima que un 70% de la población sufre déficit de lactasa, mucho más acusada en el hemisferio sur, este asiático y África. Pero gran parte de esa población con déficit no se considera intolerante, o no llegan a darse cuenta de que pueden serlo, porque su intolerancia es muy leve; creen que simplemente que la leche sola "sienta mal".

Ingerir lactosa con otros alimentos supone menos esfuerzo para el sistema digestivo y los síntomas no son tan acusados para una persona con un déficit no tan acusado de lactasa. Estre ellos, los más comunes son náuseas, flatulencia, hinchazón, incomodidad, diarrea, vómitos o déficits nutricionales.

Qué alimentos se pueden consumir (y cuáles evitar)

La lactosa está presente en la leche y en todos los productos derivados de ella, pero en proporciones muy variables que, en ocasiones desaparece casi por completo. Por ejemplo, muchos quesos se clasifican como "sin lactosa" porque la pierden durante su producción, o está presente solo en cantidades muy residuales. Es el queso de los quesos más maduros y de muchos otros como la mozzarella de búfala con DO, suizos como el emmental, gruyère o sbriz, o también el feta auténtico.

Leche1

Los fermentados, en general, sientan mucho mejor a un intolerante a la lactosa, especialmente el yogur auténtico con fermentos, que mejoran la digestión; la textura viscosa de estos lactéos ralentiza su paso por el intestino, facilitando también la acción de la lactasa residual.

Cada persona tiene un nivel de sensibilidad distinto hacia la lactosa, con umbrales de malestar distintos. Por eso es importante prestar atención al propio cuerpo y conocerse a uno mismo, sin dejarse guiar por experiencias o consejos ajenos, que podrían no aplicarse a nuestro caso.

En general, la leche y la nata o crema son los alimentos que peor sientan a un intolerante, más aún con el estómago vacío. La leche de cabra tiene algo menos de lactosa que la de vaca y la de oveja, y puede sentar mejor, especialmente en los lácteos elaborados con ella.

Mantequilla

Hay que tener más cuidado con los productos que pueden llevar leche y derivados entre sus ingredientes o aditivos. Algunos pueden resultar más obvios, como los dulces, pero otros no tanto. Lactosa y leche en polvo a menudo se incorporan en la elaboración de precocinados, embutidos, productos de charcutería, pan, incluso medicamentos. Se recomienda evitar los ultraprocesados y siempre leer bien la etiqueta de ingredientes.

Los productos marcados como 'sin lactosa', son todos aptos para un intolerante, no así para alérgicos. A estos alimentos, en realidad, no se les retira la lactosa, sino que se les añade lactasa, la enzima que hace falta para digerirla sin dificultad. Cualquier alimento vegano también es apto para intolerantes a la lactosa, pero no los vegetarianos, ya que se sobreentiende que estos hacen referencia a una dieta ovolacteovegetariana.

Quesos

En casa nosotros controlamos al 100% todo el proceso de preparación de lo que comemos; siempre es preferible preparar nuestras propias nantillas que ir buscando una opción comercial que pueda ser apta -y nos quedarán mucho más ricas-. A continuación seleccionamos nuestras mejores recetas sin lactosa, pensando especialmente en aquellas que son más problemáticas para quienes sufren de esta condición.

Postres y dulces

Comenzamos por el apartado dulce, el más complicado en el mundo sin lactosa. La carta de los resturantes y cafeterías suele ser un decepcionante erial para los intolerantes golosos, dejándonos casi como única opción la 'fruta del tiempo' o, con suerte, una macedonia más preparada. Sustituyendo los lácteos por ingredientes alternativos, o con recetas sin ellos, es fácil darnos un capricho.

Natillas sin lactosa

Natillas sin lactosa

Ingredientes

Para 4 personas
  • Leche o bebida de soja o leche sin lactosa 600 ml
  • Vaina de vainilla 1
  • Canela en rama 1
  • Huevo 2
  • Yema de huevo 2
  • Azúcar 80 g
  • Maizena 10 g
  • Sal 1 pizquita
  • Canela molida al gusto
  • Galletas tipo María o caramelizada al gusto
  • Crocanti de avellana o almendra al gusto

Cómo hacer natillas sin lactosa

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 25 m
  • Reposo 1 h

Poner la leche en un cazo al fuego con la vainilla abierta y la rama de canela. Si la vaina es muy grande y bien aromática, nos puede bastar con usar la mitad. Calentar a fuego suave y apartar del fuego justo antes de que hierva. Retirar los aromáticos.

Aparte batir los huevos y las yemas -mejor utilizar de gallinas camperas- con el azúcar, la maizena y la sal. Cuando no tenga grumos, echar a la leche y devolver al fuego. Calentar a temperatura baja, removiendo constantemente sin llegar a hervir, hasta que espese.

El tiempo final puede variar según el tipo de leche o los huevos; también depende de la consistencia final que nos guste. Además hay que tener en cuenta que al enfriarse espesará más.

Repartir en cuencos -salen 4 raciones generosas o 6 más pequeñas-, pasándola por un tamiz o colador si queremos asegurar una textura bien fina. Dejar enfriar un poco antes de guardarlas en la nevera. Servir con la típica galleta maría, o galletas trituradas, canela molida o frutos secos.

1 votos

Más detalles en la receta completa.

Magdalenas sin lactosa y sin gluten

Magdalenas sin lactosa
  • Ingredientes para 12 unidades. 170 g de huevos (peso sin cáscara), 100 g de azúcar y más para cubrir, 50 ml de bebida de soja, 85 ml de aceite de oliva virgen extra, ralladura de 1 limón, 150 g de harina de arroz, 75 g de maizena, 1 sobre de levadura química, 4 g de sal, 1 pizca de canela molida.
  • Elaboración.Si es posible, partiremos de ingredientes a temperatura ambiente, aunque no es estrictamente necesario en esta receta. Comenzar batiendo con batidora de varillas los huevos con el azúcar en un recipiente hondo, durante, por lo menos, cuatro o cinco minutos. La mezcla tiene que casi triplicar el volumen y mostrarse esponjosa y pálida. Añadir entonces la leche, el aceite y la ralladura , y batir un par de minutos más. Incorporar las harinas, la levadura y la sal con la canela opcional. Batir a velocidad baja lo justo para tener una masa totalmente homogénea, sin grumos. Tapar con un paño y dejar reposar, como mínimo, media hora. En la nevera si va a ser más tiempo. Precalentar el horno a 220ºC y preparar una bandeja de magdalenas o muffins con 12 cápsulas. Dependiendo del tamaño podremos hacer 12-15 unidades. Llenar cada cavidad dejando un dedo de espacio por arriba, y añadir azúcar si se desea. Hornear bajando la temperatura a 200ºC, unos 15 minutos. Vigilar hacia el final para evitar que se quemen. Esperar un par de minutos antes de desmoldar y dejar sobre una rejilla.

Más detalles en la receta completa.

Mousse de chocolate

Mousse de chocolate
  • Ingredientes para 3-4 personas. 90 g de chocolate negro picado, 45 ml de agua, 3 huevos L, 2,5 ml de esencia de vainilla, azúcar glasé.
  • Elaboración. Poner el chocolate en un cazo con el agua. Poner a calentar al baño maría hasta que se funda, mezclando bien para conseguir una textura lisa y homogénea. Dejar enfriar un poco. Separar las yemas de las claras de los huevos. Batir ligeramente las yemas, añadir el chocolate fundido y seguir batiendo con unas varillas hasta que se integren bien. Aromatizar con la vainilla si se desea. Con ayuda de una batidora de varillas, montar las claras separadas a punto de nieve. Añadir un par de cucharadas al chocolate, mezclando bien. Incorporar el resto de las claras montadas, integrándolas en la mezcla con mucha suavidad, siguiendo movimientos envolventes. Repartir en pequeños recipientes y dejar enfriar en la nevera por lo menos dos o tres horas, antes de espolvorear con azúcar.

Más detalles en la receta completa.

Otros postres y dulces sin lactosa

Lactosa Bizcocho

Salsas, aliños y dips

Lactonesa o mayonesa sin huevo y sin lactosa

Lactonesa
  • Ingredientes. 100 ml de leche de soja o leche sin lactosa a temperatura ambiente, 200 ml de aceite de oliva o girasol, sal al gusto, gotas de zumo de limón o vinagre de jerez, mostaza al gusto.
  • Elaboración. Colocar la leche en el vaso de la batidora o un recipiente similar, cilíndrico, y poner la batidora tocando el fondo. Batir sin moverla durante unos 20 segundos, a velocidad baja, para empezar a darle volumen. Añadir el aceite de oliva poco a poco, en hilo, sin dejar de batir. Mantener el brazo de la máquina en el fondo sin moverlo hasta que empiece a emulsionar y crecer. Llegará un momento en el que el aceite se quedará en la superficie; entonces seguir batiendo pero subiendo y bajando la batidora, para ayudar a la emulsión. Continuar poco a poco añadiendo más aceite hasta tener la textura deseada. Incorporar la sal y posibles aromas, como un chorrito de vinagre, zumo de limón, pimienta o una punta de mostaza. Batir un poco más para incorporarlo todo bien. Podemos agregar más leche y batir de nuevo para corregir la textura; lo mismo con el aceite.

Más detalles en la receta completa.

Ensalada cremosa de atún

Ensalada Atnu
  • Ingredientes para 2 personas. 150 g de atún en aceite, 1/2 limón, 1 cucharadita de mostaza de Dijon, 1/2 cucharadita de sal de ajo, 4 cucharadas de mayonesa, 1 puñado de cilantro fresco, 1/4 cebolla, 1 cucharadita de salsa de pescado asiática, 1/2 cucharadita de pimienta.
  • Elaboración. Desecha el aceite de la lata de atún (que puedes usar para otras elaboraciones) y vierte este en un bol. Añade la cebolla y el cilantro bien picados y mezcla todo bien con el resto de ingredientes. No eches sal, pues ya llevará la mayonesa (mejor si es casera) y la salsa de pescado.

Más detalles en la receta completa.

Hummus clásico

Hummus
  • Ingredientes para 4 personas. 200 g de garbanzos cocidos, 50 ml de aceite de oliva virgen extra, 50 g de semillas de sésamo, 15 ml de agua, 10 g de cilantro fresco 1 limón y sal.
  • Elaboración. Preparamos un tahini o pasta de sésamo tostando las semillas de sésamo en una sartén entre cinco y ocho minutos. Las retiramos de la lumbre y trituramos junto con tres cucharadas de agua. Podemos hacer también todo este proceso en un mortero. Colocamos los garbanzos cocidos en el vaso de una batidora junto con el cilantro, el tahini, el zumo del limón, el aceite de oliva y sal al gusto. Trituramos hasta que todos los ingredientes hayan quedado integrados en una mezcla homogénea y cremosa. Si vemos que el hummus está un poco seco podemos ir añadiéndole un poco más de aceite de oliva.

Más detalles en la receta completa.

Otras recetas de salsas y dips

Mayonesa Aguacate

Aperitivos y picoteo

Samosas vegetarianas

Samosas
  • Ingredientes para 20 unidades. 1 cebolla, 2 zanahorias pequeñas. 2 patatas pequeñas, 8 espárragos trigueros, 1 cucharadita de garam masala, 1/2 cucharadita de curry, 1/2 cucharadita de comino, 1/2 cucharadita de jengibre, 250 ml de caldo de verduras, sal, pimienta, aceite abundante para freír, 5 láminas de masa filo.
  • Elaboración. Pelamos y picamos la cebolla y la zanahoria. Calentamos un poco de aceite de oliva virgen extra en una cacerola y las pochamos a fuego medio cinco minutos. Lavamos bien los espárragos, retiramos los extremos inferiores y cortamos en discos de un centímetro. Pelamos y cortamos en dados las patatas y añadimos ambas verduras a la cacerola. Rehogamos un par de minutos antes de incorporar las especias. Removemos para que suelten sus aromas. Añadimos el caldo y cocinamos, mejor tapado, hasta que la patata esté tierna y el caldo se haya evaporado, 18-20 minutos. Si la mezcla se seca antes de que la patata esté tierna, añadimos un poco más de caldo. Enfriamos. Una vez esté frío el relleno cortamos una lámina de masa filo en cuatro tiras, a lo largo (guarda las que no uses bajo un paño de cocina húmedo). Colocamos una cucharada de relleno en un extremo y doblamos en forma de triángulo tal y como se muestra en las fotos del paso a paso. Cuando lleguemos a la mitad, pincelamos con aceite el resto de la masa y continuamos doblando hasta terminar. Repetimos tantas veces como sea necesario hasta terminar. Colocamos en una bandeja de horno con papel vegetal, pincelamos con un poco más de aceite y cocemos en el horno, precalentado a 200ºC con calor arriba y abajo, durante 18-20 minutos.

Más detalles en la receta completa.

Gilda clásica

Gilda
  • Ingredientes para 2 personas. 6 piparras o guindillas en conserva, 6 anchoas en salazón, 12 aceitunas verdes con o sin hueso, aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración. Preparar unas brochetas o palillos de aperitivo y una bandeja o fuente de servir. La gilda original se prepara con aceitunas con hueso porque en aquellos años no existían deshuesadas, se puede optar por esa versión si se prefiere ser más fiel a la preparación clásica. Escurrir las piparras del líquido de la conserva y cortar el rabito. También se puede dejar si se desea. Cortar cada unidad en dos trozos o dejar enteras, si son pequeñas. Escurrir también las anchoas. Montar cada pincho empezando con una aceituna verde sin hueso -puede ser rellena o no-. Continuar con una porción de piparra y ensartar después la anchoa doblada sobre sí misma. Volver a introducir una mitad de piparra y terminar con otra aceituna. Continuar hasta terminar los pinchos y aliñar al gusto con buen aceite de oliva virgen extra.

Más detalles en la receta completa.

Ensaladilla rusa de matrícula de honor

Ensaladilla
  • Ingredientes. 3 patatas medianas, 4 huevos, 2 zanahorias grandes, 300 g de mayonesa casera, sal y 15 ml de vinagre de vino blanco.
  • Elaboración. Cocemos las patatas y las zanahorias, sin pelar, en una cacerola con abundante agua. Lo hacemos a fuego suave, sin prisas, y vamos retirando las hortalizas cuando notemos que, al pinchar con una brocheta, están al dente. Las zanahorias estarán listas antes que las patatas, aunque todo dependerá del tamaño y la antigüedad de ambas. Mientras tanto cocemos tres huevos, sumergiéndolos en un cacito con agua hirviendo con sal y el vinagre. Retiramos después de 10-12 minutos y refrescamos inmediatamente en abundante agua helada para cortar la cocción. Pelamos, picamos finamente y reservamos. Cuando las hortalizas estén listas y hayan perdido temperatura, las pelamos y picamos o, en el caso de la patata, rallamos. Mezclamos con los huevos y sazonamos al gusto. Preparamos una mayonesa casera siguiendo estas indicaciones, usando un poco de aceite de oliva para dar un toque extra de sabor. Añadimos, removemos bien y guardamos en la nevera. Atemperamos unos minutos antes de servir.

Más detalles en la receta completa.

Otras recetas de aperitivos

Croquetas

Platos de cuchara

Crema Essau de lentejas

Crema Essau
  • Ingredientes para 4 personas. 200 g de lentejas cocidas, 1 puerro, 1 cebolla, 30 ml de aceite de oliva virgen extra, 400 ml de caldo de verduras, 1/2 cucharadita de pimentón, sal.
  • Elaboración. Pelamos y picamos la cebolla. Lavamos bien el puerro (solo la parte blanca) asegurando que no quedan restos de tierra y picamos. Calentamos el aceite en una cacerola y pochamos la cebolla y el puerro a fuego medio durante 10 minutos. Añadimos las lentejas, el pimentón, el caldo de verduras y una pizca de sal. Cocemos a fuego suave durante 15 minutos. Trituramos y, si queremos que quede más fina, pasamos por un chino o colador. Ajustamos el punto de sal si fuera necesario y servimos.

Más detalles en la receta completa.

Gazpachuelo malagueño

Gazpachuelo
  • Ingredientes para 4 personas. 500 g de patatas, 1,5 kg de merluza limpia (conservando cabeza y espinas), 1 laurel, 1 manojo de perejil, 3 l de agua, 8 gambones, 1 limón, 1huevo, 100 ml de aceite de girasol, 100 ml de aceite virgen extra, sal.
  • Elaboración. Pelamos y cortamos las patatas en trozos de igual tamaño. Pelamos los gambones y reservamos los cuerpos. Colocamos la espina y cabeza de la merluza en una cacerola junto con las cáscaras de los gambones, los trozos de patata, el laurel y el perejil. Agregamos el agua y llevamos a ebullición. Hervimos a fuego suave al tiempo que espumamos, 30 minutos. Hacemos la mayonesa con el aceite, el limón y el huevo. Cortamos la merluza en trozos pequeños y la reservamos junto con los cuerpos de los gambones o langostinos. Una vez listo el caldo, lo colamos y pasamos a otra cacerola limpia junto con las patatas y cocemos durante 10-12 minutos. Retiramos la cacerola del fuego y separamos un par de cacitos del caldo. Pasamos la mayonesa a un cuenco y le añadimos una pequeña cantidad de caldo caliente. Esto hay que hacerlo poco a poco y removiendo con suavidad para evitar que la mahonesa se corte. Repetimos la operación cuantas veces sea necesario hasta incorporar todo el caldo que hemos reservado. Agregamos la merluza y los gambones. Esperamos un par de minutos antes de incorporar la mezcla de la mayonesa a la cacerola. Lo haremos lentamente y mezclando con suavidad para evitar que se corte la mayonesa. Servimos inmediatamente y decoramos con un poco de perejil fresco picado.

Más detalles en la receta completa.

Sopa vegana con agua de coco

Sopa
  • Ingredientes para 6 personas. 2 l (aprox.) de agua de coco, 1 l de agua, 1 cebolleta, 1 patata mediana, 1 puerro, 1 nabo, 2 zanahorias, 1 apio, 5-6 tomatitos cherry, sal y pimienta.
  • Elaboración. Lavar todas las verduras. Pelar la patata, la cebolleta y ligeramente las zanahorias y el nabo. Retirar la posible capa dañada o fea del puerro y cortar los extremos. Retirar los filamentos del apio. Cortar en piezas de un bocado la patatas y el nabo, la cebolleta en cuartos, el puerro en rodajas no muy finas y las zanahorias y el apio en trozos más pequeños. Cortar los tomates por la mitad. Calentar la mitad del agua de coco con toda el agua en una olla grande, añadir una cucharadita de sal y llevar a ebullición. Agregar la cebolleta y la patata y mantener una cocción muy suave bajando el fuego. Pasados 10 minutos, añadir el puerro, el nabo y el apio y cocinar 20 minutos más, sin hervir. Añadir las zanahorias y los tomates y cocer unos 15 o 20 minutos más, hasta que las verduras estén al punto. Incorporar toda o parte del resto de agua de coco, al gusto y la pimienta. Dar un último hervor unos pocos minutos y rectificar de sal.

Más detalles en la receta completa.

Otras recetas de platos de cuchara

Verdinas

Platos principales

Curry cremoso de langostinos

Curry de langostinos
  • Ingredientes. 24 langostinos, 300 g de espinacas frescas limpias, 400 ml de leche de coco, 1 cebolla, 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, curry al gusto.
  • Elaboración. Picamos la cebolla en juliana y la pochamos a fuego medio hasta que empiece a dorar. Bajamos el fuego y agregamos los langostinos pelados. Con sus cabezas y caparazones preparamos un fumet o caldo corto para usar en este guiso. Añadimos las espinacas que llenarán nuestra sartén, la leche de coco, los polvos de curry y llevamos a ebullición. Agregamos el caldo de las cabezas de los langostinos y dejamos que se cocine durante 8 minutos. Llevamos a la mesa muy caliente.

Más detalles en la receta completa.

Solomillo de cerdo con membrillo

Solomillo
  • Ingredientes para 2 personas. 1 solomillo de cerdo, 1 cebolla, 150 g de dulce de membrillo, 300 ml de caldo de pollo, 4 dientes de ajo, aceite de oliva virgen extra, un puñado de piñones, pimienta, sal y romero opcional.
  • Elaboración. Cortamos el solomillo de cerdo en medallones de unos dos centímetros de grosor y salpimentamos. Calentamos un poco de aceite en una sartén y marcamos la carne a fuego fuerte junto con los dientes de ajos pelados. Deben quedar sellados por fuera y crudos por dentro. Retiramos los medallones de la sartén y reservamos. Desechamos los dientes de ajo. Añadimos un poco más de aceite y pochamos la cebolla, finamente picada, durante diez minutos o hasta que esté transparente. Añadimos entonces la carne de membrillo troceada y cocemos hasta que se funda. Incorporamos el caldo y hervimos unos minutos para ligar la salsa antes de devolver los medallones a la sartén. Cocemos cinco minutos. Si queremos una salsa sin tropezones, la trituramos y colamos. Tostamos los piñones en una sartén sin aceite y los añadimos a la carne en el momento de servir.

Más detalles en la receta completa.

Calamares en su tinta con sobrasada

Calamares
  • Ingredientes para 4 personas. 8 calamares limpios, 8 dientes de ajo, 1 laurel, aceite de oliva virgen extra, agua, sobrasada, sal, guindilla.
  • Elaboración. Sin quitarles la piel, damos unos golpes a los dientes de ajo con la hoja de un cuchillo para abrirlos ligeramente. En una cazuela ponemos un poco de aceite y sofreímos los ajos y la guindilla troceada. Añadimos agua (no demasiada porque si es necesario podemos agregar más después) y la hoja de laurel y dejamos que se haga unos dos minutos. Incorporamos los calamares y dejamos que se hagan un poco por cada lado. Mientras desmigamos la sobrasada, como su sabor es fuerte lo mejor es que no utilicemos mucha cantidad. La añadimos junto a la tinta de calamar, rectificamos de sal, dejamos unos minutos más y servimos.

Más detalles en la receta completa.

Otras recetas de platos principales

Pollo

Panes y otras masas

Pan en microondas

  • Ingredientes. 250 g de harina de trigo, 5 g de sal, 8 g de levadura química (impulsor), 30 ml de aceite de oliva virgen extra, 130 ml de agua.
  • Elaboración. Mezclamos la harina de trigo con la sal, la levadura química, el aceite y el agua. Removemos bien con ayuda de una cuchara o un tenedor y, cuando empiece a ser difícil de trabajar, lo hacemos con las manos. Una vez integrado todo , pasamos la masa a la encimera y amasamos durante cinco minutos o hasta que se haya vuelto elástica y lisa. Cortamos en dos y damos forma ovalada. Introducimos en un recipiente apto para el microondas, con la base cubierta de papel vegetal, y hacemos dos cortes transversales. Cubrimos el recipiente con film transparente, agujereamos la superficie y lo introducimos en el microondas. Cocemos a máxima potencia 4 minutos. Retiramos el film transparente y trasladamos a una rejilla metálica para dejar enfriar y evitar que la base se humedezca.

Más detalles en la receta completa.

Pan casero sin amasado

Pan
  • Ingredientes para 1 unidad. 500 g de harina de fuerza, 6 g de levadura fresca de panadería, 10 g de sal, 325 ml de agua, semillas al gusto.
  • Elaboración. En un cuenco mezclamos la harina de fuerz, la levadura desmenuzada y la sal. Añadimos el agua y mezclamos lo justo para que todo se una, sin amasar. Volcamos la masa a un táper, cubrimos con film transparente y dejamos reposar 12 horas. Si pasadas las 12 horas de fermentación, no tenemos tiempo de seguir con la receta, guardamos el recipiente de masa en la nevera hasta el día siguiente. Si lo hacemos así, debemos sacar la masa y esperar que se temple un par de horas, antes de seguir. Enharinamos la mesa de trabajo. En mi caso me gusta hacerlo sobre una bandeja de las de hornear galletas, ya que así puedo mover la masa y girarla más fácilmente. Volcamos la masa y la estiramos un poco, para formar un rectángulo, con las puntas de los dedos sin presionar demasiado. Doblamos la masa llevando cada lado hacia el centro, y de forma que quede superpuesta una parte sobre la otra. Hacemos la misma doblez en el otro sentido, transversalmente. Sobre un paño de algodón o lino echamos abundantes semillas. Colocamos encima la masa que habremos girado, quedando ahora el doblez en la base. Cubrimos con más semillas, y tapamos. Dejamos fermentar hasta que la masa duplique su volumen. Cuando la masa lleve fermentando una hora, calentamos el horno a 180ºC. Introducimos la cazuela donde lo vayamos a hornear para que se caliente lo suficiente. Sacamos del horno la cazuela, con mucho cuidado de no quemarnos. Suavemente volcamos la masa dada la vuelta en la olla, nos quedará el pliegue hacia arriba. Colocamos la tapa y horneamos durante 30 minutos. Destapamos y horneamos durante otros 20 minutos más.

Más detalles en la receta completa.

Farinata o fainá

Farinata
  • Ingredientes para 2-4 personas. 100 g de harina de garbanzo, 300 ml de agua, 40 g de aceite de oliva virgen extra, 4 g de sal y un poco más, pimienta negra y otros aderezos al gusto.
  • Elaboración. Disponer la harina de garbanzos en un recipiente y empezar a añadir el agua muy poco a poco, removiendo con las varillas manuales a medida que se incorpora, para formar primero una pasta. Continuar añadiendo el agua y removiendo hasta tener un líquido muy fluido. Tapar con un paño o plástico film y dejar a temperatura ambiente, o en una zona fresca si hace mucho calor, 4-8 horas. Remover cadao dos horas. Precalentar el horno a su máxima temperatura, con la sartén de hierro fundido o la cazuela o fuente que vayamos a usar. Debería tener un diámetro de unos 25 cm, y ser apta para esas temperaturas. Añadir la sal y volver a remover. Sacar con mucho cuidado y echar el aceite por toda su superficie. Verer con cuidado la masa encima -se mezclará con el aceite sin incorporarse de forma homogénea, es normal-. Agregar abundante pimienta negra recién molida, más sal y otros aderezos al gusto. Hornear en el nivel más bajo del horno durante unos 20-25 minutos, hasta que el borde empiece a tostarse y esté dorada. Cambiar el horno a modo gratinar, subir al nivel superior y gratinar cuatro o cinco minutos más.

Más detalles en la receta completa.

Otras recetas de panes y masas

Pan

Fotos | Unsplash - Pixabay
En Directo al Paladar | La guía definitiva de las leches vegetales: qué variedades existen y cómo usarlas en la cocina
En Directo al Paladar | Mitos y verdades sobre la leche

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios